Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
15/09/2016 -  tiempo  3' 31" - 4602 Visitas Los abogados defensores pidieron que la causa pase a la justicia federal de Paraná Caso carmelitas descalzas: la madre superiora se negó a declarar ante el fiscal y el juez Acosta decidió el apartamiento de la religiosa del convento de Nogoyá
Click para Ampliar
La madre superiora (izquierda) se negó a declarar. Llegó acompañada de su subalterna a Tribunales.
La madre superiora del convento de Carmelitas Descalzas de Nogoyá, Luisa Toledo, concurrió a los Tribunales de la ciudad acompañada de sus abogados, pero se negó a declarar esta tarde, según pudo establecer ANALISIS DIGITAL. No obstante, estuvo por más de cuatro horas en el edificio, junto a otra hermana de la congregación. Los abogados Guillermo Vartorelli y Miguel Angel Cullen, leyeron la documentación obrante en la causa y anunciaron al fiscal Federico Uriburu que ayer presentaron un escrito ante la Justicia Federal de Paraná, solicitando el apartamiento de la justicia entrerriana del caso y que sea llevado adelante por el juez Leandro Ríos. En tanto, cerca de las 21, el juez de Garantías y de Transición, Gustavo Acosta, decidió el inmediato apartamiento de la madre superiora del convento de Nogoyá, haciendo lugar al planteo del fiscal Uriburu. No se decidió aún a qué lugar irá destinada, lo que tendrá que ser resuelto entre arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puíggari y la Nunciatura Apostólica Argentina. (de ANALISIS DIGITAL)

Algo más de una hora permaneció hoy en Tribunales, por primera vez en su vida, la madre superiora del convento Carmelitas Descalzas de Nogoyá, Luisa Toledo. La religiosa llegó minutos antes de las 17 al edificio tribunalicio, acompañado por otra hermana de la congregación -que es una de sus subalternas- y junto a sus abogados defensores, Miguel Angel Cullen y Guillermo Vartorelli, nombrados por el Arzobispado de Paraná. También fueron secundados por el abogado rosarino Nicolás Mayoraz, ligado a sectores de la Iglesia y ex candidato a concejal de Rosario por el partido Pro Vida. El letrado, conocido por su acérrima militancia en contra del aborto en Rosario, es especialista en derecho constitucional.

Según pudo saber ANALISIS DIGITAL, la religiosa fue notificada de la imputación de privación ilegítima de la libertad -en la causa iniciada tras la publicación de la revista ANALISIS del 24 de agosto- y minutos después optó por quedarse en los pasillos del lugar, mientras sus abogados leyeron en detalle la documental obrante en la causa. Entre otras testimoniales se encuentran la de dos ex carmelitas -acercadas por este medio periodístico-, que confirmaron cada uno de los datos denunciados en la revista, como así también ex policías que participaron del allanamiento del mismo 24 de agosto y un actual sacerdote de Nogoyá, que en marzo de este año le dio apoyo logístico y espiritual a una ex hermana que decidió fugarse del convento -después de las insistentes negativas de la superiora-, tras ser una de las fundadoras y permanecer allí por más de 24 años. Los abogados defensores optaron por no observar los videos grabados por el fiscal Federico Uriburu y solamente acudieron a la documental.

En la audiencia, los letrados le comunicaron al fiscal que ayer presentaron ante la Justicia Federal de Paraná un pedido de apartamiento de la justicia entrerriana en el caso y que el caso pase a manos del juez federal Leandro Ríos. La decisión tendrá que adoptarla el propio juez Ríos y si la rechaza, los abogados podrán apelar la instancia ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El procurador general del Superior Tribunal de Justicia, Jorge Amílcar García -que impulsara de oficio la apertura de un expediente judicial-, había desestimado la idea de que el caso pudiera pasar al fuero federal. Al ser consultado dijo que “en lo federal tiene interés la Nación, cuando se afectan intereses de la Nación de interpretación restrictiva, como se planteó en el caso del homicidio del soldado en Chajarí, donde hay afectación nacional de nada. Es igual en este caso donde nada hace pensar que haya afectación de los intereses de la Nación”, acotó.

En tanto, cerca de las 21, el juez de Garantías y Transición de Nogoyá, Gustavo Acosta, hizo lugar al planteo del fiscal Uriburu, en cuanto a la necesidad del inmediato apartamiento de la madre superiora del convento de Nogoyá y le fue notificado a sus abogados. Su nuevo destino tendrá que ser resuelto entre el arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puíggari y la Nunciatura Apostólica Argentina, que lidera el suizo Emil Paul Tscherrig. La resolución establece que la religiosa no podrá ser enviada, como destino alternativo, al convento de Concordia. También se le prohíbe todo contacto con carmelitas actuales, con familiares de éstas, como así también con ex religiosas del convento de Nogoyá.

En su escrito presentado hoy a la mañana, el fiscal Uriburu había considerado que su traslado a otra dependencia ayudará a la investigación judicial y permitirá que tanto las carmelitas descalzas del lugar como las religiosas que la secundan puedan expresarse con libertad e independencia, a la hora de ser convocadas para testimoniar en la causa.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |