Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
06/05/2014 -  tiempo  3' 27" - 2050 Visitas Equipo Argentino de Antropología Forense Identifican los restos del periodista desaparecido Miguel Angel Bustos
Click para Ampliar
Miguel Angel Bustos.
El Equipo Argentino de Antropología Forense confirmó que los restos del periodista y escritor, Miguel Angel Bustos, secuestrado durante la última dictadura cívico militar estaban en un sector con once fosas individuales NN del cementerio de Avellaneda, halladas hace 15 años. Los análisis determinaron que Bustos fue fusilado de, al menos, dos disparos en la cabeza en junio de 1976, un mes después de haber sido desaparecido.
En octubre del año pasado, “Más de Cien” el programa radial que la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) y Radio UBA realizan desde hace tres años, con el objeto de mantener vivo la memoria de los periodistas desaparecidos, recordó a Miguel Angel junto a su hijo Emiliano y al Tata Cederrón que musicalizó varios de sus poemas.

Miguel Ángel Bustos “Tito”, nació en Buenos Aires el 31 de agosto de 1932 y si bien colaboró como crítico literario en la revista Panorama y el Cronista Comercial, fue esencialmente un poeta y de los mejores de su generación.

De pelo corto y color castaño, ni alto ni bajo, de intensos ojos azules y una voz medio ronca, Miguel Ángel, sentía a la poesía como una manera de vivir.

Cursó estudios de Derecho y Filosofía y Letras. Viajó por el norte de Argentina, y por Brasil, Bolivia y Perú en búsqueda de una identidad continental, la que se refleja mágicamente en poemas y dibujos suyos vinculados al surrealismo y la literatura fantástica.

Con una gran facilidad para aprender idiomas, estudió francés, alemán, inglés, italiano y portugués.

Entre 1966 y 1967 el dibujo comenzó a ocupar en su vida, un espacio tan absoluto como el de su poesía; cuatro de sus libros están ilustrados por él.

En el año 1957 publica Cuatro Murales, su primer libro. En 1959, Corazón de piel afuera, prologado por Juan Gelman. En 1965, Fragmentos fantásticos. En 1967 Visión de los hijos del mal, prologado por Leopoldo Marechal, libro por el que obtuvo un año después el Segundo Premio Nacional de Poesía, y en 1970 El Himalaya o la moral de los pájaros.

Colaboró también como crítico literario en la revista Siete Días, y en el diario La Opinión. También fue un asiduo colaborador del equipo periodístico que editaba el quincenario político Nuevo Hombre, que, luego de Silvio Frondizi, dirigía Rodolfo Mattarollo. Y se desempeñó como docente en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA.

Fue por 1970 cuando comenzó a sentir pasión por la política y su posibilidad de transformar un sistema injusto. Es así que empezó a militar en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT).

Casado con Iris Enriqueta Alba, tuvieron un hijo, Emiliano quien tenía cuatro años al momento de la desaparición de su papá.

El secuestro de Miguel Ángel Bustos, se produjo la noche del 30 de mayo de 1976, cuando un grupo de personas que se identificaron con unas tarjetas amarillas como pertenecientes a la Policía Federal, golpearon la puerta de su domicilio en la calle Hortiguera 1521. Ingresaron entre cuatro y seis personas vestidas de civil, encerraron a su esposa en la cocina junto con su hijo, mientras destruían el lugar, y tras media hora se fueron llevándose a Miguel Ángel en un Ford Falcon a la ESMA.

Sus familiares emprendieron infructuosas acciones de búsqueda, habeas hábeas, denuncias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y ante el Papa Juan Pablo VI, en Estados Unidos y en la Embajada de la República Federal Alemana, pues su apellido por parte materna era Von Joecker, entre muchas otras.

En el año 2007, el Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini publicó una compilación de su obra, la cual contiene 141 artículos, un ensayo-poema sobre la imagen en la poesía, textos y notas inéditas, traducciones, cartas, valoraciones críticas sobre la obra de Bustos, entrevistas que le realizaron y una cronología.

El 31 de agosto de 2013, “Barrios por Memoria y Justicia”, junto a familiares y amigos colocaron una baldosa homenaje en recuerdo de la figura de Miguel Ángel Bustos en la dirección de la calle Hortiguera donde viviera hasta su secuestro y posterior desaparición, según publica en su órgano de prensa la UTPBA.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |