Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
14/03/2013 -  tiempo  2' 32" - 9173 Visitas Marta Segovia publicó en facebook su experiencia Polémica por el discurso de la Presidenta sobre la diabetes y el descargo de una locutora en Paraná
Click para Ampliar
“Me insulta usted señora presidenta”, lamentó la comunicadora.
En el marco de la presentación del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación: Argentina Innovadora 2020, la Presidenta Cristina Fernández se refirió, entre otras cosas, a la diabetes. En el Salón de las Mujeres Argentinas de la Casa Rosada, el lunes, la mandataria nacional señaló que la diabetes es “una enfermedad de gente de alto poder adquisitivo”. La definición generó repercusiones de inmediato y respuestas desde distintos sectores, fundamentalmente encarnadas en personas afectadas por la enfermedad y organizaciones vinculadas al tema. En Paraná, la locutora Marta Segovia describió en facebook la sensación que le provocó las afirmaciones de la titular del Ejecutivo. La historia de Martita, como se la conoce en el medio, fue replicada infinidad de veces. Es que en menos de una carilla, a través de su experiencia personal, Segovia puso blanco sobre negro la profunda distancia que separa las declaraciones de Cristina Fernández con la realidad que le toca a vivir a ella. A ella como una paciente más en un sistema difícil y tolerando una enfermedad de estas características.

El texto de Marta

“Tengo diabetes tipo 1, insulinodependiente, desde los 13 años, es decir, hace 16 años que lucho cada día de mi vida por sobrevivir a una enfermedad cruel y costosísima. Les cuento en un solo ejemplo lo que tengo que hacer junto a mi madre para poder llevar adelante el tratamiento que incluye las insulinas, tiras reactivas, agujas, lancetas y… el recambio del medidor de glucemia cuando se rompe”, reprodujo Entre Ríos Ahora.

“Trabajo media jornada en relación de dependencia, mi obra social es Osecac, que me obliga por su reglamento a atenderme con sus médicos que no son especialistas sino clínicos, y a que ellos mismos me receten los medicamentos que tienen por convenio, que no me sirven, porque hay una diabetes para cada diabético, y no todos respondemos de la misma forma a determinadas insulinas, etc, además de poner topes absurdos a la entrega de tiras reactivas y otros elementos indispensables como agujas y lancetas".

Para poder hacer el tratamiento adecuado, mi mamá debe tenerme, con 29 años y solo hasta los 35, como adherente a su obra social que es IOSPER, con sus deficiencias y burocracia, pagando por mes casi 300 pesos, 293 para ser más precisos, y ese es el problema mayor, si la persona con más poder en este país, responsable de cuestiones tan importantes como que se cumpla la Ley 23.753 de diabetes, garantizando a los pacientes diabéticos remedios gratuitos y atención en todos los hospitales públicos del país, entre otras cosas. Si esa misma persona habla sin saber, sin conocer, sin informarse, no solo es triste, sino que es grave. Me insulta que usted señora Presidenta, que nunca leerá estas líneas pero ojalá sirvan para abrir un par de ojos y concientizar, no sepa que la diabetes es una enfermedad crónica, es decir, no tiene cura. No es un problema que atañe a los que tienen alto poder adquisitivo, comen mucho y tienen vida sedentaria. Hay múltiples factores, incluso emocionales que provocan la enfermedad. Qué reconfortante hubiera sido que desde ese mismo lugar que ostenta, pueda hablar de la enfermedad e invitar a todos a hacerse una simple prueba de glucemia, porque 10 de cada 100 personas puede tener diabetes y la mitad de ellos no lo sabe todavía. Hoy me voy a dormir con una sensación de decepción y profunda tristeza”.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |