Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
26/07/2006 -  tiempo  2' 2" - 1392 Visitas El posible técnico xeneize en el recuerdo “Ruso” Ribolzi: un todo terreno en la mitad de cancha
Click para Ampliar
Jorge Ribolzi.
Cuando Jorge Daniel Ribolzi, un hijo dilecto formado en Atlanta, de ahí lo de Ruso, llegó a la primera división hace 34 años, el club 'bohemio' brindaba un fútbol ofensivo que muchos, hoy, reivindicarían. El ayudante de Alfio Basile en el cuerpo técnico de Boca Juniors y quien podría asumir el interinato hasta diciembre venidero era un delantero vivo y encarador. Cuando Jorge Daniel Ribolzi, un hijo dilecto formado en Atlanta, de ahí lo de Ruso, llegó a la primera división hace 34 años, el club 'bohemio' brindaba un fútbol ofensivo que muchos, hoy, reivindicarían. El ayudante de Alfio Basile en el cuerpo técnico de Boca Juniors y quien podría asumir el interinato hasta diciembre venidero era un delantero vivo y encarador.

Fue en julio de 1972 cuando debutó reemplazando a otro delantero atrevido como Miguel Cerqueiro, quien más tarde brilló en Banfield. Ribolzi tenía 19 años y estaba considerado una promesa. Era la época de (Juan Antonio) Gómez Voglino, (Aldo Fernando) Rodríguez y (Alejandro) Onnis. Atlanta, que había promovido excelentes jugadores diez años antes (Luis Artime, Alberto Mario González, entre otros) volvía a echar mano a su "semillero": un poco antes habían subido Rubén Cano, que triunfó en España, y el popular Enrique "Heber" Mastrángelo.

Fue Néstor Rossi quién lo hizo titular en 1973. Ese equipo de Atlanta llegó a semifinales del Torneo Nacional y fue eliminado por Rosario Central, dirigido por un "hijo" del club de Villa Crespo: el cordobés Carlos Timoteo Griguol. En el equipo canalla manejaba la 'batuta' Aldo Pedro Poy, de acuerdo a lo que describe un cable de Télam.

Cuando Juan Carlos Lorenzo lo pidió para Boca, el Ruso Ribolzi ya no era delantero. En 1976 fue un jugador valioso en el medio campo donde se destacaban el oficio de Rubén Suñé y la habilidad de Jorge Benítez. Esa temporada, Boca ganó los dos campeonatos.

Ribolzi fue transferido al Valencia de España a fines de 1977 y regresó a Boca en 1980. Afectado por algunas lesiones -que derivaron en un par de operaciones- a los 30 años ya vivía un prematuro ocaso como futbolista. Siempre se destacó por una fuerte personalidad a la hora "de meter la pierna" y, asimismo, de "entreverarse" en cuanta discusión o combate hubiera en los partidos de "difícil pronóstico".

La posibilidad de reemplazar al propio Basile le brinda una oportunidad única a un antiguo gladiador: Ribolzi mejor que nadie sabe el desafío que vendrá y que de la gloria a la silla eléctrica la distancia, a veces, es mínima.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |