Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
12/07/2018 -  tiempo  1' 38" - 327 Visitas Ganancias familiares estimadas en 48 millones de dólares Ampliaron la denuncia penal contra Mauricio Macri por la compraventa de seis parques eólicos sin licitación
Click para Ampliar
Macri autorizó compra y venta de seis parques eólicos, sin licitación, que beneficiaron a la empresa familiar.
La compraventa de seis parques eólicos pusieron a Mauricio Macri en el lugar de acusado ante la justicia penal por presuntas irregularidades que beneficiaron a la empresa familiar del presidente. El miembro del Consejo de la Magistratura y diputado del Frente para la Victoria, Rodolfo Tailhade, amplió su denuncia original con el aporte de más pruebas. La compra y reventa de los seis parques se realizaron sin licitación y se estimó que esta maniobra le permitió a la familia presidencial obtener ganancias estimadas en 48 millones de dólares. La denuncia la lleva adelante el juez Marcelo Martínez de Giorgi y recibió en las últimas horas una nueva prueba: se trata de un documento que certifica que en mayo del 2016, la empresa Sideco -del Grupo Macri- compró activos de una empresa fantasma por la cual pagó 902.500 dólares para hacer el negociado con los seis parques eólicos. El diputado del FpV-PJ y miembro del Consejo de la Magistratura, Rodolfo Tailhade, amplió ayer su denuncia judicial contra el presidente Mauricio Macri y otros miembros del gabinete nacional en la causa que investiga una serie de maniobras que permitieron la compra y reventa de seis parques eólicos sin licitación y con ganancias estimadas en 48 millones de dólares para las empresas de la familia presidencial durante 2016. Una de las pruebas que aportó el diputado al Juzgado Federal a cargo de Marcelo Martínez de Giorgi, es un documento que certifica que en Mayo de 2016 Sideco Americana SA –empresa del Grupo Macri– compró los activos de la firma WPA, una empresa fantasma por la cual pagó 902.500 dólares para hacer el negocio de los parques eólicos. El domicilio legal de WPA era Santa María del Buen Ayre 424 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y se trataba de un inmueble abandonado, en pésimo estado, que al parecer no registraba actividad hace años. El 7 de marzo de 2017, WPA fue disuelta. Los “bienes y desarrollos” de WPA fueron transferidos por Sideco Americana a Parques Eólicos Miramar SA, una firma que había sido creada dos meses antes, en marzo de 2016. En noviembre, en el marco del programa Renovar, el parque eólico de Miramar (junto con el de Chubut) fue adjudicado a una empresa quebrada, Isolux Corsan, que al poco tiempo se lo transfirió a la empresa Parques Eólicos Miramar SA, curiosamente creada varios meses antes de que se lanzara la licitación. “Queda claro que Sideco Americana tenía el control absoluto de los acontecimientos, conociendo con muchos meses de anticipación que se quedaría con el parque Miramar (y con Loma Blanca), aun cuando nunca se presentó a la licitación pública”, se detalla en la denuncia.

Fuente: Página 12
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |