Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
22/12/2006 -  tiempo  3' 51" - 2267 Visitas “No hay necesidad de reprimir los cortes de ruta, basta con evitarlos”, aseveró Para Gargano, la solución del conflicto por las pasteras “depende de que el gobierno argentino evite los bloqueos de los puentes”
Click para Ampliar
Gargano aseguró que "no hay necesidad de reprimir los cortes de ruta" y que "basta con evitarlos".
El canciller de Uruguay, Reinaldo Gargano, calificó el conflicto que mantiene su país con Argentina por la instalación de las pasteras como “un episodio superable” que pasará cuando el Presidente de la Nación, Néstor Kirchner, “sepa escuchar las voces de las personas que le indican que el camino no es confrontar con Uruguay”. Consideró que la solución al conflicto por las papeleras “depende de que el gobierno argentino evite los bloqueos de los puentes, ya que tiene condiciones para hacerlo” y en ese sentido sostuvo que “Kirchner no tiene necesidad de reprimir los cortes para evitarlos” sino sólo “convencer a la gente” para que abandone esta forma de protesta. “En todo caso se pueden poner al costado de la ruta con los carteles y mantener su protesta permitiendo la libre circulación”, aconsejó. El canciller de Uruguay, Reinaldo Gargano, calificó el conflicto que mantiene su país con Argentina por la instalación de las pasteras como “un episodio superable” que pasará cuando el Presidente de la Nación, Néstor Kirchner, “sepa escuchar las voces de las personas que le indican que el camino no es confrontar con Uruguay”. Consideró que la solución al conflicto por las papeleras “depende de que el gobierno argentino evite los bloqueos de los puentes, ya que tiene condiciones para hacerlo” y en ese sentido sostuvo que “Kirchner no tiene necesidad de reprimir los cortes para evitarlos” sino sólo “convencer a la gente” para que abandone esta forma de protesta. “En todo caso se pueden poner al costado de la ruta con los carteles y mantener su protesta permitiendo la libre circulación”, aconsejó.

Gargano dijo que Uruguay cede derechos para dar la posibilidad de que Argentina controle la operación de las plantas de celulosa, y estimó que el gobierno de Kirchner acatará el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya si es favorable a Uruguay y obliga a impedir el bloqueo de los puentes binacionales, ya que en caso contrario "sentaría un precedente muy negativo en materia de derecho internacional".

El funcionario consideró que la solución al conflicto por las papeleras “depende de que el gobierno argentino evite los bloqueos de los puentes, ya que tiene condiciones para hacerlo”. Asimismo, remarcó que “Uruguay cede una parte muy importante de sus derechos al dar la posibilidad a un socio hermano de controlar con nosotros tanto la construcción como la gestión de las plantas”.

Al respecto, hizo hincapié en que “Kirchner no tiene necesidad de reprimir los cortes para evitarlos” y sugirió “convencer a la gente” para que abandone esta forma de protesta. “En todo caso se pueden poner al costado de la ruta con los carteles y mantener su protesta permitiendo la libre circulación”, aconsejó en una entrevista con el diario Últimas Noticias.

A su vez, señaló que el gobierno argentino tiene voluntad de variar su postura, argumentando que de lo contrario “estaría afirmando que de aquí a la eternidad ese puente va a quedar inutilizado”. “Yo soy de los que piensa que las cosas en el mundo cambian y a veces más aceleradamente de lo que uno piensa”, afirmó.

“Los gobiernos están condicionados por factores muy importantes, tanto políticos como económicos y sociales. El gobierno argentino comenzó teniendo una postura de diálogo con nosotros, y constituimos un grupo de alto nivel técnico para controlar las cosas. A medida que el grupo ideológico que conduce la protesta en Gualeguaychú acentuó su presencia, el gobierno argentino se vio compelido a adoptar una posición en la cual las posturas de Argentina se radicalizaron”, reflexionó.

“Desde hace cinco meses, desde que el Tribunal de Solución de Controversias afirmó que los cortes eran ilícitos y que la Corte de La Haya denegó la medida cautelar de detención de las obras planteada por Argentina, el Presidente Néstor Kirchner solicitó que los cortes sean levantados y ha dicho que desea persuadir a los ambientalistas para que terminen con los cortes. Eso implica un cambio y yo espero más cambios”, expresó Gargano, quien dejó en claro que “no cambiará” la posición uruguaya de no negociar con los puentes cortados.

Por otra parte, indicó que “se estudiaría qué hacer” en caso de que la corte de La Haya determine que Argentina debe permitir el pasaje de bienes y personas por los puentes y el gobierno de Kirchner mantiene la postura de pedirles que se vayan pero no toma ninguna medida. “Soy de la idea que si existe una resolución de esa naturaleza el gobierno argentino la va a cumplir. Lo otro significaría admitir la jurisdicción de la Corte y luego no cumplir lo que ésta dictamina, lo que sienta un precedente muy negativo en materia de derecho internacional y no creo que Argentina adopte una decisión así”, añadió.

Por último, aseveró que confía “en la capacidad política y diplomática de ambos gobiernos. Desde el punto de vista histórico éste es un episodio absolutamente superable si existe voluntad política”.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |