Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
12/06/2018 -  tiempo  5' 15" - 433 Visitas Consecuencias de la condena a Ilarraz La semana próxima elevarían a juicio la causa por falso testimonio contra el cura Gervasoni
Click para Ampliar
Ramírez Montrull confirmó que la semana próxima pedirán la remisión a juicio de la causa por falso testimonio contra el cura Gervasoni. (Foto: ANÁLISIS DIGITAL)
El fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull confirmó a ANALISIS DIGITAL que “la semana que viene estaría elevando a juicio la causa por falso testimonio” contra el cura Mario Javier Gervasoni, actual secretario privado del arzobispo de Paraná. La investigación en torno al sacerdote comenzó luego de que se presentara como testigo en el marco de la causa por promoción a la corrupción agravada de menores que terminó con la condena a 25 años de prisión del cura Justo José Ilarraz, por los abusos de siete niños ocurridos en el Seminario de Paraná. Luego de aportar su testimonio en la etapa instructoria, el fiscal consideró que Gervasoni sabía más de lo que decía. Por otra parte, Ramírez Montrull confirmó a este sitio que se trabaja en otra causa por falso testimonio contra el cura David Hergenreder y sobre el delito de encubrimiento. Por A.W.
De ANALISIS DIGITAL


En diálogo con ANALISIS DIGITAL el fiscal Ramírez Montrull confirmó este martes que “la semana que viene se solicitará la elevación a juicio de la causa por falso testimonio” contra el cura Mario Javier Gervasoni, actual secretario privado del arzobispo de Paraná.

Además, confirmó que la otra causa por falso testimonio que comienza a tomar cuerpo es contra el cura David Hergenreder, quien se desempeña en la cuasi-parroquia Santa Teresa de los Andes, de Colonia Avellaneda, y que durante su testimonio en el juicio contra Ilarraz dejó en evidencia una serie de contradicciones y olvidos. Y agregó que “también se trabaja en la evaluación del tema del encubrimiento”.

En relación con el proceso contra Gervasoni, consideró que “no llevará mucho tiempo” para que esta causa llegue finalmente a debate ya que “es un delito que no tiene mayores complicaciones para enjuiciarlo en cuanto a la cantidad de testigos y la documental” pero aclaró que la cuestión de los tiempos “depende de la agenda de la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA) que ya está fijando juicios para septiembre”. “Por ahí como puede ser un debate más corto puede entrar antes, pero no manejo esa agenda”, explicitó.

En cuanto a las penas aplicables a este tipo de delitos, que van de un mes a cuatro años de prisión, indicó que “se trata de penas condicionales” y acotó que “incluso tiene la posibilidad de pedir una probation”. “Antes de remitir la causa a juicio pueden plantear la probation, a la que el imputado tiene el derecho de acceder, y en caso de pedir esa probation la pena es condicional”, explicitó el fiscal.

Por otra parte, mencionó que las dos causas por falso testimonio tramitarán “por separado” dado que la que involucra a Gervasoni “ya está avanzada y desarrollándose la investigación, ya se recabaron entrevistas y se agregó documental”. Informó que “sólo falta agregar una documental que se produjo en el mismo debate a Ilarraz, algunas declaraciones testimoniales que se produjeron en el debate y que me interesan para el falso testimonio de Gervasoni”.

Finalmente sostuvo que el cura Gervasoni “ya tiene designado su abogado, se le imputó el hecho y en esa etapa se abstuvo de declarar”.

Quién es Gervasoni

El cura Mario Javier Gervasoni declaró en la investigación eclesiástica que, en 1995, ordenó el entonces obispo Estanislao Esteban Karlic, por las denuncias de abusos de menores que recaían contra Justó José Ilarraz, prefecto de disciplina del Seminario Menor “Nuestra Señora del Cenáculo” de Paraná.

Gervasoni formó parte de los sacerdotes y seminaristas que debieron declarar ante el instructor de justicia de la curia, el sacerdote Silvio Fariña Vaccarezza.

Luego de escuchar el relato de cuatro víctimas, esa investigación concluyó al año siguiente con una sanción de destierro para Ilarraz.

En Tribunales, al prestar declaración en la etapa instructoria, Gervasoni dijo que supo que se hicieron actuaciones diocesanas. “Si mal no recuerdo las fechas, se comenzaron en el año 1995, creo. Es lo que sé. Lo sé porque en el año 1995 se me pide a mí un testimonio de si había visto alguna conducta inusual o algo raro que haya visto en ese tiempo, a lo cual yo respondo que no, que no percibí nada inusual o fuera de lo común. Me pidió que declarara en esa época el padre Puiggari y la declaración la hice en el Seminario, porque yo en esa época todavía estaba allí”.

La declaración violó toda regla procesal. Gervasoni la escribió en papel y se la entregó al actual arzobispo Juan Alberto Puiggari, entonces rector del Seminario. “La declaración la hice por escrito y se la di al padre Puiggari. Se nos pidió que seamos reservados. Por mi manera de ser, nunca lo comenté porque no me parecía que correspondiera comentarlo”, contó.

Tras brindar su testimonio como testigo en los tribunales, quedó la sensación de que Gervasoni no contó todo lo que sabía, según testigos de la causa y la impresión que tuvo entonces el fiscal Ramírez Montrull, que hoy avanza contra el cura por falso testimonio.

La prisión de Righelato

En otro orden de temas, Ramírez Montrull se refirió a la situación del ex titular de Obras Sanitarias, Hugo Righelato, que en un juicio abreviado fue condenado a tres años de prisión efectiva por los delitos de peculado y administración fraudulenta, y explicó que “la ley dispone que cumplidos ocho meses de prisión ya puede acceder a la libertad condicional, si el juez de ejecución de penas así lo decide luego de analizar todas las evaluaciones y estudios de conducta, comportamiento, etc., que se le realicen”.

En este caso, precisó que para determinar cuándo podría iniciar con el beneficio de las salidas “se contempla el tiempo en que estuvo detenido con prisión condicional en la Unidad Penal N°6 más el tiempo que estuvo con domiciliaria en su casa” con lo cual “desde que se firmó el acuerdo de juicio abreviado, debería cumplir cuatro meses y medio a cinco meses de prisión efectiva”. Teniendo en cuenta que este acuerdo se firmó el 13 de abril pasado, Righelato estaría en condiciones de comenzar con las salidas entre mediados de agosto y septiembre.

El fiscal aclaró que “a eso hay que sumar la incautación de dos propiedades, de las cuales Fiscalía de Estado ya tomó posesión, y faltaba el pago de los 10.000 dólares por lo cual la semana pasada hablé y quedaron en pasar un número de cuenta para hacer el depósito”. “Una vez que se cumplimente esto y se cumpla el tiempo efectivo de prisión, Righelato podría pedir la salida anticipada pero esto depende exclusivamente del juez de ejecución”, culminó.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |