Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
20/03/2017 -  tiempo  3' 25" - 802 Visitas El especialista aconsejó “reducir la imprudencia” Galliussi: “La mayor causa de siniestralidad en rutas de la provincia es la invasión del carril contrario, donde hay doble línea”
Click para Ampliar
El año pasado se registraron 298 muertes en siniestros viales en el territorio provincial.
El comisario principal de la Policía de Entre Ríos y licenciado en Accidentología, Ricardo Galliussi, analizó la preocupante situación que se vive en las rutas de la provincia y el país con la cantidad de siniestros viales que se producen a diario y afirmó que “el siniestro vial es un flagelo que tenemos como sociedad, que no involucra solamente a los partícipes sino que es un problema de la sociedad en su conjunto”. Al respecto, mencionó que “según los libros el 90 por ciento o más de los accidentes son causados por la responsabilidad humana”. Ante esto, señaló que “el principal consejo en esto es que hay que reducir la imprudencia” y a modo de ejemplo refirió que “hoy la mayor causa de siniestralidad en las rutas de la provincia es la invasión del carril contrario, en lugares donde hay doble línea amarilla”. Consultado por la eficacia de las campañas de prevención y concientización en la materia, opinó que “por los resultados obtenidos en Europa y España donde la campañas tuvieron un vuelco drástico, lo mejor es mostrar lo que pasa, lo que ocurre en un accidente de tránsito, cómo queda un vehículo destrozado con un accidente”. “Una campaña publicitaria puede tener un mejor repercusión si muestra el resultado del siniestro vial antes que la capacitación”, resumió. En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Galliussi afirmó que la cantidad de víctimas fatales en accidentes de tránsito que se registraron este fin de semana en la provincia “es un dolor muy grande porque fue un número muy elevado”, aunque aclaró que “ya una sola víctima genera gran preocupación”. “Más allá del accidente en sí lo más preocupante es lamentar las víctimas”, sostuvo.

Consultado por el imprudente accionar de dos motociclistas que circulaban “haciendo plancha” sobre la moto en la Ruta Nacional 12, el efectivo contó: “Cuando en el 2013 tuvimos el flagelo del alto índice accidentológico de motos en Paraná, tuvimos la posibilidad de hablar con los chicos sobre las modificaciones que le realizaban a los vehículos, y ellos sostenían que era una moda para tener más adrenalina”. Al respecto, analizó que “los chicos no evalúan los riesgos, sino que se dejan llevar por la necesidad de tener una sensación extraña en su persona. Si entendieran el riesgo que le están generando a otros, creo que no lo harían”.

En cuanto a la eficacia de las campañas de prevención y concientización en la materia, Galliusi opinó que “por los resultados obtenidos en Europa y España donde la campañas tuvieron un vuelco drástico, lo mejor es mostrar lo que pasa, lo que ocurre en un accidente de tránsito, cómo queda un vehículo destrozado con un accidente”.

En ese sentido, explicó que “todos los ciudadanos -de una forma u otra- nos vamos capacitando en materia de seguridad vial, desde niños con los padres o en la escuela se van aprendiendo las normas de tránsito, pero por diversos motivos la persona tiende a infringirla. Entonces, fomentar campañas de capacitación vial obviamente es favorable pero no tienen tanto impacto como las campañas de seguridad vial que muestran lo que pasa en un accidente, lo que pasa con las víctimas, como quedan los autos o las personas luego de un accidente, que no es nada lindo”. “Una campaña publicitaria puede tener un mejor repercusión si muestra el resultado del siniestro vial antes que la capacitación”, resumió.

Además, afirmó que “el siniestro vial es un flagelo que tenemos como sociedad que no involucra solamente a los partícipes sino que es un problema de la sociedad en su conjunto, porque quedan familias enteras dolidas por una u otra razón, ya sea desde la víctima o desde la persona que produjo el siniestro”.

“Hay una cantidad de factores que hacen que este tipo de problema sociales repercuta en muchas personas. No solamente el conductor de un vehículo es responsable de lo sucedido, hay múltiples factores que intervienen en cada accidente: peatones que cruzan por donde no deben, niños solos en la calle que no deberían estar ahí, entre otros”, mencionó.

Sobre las formas de cambiar el preocupante panorama actual, Galliussi señaló que “el principal consejo en esto es que hay que reducir la imprudencia” y a modo de ejemplo refirió que “hoy la mayor causa de siniestralidad en la mayoría de las rutas de la provincia es la invasión del carril contrario, en lugares donde hay doble línea amarilla”.

Por último, en cuanto a las responsabilidades de los siniestros viales, dijo que “según los libros el 90 por ciento o más de los accidentes son causados por la responsabilidad humana; pero por otro lado el estado general de las rutas entrerrianos es favorable, no calamitoso, aunque hay ciertos tramos conflictivos”.

El dato

Según el Observatorio Vial, durante el año pasado, en Entre Ríos se registraron 298 muertes en accidentes viales. Fue un 25 por ciento más que el año anterior y representa 24.1 muertos cada 100 mil habitantes.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |