Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
21/10/2011 -  tiempo  2' 18" - 894 Visitas Sufrió la rotura del eje, hélice y timón Un buque quedó varado en Diamante
Click para Ampliar
El barco quedó detenido a unos 2.500 metros del Puerto.
Un buque de bandera liberiana que partió el fin de semana desde el puerto de Diamante quedó detenido a poco de salir del sector de muelles. El barco, que transportaba soja sufrió la rotura de su eje, hélice y timón, cuyo peso es mayor a 30 toneladas. Desde entonces está a la espera de la realización de una compleja operación técnica para poder retomar su rumbo. En realidad, para superar tal situación se presume que se debe sacar su carga y ejecutar una serie de maniobras que permitan retirar esos elementos del fondo del río Paraná. A la par de ello, aún se evalúan las razones que derivaron en tal situación. Si bien inicialmente se presumía que podría ser el dragado, fuentes oficiales del puerto confiaron ayer que el problema se registró sobre la hidrovía, en el canal de navegación, por lo que deslinda responsabilidades al Ente Portuario. La rotura de la hélice y el timón se debe a que, justamente, los motores se habían encendido al desprenderse de los remolcadores que acompañan la salida desde los muelles.

Ayer desde Prefectura Naval Diamante se confirmó que la embarcación está a unos 2.500 metros del sector de muelles del puerto, aguas abajo.

Sin embargo, se aclaró que la situación no impide la navegación por la zona. En ese sentido, se aportó oficialmente que el buque liberiano está en una zona autorizada denominada “rada local”, a la espera de las decisiones para su vuelta a la operatividad.

Actividad

La embarcación es la tercera que accede al Puerto de Diamante desde la finalización de las tareas de dragado, realizadas hasta hace pocos meses atrás.

El primer movimiento se registró a mediados de setiembre. Un buque de ultramar de bandera panameña ingresó y cargó 35.460 toneladas de soja con destino a China. Días después, el buque MV Lambay, de bandera liberiana, proveniente de Butterworth (Malasia), procedió a la carga de 31.000 toneladas de soja a granel.

Desde lo acontecido en abril de 2010, cuando un buque italiano produjo la rotura del muelle público durante maniobras de zarpado, se incrementaron las medidas de seguridad y exigencias para el movimiento fluvial.

En ese sentido, cada embarcación accedía y partía del puerto con dos remolcadores, uno adelante y el otro por detrás para garantizar su accesibilidad y maniobrabilidad.

Esa obligación instituida se denomina “doble práctico”, que implica que dos prácticos dirijan la entrada al puerto.

Ante esta situación planteada, se estima que la solución técnica demandará una millonaria inversión. Y abre incógnitas sobre el futuro de la navegabilidad en el Puerto, que soporta dos accidentes en menos de dos años.

Mientras tanto, Prefectura Naval Diamante informa a cada barco que circula por la zona la presencia de ese buque, aunque no existe impedimento para la navegabilidad.

Desde el Ente Portuario, en tanto, se garantizó el acceso y la salida del puerto ya que el barco quedó enclavado en la rada, por lo que no obstruye el canal de navegación, publicó Uno.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |