Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
08/11/2018 -  tiempo  6' 38" - 352 Visitas Congreso del PASSS en Gualeguaychú Producir alimentos sanos no solo es posible sino necesario
Click para Ampliar
Eduardo Cerdá exponiendo en una de las conferencias plenarias.
Click para Ampliar
Recorridas a experiencias productivas agroecológicas.
Click para Ampliar
En el encuentro confluyeron investigadores que demuestran que es posible, rentable y deseable una producción agroecológica en todas las escalas.
En tres intensas jornadas, casi 1.000 personas provenientes de todo el país debatieron en Gualeguaychú sobre alimentación, ambiente y agroecología. Medio centenar de panelistas y expositores del más alto nivel en la Argentina y en la región brindaron elementos para profundizar el camino inaugurado con el Plan de Alimentación Sana, Segura y Soberana (PASSS): la producción de alimentos sanos, seguros y soberanos no solo es posible, sino necesaria.
Por Américo Schvartzman
Especial para ANALISIS DIGITAL


“Pa’ hacer realidad un sueño, primero hay que despertar”

El fin de semana pasado Gualeguaychú fue sede del Primer Congreso Nacional de Alimentación, convocado y organizado por el PASSS (Plan de Alimentación Sana, Segura y Soberana), el novedoso plan con el que la Municipalidad de Gualeguaychú aspira a modificar radicalmente la matriz de la alimentación en su zona de influencia, empoderando a la comunidad desde la toma de conciencia sobre la alimentación, a partir de la producción agroecológica, pasando por una comercialización justa y garantizando una información adecuada acerca de qué consumimos.

En tres intensas y atrapantes jornadas, se pudo compartir una impresionante conjunción de miradas sobre las enormes oportunidades de abrir nuevos caminos hacia la agricultura y los sistemas de producción, en un diálogo de saberes y experiencias desde ámbitos tan disímiles como complementarios.

Los panelistas

Así, confluyeron entre los casi 70 expositores y panelistas, pioneros como Walter Pengue, Jorge Rulli o Miriam Gorban, impulsores de una prédica de años que hizo posible encuentros como este Congreso; investigadores que promueven una ciencia digna y producen conocimiento que demuestra que es posible, rentable y deseable una producción agroecologica en todas las escalas, como Eduardo Cerdá o Nicolás Indelángelo, con crecientes experiencias en distintos lugares del país y particularmente de Entre Ríos; abordajes desde la noción de soberanía alimentaria en relación con los derechos humanos, con Mercedes Paiva y Marcos Filardi; la solvencia científica de María Lasta para comprender la centralidad del agua potable en la nutrición y de Inés Camilioni en relación con el cambio climático; la labor de Carlos Carballo y de Roberto Cittadini en redes de comercialización; los desafíos éticos en el ambiente con Teresa La Valle y la creciente conciencia sobre el problema ambiental de la mano de Daniel Verzeñasi; la labor de cuidado de la Casa Común, con Marta Arriola y la valoración de la enciclica Laudato Si con Norberto Fiorotto; la denuncia sobre las consecuencias del uso de agrotóxicos de la mano de Fernando Cabaleiro y María Fernández Benetti; el repaso por los fundamentos epistemológicos de la agroecología con Guillermo Priotto, y la responsabilidad que les cabe a los gobiernos municipales con Martin Roberto Piaggio, más la experiencia del PASSS en Gualeguaychú con Rubén Kneeteman.

Centenares de participntes

Convergieron en las actividades del Congreso experiencias e intercambios de grupos que acudieron desde diferentes puntos de Entre Ríos, Córdoba, La Pampa, Santa Fe, Mendoza, Buenos Aires, Chaco, Corrientes y el Uruguay y que trabajaron en comisiones temáticas desbordantes de información y de entusiasmo; con más de 500 inscriptos y otros 200 participantes espontáneos sumados en las tres jornadas, se trataron un amplio abanico de temáticas, desde intercambio de semillas, hasta los serios problemas generados por la agricultura industrial, pasando por los caminos demostrativos de que es posible hacer agroecología y generar vías de transición en todo tipo de producción, con experiencias concretas como las que impulsa la cada vez más pujante Renama (Red Nacional de Municipios y Comunidades que fomentan la Agroecología); desde lo hortícola hasta los caprinos, desde la agricultura hasta todo tipo de alimentos y su valor agregado; con la convicción de que la mirada de género debe atravesar toda la propuesta y la noción clara de que la educación de la sociedad es el primer eslabón de una cadena de cambios, y por eso el trabajo en paralelo del Congreso Provincial de Educación Ambiental; la visita a los establecimientos productivos de quienes ya apostaron por llevar adelante las alternativas agroecológicas, como el caso de Juan Pablo Oppen o la familia Ingold, hasta el propio Municipio de Gualeguaychú que produce ecológicamente en su CEPAM.

Auspiciosas coincidencias

Es decidida y ambiciosa la apuesta en este sentido del Estado Municipal, y se visibilizó en el Congreso con la presencia de sus máximas autoridades encabezadas por el intendente Esteban Martín Piaggio y el vice Jorge Maradey. Además, el Congreso coincidió en un momento especialísimo: en simultáneo con la realización de este trascendental encuentro, el Concejo Deliberante de Gualeguaychú aprobaba la ordenanza que le permitirá regular la totalidad de los agrotóxicos utilizados en el éjido municipal.

Al mismo tiempo, en otra auspiciosa coincidencia, la relatora especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación dio a conocer sus conclusiones afirmando que “la agroecología debe ser seriamente considerada como la alternativa para logar la diversificación y sostenibilidad, además de importantes insumos para el programa de comedores escolares, la protección de los recursos naturales y el manejo del cambio climático”. (Ver: https://www.pagina12.com.ar/152371-la-onu-por-la-agroecologia)

La alegría del cambio

Con la alegría y el entusiasmo de los participantes, convergieron también los artistas populares, entre otros, folkloristas, como Romanela Benetti, grupos de rock y fusión como Al Sur del Sur, la murga uruguayense Puntuales pa la Tardanza, y el taller de murga de Gualeguaychú; todos artistas que con su compromiso también aportaron a la realización del Congreso.

El encuentro concluyó con la fecha para el segundo Congreso, que tendrá lugar en noviembre de 2019, con la mirada puesta en las acciones concretas que, a partir de la propuesta agroecológica, construyen otro modelo productivo, basado en los derechos humanos, inclusivo, participativo y democrático, que apuesta a que nuestros jóvenes y las familias rurales vuelvan a producir, en todos los espacios donde la tierra esté disponible. La producción de alimentos sanos, seguros y soberanos no solo es posible, sino fundamentalmente necesaria. Solo hace falta tomar conciencia de que es nuestra propia vida (y la de las generaciones futuras, que ya están naciendo) lo que está en juego.

Porque, como canta la banda Mano a mano: “Para hacer realidad un sueño, primero hay que despertar”.

Ficha

Primer Congreso Nacional de alimentación sana / segura / soberana
Gualeguaychú, Entre Ríos
1, 2 y 3 de Noviembre 2018
Más de 500 asistentes inscriptos y 200 participantes espontáneos
Cerca de 70 panelistas y expositores

Destacados

- En el encuentro confluyeron investigadores que promueven una ciencia digna y demuestran que es posible, rentable y deseable una producción agroecológica en todas las escalas.

- En simultáneo, Gualeguaychú aprobaba una ordenanza que le permitirá regular la totalidad de los agrotóxicos utilizados en el ejido municipal.

- El Congreso fue convocado y organizado por el PASSS, el ambicioso plan con el que Gualeguaychú aspira a modificar la matriz de la alimentación en su zona de influencia.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |