Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
15/04/2019 -  tiempo  4' 55" - 347 Visitas Implementan una Guía de Lenguaje Inclusivo en el Poder Judicial Yzet: “No somos ajenos al análisis social que se está dando sobre el lenguaje y pretendemos acompañar ese proceso”
Click para Ampliar
Proponen el ejercicio del lenguaje inclusivo en el Poder Judicial de Entre Ríos.
Yanina Yzet, directora de la Oficina de Violencia de Género del Poder Judicial provincial, se refirió a la implementación de la Guía de Lenguaje Inclusivo. “No somos ajenos al análisis social que se está dando sobre el lenguaje y pretendemos acompañar ese proceso”, comentó en diálogo con ANÁLISIS DIGITAL. El proyecto fue aprobado recientemente por los integrantes del Superior Tribunal de Justicia (STJ) y consiste en una guía de sugerencias para las comunicaciones institucionales desde y en la institución. “El modo en que hablamos y nos comunicamos filtra prejuicios y estereotipos. Nosotros pretendemos visibilizar en nuestras comunicaciones a todos los grupos de personas, todos los géneros y condiciones”, explicó Yzet y, como ejemplo, contó que aún se escribe “Sr Fiscal acompañado de un nombre femenino por ejemplo”. La implementación de la guía se realizará con una campaña de sensibilización y concientización. N.B. de ANÁLISIS DIGITAL
(natalia.buiatti@gmail.com)

Toda transformación genera resistencias. Y los debates sociales que se vienen dando en el país sobre el lenguaje inclusivo, también provocan fisuras, discusiones en el seno de la sociedad que se traducen en cualquier charla, en las redes sociales, en los medios de prensa, en el ámbito educativo o deportivo, en el ámbito político, como en cualquier otro espacio de discusión. Lo que está en juego es una disputa por el sentido. Es poner en perspectiva algunos conceptos entramados en lo más profundo del cuerpo social, ponerlos en crisis, cuestionarlos y generar incomodidad.

Algo de eso hay en las discusiones por el lenguaje inclusivo, una búsqueda de las minorías sociales que ponen en crisis concepciones establecidas como verdaderas. Concepciones que perjudican a determinados sectores sociales y personas con condiciones de vulnerabilidad, que son obligadas a encajar dentro de la norma, o son excluidas.

Es el lenguaje un territorio de lucha por la construcción de sentido, por la construcción de imaginarios sociales. Y en ese contexto se inscribe la implementación de una Guía de Lenguaje Inclusivo en el Poder Judicial de la provincia. “No somos ajenos al análisis social que se está dando sobre el lenguaje y pretendemos acompañar ese proceso”, contó Yanina Yzet, directora de la Oficina de Violencia de Género del STJ.

En diálogo con ANÁLISIS la funcionaria judicial dijo que el área que integra “trabaja contribuyendo a la política de género” de la institución judicial. “Se analizó y trabajó un proyecto que fue aprobado por quienes integran el STJ, teniendo en cuenta que no somos dueños de nuestro lenguaje sino que el lenguaje es dueño de nosotros. En el modo que hablamos y nos comunicamos se filtran prejuicios y estereotipos con los que convivimos culturalmente. Por lo tanto, se decidió que se tenga en cuenta el lenguaje y que se apunte a un lenguaje inclusivo, que pretenda visibilizar que existen distintos grupos de personas con condiciones de vulnerabilidad, reconociendo sus diferencias”.

Deconstruir los viejos modos

“Creemos que el lenguaje no es algo inocente, no es solo una manera de redactar, de hablar o comunicarnos en general. La Guía sugiere el modo de comunicarnos, implica repensar el modo. Esto genera discusiones respecto de cómo nos comunicamos, pensar en cómo usamos términos que incluyen y que tratan de evitar esa mirada sexista del lenguaje, que hace o contribuye a la discriminación en razón del sexo”, explicó Yzet. “El lenguaje inclusivo tiene que ver con las expresiones verbales y escritas y se sugiere un vocabulario que evite generalizaciones de lo masculino. Por ejemplo cuando decimos ‘los jueces’ e incluimos ahí a todos los géneros y condiciones, podemos reemplazarlo por términos como ‘quienes ejercen la magistratura’”, ejemplificó.

De este modo, desde la Oficina de Violencia de Género, proponen buscar términos que no generalicen. “Si hablamos de una mujer que ejerce un cargo en el Poder Judicial, muchas veces vemos escrito ‘la Sr Fiscal’ en lugar de decir ‘La Sra. Fiscal’. Nosotros tenemos que visibilizar que esto existe y ponerlo en cuestión. Hay fórmulas que engloban los géneros. Por ejemplo cuando se escribe ‘convocatoria para cubrir cargos de taquígrafo’, en lugar de convocar de este modo: ‘Convocatoria para cubrir cargos de Taquigarfía’”, subrayó.

Yzet propuso “prestar atención” al modo en que se redactan o se dan las comunicaciones institucionales. “No solo hablamos de resoluciones judiciales sino también, en el ámbito administrativo de los organismos del Poder Judicial. También ahí tenemos que estar atentos. Por ejemplo cuando se habla de ‘los niños’ se sugiere utilizar términos como ‘la infancia’ o ‘la niñez’. En lugar de hablar de ‘los derechos del hombre’ se sugiere hablar de ‘derechos humanos’ o ‘derechos de las personas’”.

Una herramienta

A partir de la aprobación del STJ, se hizo lugar a replicar la Guía que irá acompañada de una campaña de sensibilización. “Habrá folletos y carteles visibles en todo tipo de organismos del Poder Judicial, para que esté a mano y se empiece a incorporar. Esto permite identificar cómo nos comunicamos y, a su vez, establecer una práctica para que se use el término adecuado”, contó. “Será un camino, porque al lenguaje lo trabajamos en todos los talleres de género. Pero esto es de impacto, para visibilizarlo, reconocerlo y sugerir que se implemente”, acotó.

“Venimos trabajando con esto desde hace un tiempo. Entendemos que hay procesos y transformaciones necesarias. Y todo esto nos hizo pensar en la utilización de barras o por qué no E y saber cómo vienen trabajando estos temas los especialistas del lenguaje. Es un análisis que pretende, a partir de la Guía, constituirse en una herramienta y no en una traba para comunicarnos”.

Por último, Yzet señaló que los miembros del STJ “reconocieron esta necesidad” y eso consiste en una transformación “importante”. “Creo que todo pasa por reconocer la necesidad. No es poco relevante cómo nos comunicamos y en la medida que podamos reconocer que usamos muchas veces un lenguaje sexista, a partir de ahí se genera el movimiento”, completó.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |