Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
17/07/2017 -  tiempo  4' 25" - 278 Visitas Fueron interceptados en La Paz Condenaron en Santa Fe a tres correntinos que llevaban 721 kilos de marihuana por Entre Ríos
Click para Ampliar
Los procedimientos fueron en Entre Ríos pero la investigación inició en la vecina provincia, eso llevó a una discusión de jurisdicciones.
Tres correntinos fueron condenados en Santa Fe por transporte de estupefacientes con fines comerciales, agravado por la participación de más de tres personas. Los condenados acordaron en un juicio abreviado purgar una pena de 6 años de prisión. La droga venía del Norte del país pero era trasladada por Entre Ríos. Incluso, el procedimiento que permitió desbaratar la banda fue en la zona de La Paz. Eso llevó a una discusión técnica entre la Justicia Federal santafesina y la entrerriana, porque si bien el operativo de Gendarmería fue en Entre Ríos, la investigación inició en la provincia vecina. Finalmente, los acusados que esperaron el juicio en una prisión chaqueña, fueron condenados por la Justicia Federal de Santa Fe, por llevar 721 kilos de marihuana. Los investigadores de Santa Fe tenían el dato de que un importante cargamento de droga estaba por llegar a esa ciudad, proveniente del norte del país. Interceptaron los celulares de los sospechosos y venían siguiendo los pasos de la banda, con el objetivo de dar el golpe en el momento indicado. Por esto, se montó un patrullaje por parte de la Gendarmería Nacional sobre la ruta nacional 12. Los sujetos que iban transportando la droga por Entre Ríos, evadieron a los uniformados y poco después fue hallada la camioneta abandonada con los 721 kilos de marihuana, pero pudieron arrestar a los tres hombres que iban en otro vehículo en apoyo a la operación narco.

Se trataba de los correntinos oriundos de Paso de los Libres, Hugo Aníbal Arias, mecánico, de 36 años; Cesar Andrés Espinosa, comerciante ( en la compra y venta de autos), de 27 años, y Héctor Facundo Noriega, comerciante en el mismo rubro que el anterior, de 30 años; todos actualmente detenidos en la Prisión Regional del Norte U-7 de Chaco, según informó Uno Santa Fe.

La causa comenzó hace más de cinco años y demoró en llegar a juicio por una discusión técnica entre los Juzgados Federales de Paraná y Santa Fe. Finalmente, una instancia superior de la Justicia determinó que sean los santafesinos los que continuaran con la investigación y juzgaran a los sospechosos.
En marzo del año 2012, la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales Santa Fe de Gendarmería Nacional, determinó que como consecuencia de escuchas telefónicas que se estaban realizando sobre una línea, existía la posible maniobra delictiva consistente en el transporte de estupefacientes mediante la participación de varias personas a bordo de distintos vehículos, uno de los cuales trasladaría la sustancia y los demás oficiarían de “punteros o barredores”, y se informaban entre sí sobre los controles que se fueran divisando en el viaje y que pudieran poner en riesgo la operación.

En función de esta presunción, entre los días 26 y 27 de marzo se montó un operativo de patrullaje por la Ruta Nº 12. Personal de la Sección La Paz de la Gendarmería, realizó una persecución y la detención de tres hombres. Era la noche del día 26 de marzo de 2012, cuando los gendarmes controlaban la ruta 12, en la intersección con la ruta 6, en cercanías a La Paz. Observaron un Chevrolet Corsa gris con vidrios polarizados, estacionado semioculto entre camiones de la estación de servicios YPF en el acceso a dicha localidad; luego de maniobras evasivas, ingresó por un camino de tierra con las luces apagadas. Su conductor las encendía esporádicamente, conduciéndose a gran velocidad. Finalmente, detuvo su marcha y al aproximarse los uniformados verificaron que el rodado estaba atascado en el barro con el motor en marcha y sin ocupantes.
Rastrillaron la zona y minutos después hallaron a los tres sujetos ocultos en la vegetación. Se trataba de Arias, Noriega y Espinosa, y se habían desprendido de dos celulares y un chip.

En la estación de servicios Shell, ubicada sobre la ruta 12, a la altura de La Paz, había quedado estacionada una camioneta Toyota Hilux. Al otro día, el 28 de marzo, advirtieron que era la que formaba parte de la operación narco. Al abrirla, encontraron 730 ladrillos de marihuana, pero su conductor ya no estaba y logró evadirse.

Esta investigación había iniciado poco antes, en enero de 2012, cuando la Policía santafesina encontró un auto Mercedes Benz Sprinter abandonado en la Ruta Provincial 4, en la localidad de Santo Domingo (Santa Fe). Adentro había una gran cantidad de marihuana y un ticket de recarga virtual de un teléfono celular. Esa línea fue intervenida y se llegó a detectar el traslado de la droga que finalmente logró ser desbaratado.
El procedimiento fue en territorio entrerriano, en jurisdicción del Juzgado Federal de Paraná, pero la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario declaró el 24 de mayo de 2012 la competencia del Juzgado Federal de Santa Fe. La discusión técnica llevó bastante tiempo. Recién el 14 de julio de 2015, la Justicia santafesina procesó a los tres acusados por el delito de transporte de estupefaciente, agravado por la intervención de tres o más personas organizadas.

Este año la causa llegó a juicio. Luego de tanto tiempo y con vastas evidencias en su contra, los tres sujetos prefirieron realizar un acuerdo de juicio abreviado, y de este modo pactaron con el fiscal general Martín Suárez Faisal purgar 6 años de prisión.

Finalmente, el Tribunal Oral Federal de Santa Fe sostuvo que en la causa “se ha acreditado que Arias, Noriega y Espinosa hicieron las veces de ‘campana, puntero o barredor’ a quien o quienes se trasladaban en la camioneta”, además de que los mismos imputados lo han confesado.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |