Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
06/02/2017 -  tiempo  11' 31" - 6800 Visitas Declararon cinco testigos citados por la comisión acusadora Juicio político a Chiara Díaz: no asistieron dos testigos propuestos por la defensa y hay cuarto intermedio hasta mañana
Click para Ampliar
El cuerpo aceptó una prórroga para la respuesta de Salduna.
Finalmente comenzaron este lunes las testimoniales en el marco del juicio político al vocal del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Carlos Chiara Díaz, y declararon cinco testigos citados por comisión acusadora de la Cámara de Diputados: cuatro de la Universidad de Belgrano y la secretaria de la Superintendencia del STJ, Elena Salomón. En tanto, para la tarde de este lunes estaban convocados por la defensa los reconocidos juristas Ricardo Gil Lavedra y Carlos María Folco. No obstante, la audiencia que iba a comenzar a las 16 se suspendió dado que no se presentaron ambos testigos. La Corte de Justicia decidió pasar a un cuarto intermedio hasta este martes, a las 8. Previo al comienzo de las testimoniales, el magistrado presentó esta mañana un escrito en el Senado, a través de su abogado, anunciando su renuncia al cargo, a partir del 31 de mayo de 2017, argumentando serios problemas de salud -por lo cual permanece internado-, pero ello no derivó en la suspensión del proceso de juzgamiento. Cerca de las 11 de la mañana y luego de un largo debate sobre si se continuaba con el juicio, la comisión acusadora de la Cámara de Diputados llamó a sus testigos para que presten declaración ante el Senado constituido en corte.

La primera en declarar y por más de una hora, fue la secretaria de la Superintendencia del STJ, Elena Salomón, quién brindó detalles sobre los procedimientos realizados en el Poder Judicial en cuanto a viáticos y licencias.

Las preguntas versaron sobre los movimientos del vocal Chiara Díaz en los últimos 10 años, lo más revelador de su testimonio fue que afirmó que el vocal del Superior Tribunal se había “autoasignado licencia” en una oportunidad, así como también viáticos y choferes. La testigo recordó que en esta instancia, el vocal del STJ estaba al frente de la presidencia en feria, por lo que dejó al cuerpo sin un miembro integrante.

No obstante, Salomón comentó que luego de que se corrió un informe de ese hecho a la Procuradoría General de la Provincia, el juez devolvió los viáticos asignados y la licencia fue sin goce de sueldo.

Además, dejó entrever que no existía un sistema que corrobore si lo que declaraban que iban a hacer los integrantes del Superior Tribunal con las licencias y los viáticos otorgados, era lo que realmente hacían. Sobre esto Salomón recordó que es el Superior Tribunal quién autoriza las licencias y los viajes, por lo tanto evalúan si es pertinente darlas.

Pasaron luego cuatro testigos de la Universidad Nacional de Belgrano, se trató de Marcos Solari, asesor legal, Sergio Da Silva, Coordinador Académico Administrativo; Ana Linares Quintana, Vicedirectora del plantel Académico y Pablo Lico, contador.

A todos se le formularon las mismas preguntas: si participaron en forma directa de los informes enviados a la comisión de Asuntos Constitucionales de Diputados, a raíz de la investigación, si Chiara Díaz era docente de la casa y desde cuando, si cobrara viáticos y honorarios, si tenían conocimiento de la profesión del vocal y si alguna vez lo vieron o supieron de que participara en alguna reunión con autoridades de la casa de estudios en función de juez y no de docente.

En mayor o menor medida los testigos confirmaron que Chiara Díaz cobraba viáticos por transporte de la Universidad y las horas cátedras por su tarea como director de la maestría y especialización en derecho penal que brindaba la universidad como posgrado.

Chiara Díaz tuvo desde el 2005 46 horas anuales distribuidas según la modalidad en la que se dictara la cátedra, “intensiva” o “regular”.

La modalidad regular se dictaba los jueves y viernes de 17 a 22 y la intensiva los viernes y sábados de 9 a 21, dos fines de semana por mes.

Al consultarles los diputados a los testigos si alguna vez había faltado o pospuesto sus clases por alguna otra razón, uno de ellos, Sergio Da Silveira, resaltó que el Dr Chiara Díaz “era muy cumplidor en sus funciones” en la Universidad.

Pedido de prórroga para Salduna

Una vez terminados los testigos citados a la mañana, el presidente del Tribunal, Aldo Ballestena, informó a los senadores que el vocal del Superior Tribunal de Justicia, Bernardo Salduna, pedía una prórroga para contestar su escrito “hasta el 10 de febrero”. Los senadores aceptaron por unanimidad.

Suspensión

En tanto, para las 16, estaba previsto el testimonio de Ricardo Gil Lavedra y Carlos María Folco citados por la defensa del vocal Chiara Díaz. Se desconocía horas antes si asistirán, dado que el abogado defensor, Guillermo Brunner, quién no estuvo presente en la audiencia, presentó este lunes a primera hora un escrito donde el vocal adelantaba la renuncia a su cargo.

Luego, Apf supo que ambos testigos no se presentaron. Pasadas las 16 y luego de media hora de espera de los testigos propuestos por la Defensa de Chiara Díaz, los juristas Ricardo Gil Lavedra y Carlos María Folco, la Cámara de Senadores constituida en Corte de Justicia resolvió pasar a un cuarto intermedio en el proceso de juicio político contra el alto magistrado entrerriano. La suspensión corre hasta este martes, a las 8, cuando se continuará con las pruebas testimoniales.

Según publicó Entre Ríos Ahora, la única manifestación de parte de Chiara Díaz, a través de su abogado defensor, fue la presentación, a las 8.20 de este lunes, de una nota en la que anuncia su voluntad de presentar su renuncia al cargo de juez a partir del 31 de mayo próximo. Aunque el abogado Brunner no se hizo presente en la audiencia de la mañana, en la que declararon los cinco testigos convocados por la comisión acusadora, integrada por cinco diputados: Alejandra Viola y Jorge Monge (Cambiemos), Juan José Bahillo y Lucio Lara (FPV) y Ricardo Troncoso (bloque unipersonal radical).

El senador Lucas Larrarte (FpV-San Salvador), presidente de la Comisión de Acuerdos de la Cámara Alta, mostró su perplejidad ante la posición adoptada por la representación legal de Chiara Díaz. “La prueba una carga que debe activar y producir la parte que la solicitó, porque se supone que, en principio, es a ella a quien favorece. Todas las pruebas que se incorporan al proceso son válidas para todas las partes. Se entiende que el que solicita la prueba lo hace porque lo beneficia. No activar la defensa, no activar la producción de la prueba, es un perjuicio para el mismo acusado”, opinó.

Respecto de los motivos del faltazo de los testigos convocados, Larrarte dijo desconocer los motivos. “No sabemos si los testigos fueron notificados o no. No hay constancia en el expediente. Desconocemos los motivos por los cuales no vinieron las personas que estaban citadas. Pero tampoco tuvimos a la defensa sentada para que active esa notificación”, aseguró

Respecto de la renuncia presentada, Larrarte le quitó valor. “Yo entiendo que una renuncia no sólo tiene que ser personal, sino también incondicional. Así como se presentó, no tiene ningún impacto. No es renuncia. En principio, es una manifestación de su abogado defensor respecto que habría decidido renunciar. Si renunciase de manera personal e incondicional, y en forma indeclinable, ante los órganos que correspondan, y eso nos es comunicado a nosotros, no habría razón de ser para continuar con el procedimiento. O sea, el proceso cae si la renuncia es inmediata, porque este procedimiento es para juzgar si debe seguir o no en el cargo. Lo que ha manifestado su abogado no detendría el proceso”, apuntó el legislador.


La renuncia

La misiva presentada a primera hora de la mañana está dirigida al senador Aldo Ballestena en su rol de presidente del Senado y lleva la firma del abogado Guillermo Brunner, quien expresa: “Es decisión de mi defendido, lo que es compartido por la totalidad de su grupo familiar, renunciar en forma irrevocable e indeclinable al cargo que desempeña como vocal de la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia a partir del 31 de mayo de 2017 por motivos de salud, la que se ha visto deteriorada con motivo de circunstancias que son de público conocimiento”. En esa fecha del 31 de mayo, Chiara Díaz cumpliría 50 años de ejercicio efectivo de la magistratura y fue un pedido especial de la familia, para que se indique tal día.

En el texto, al que tuvo acceso ANÁLISIS DIGITAL, el letrado indica: "En la actualidad me encuentro en el desempeño de concretar y llevar al papel la renuncia ya referida, la cual será presentada al gobernador de la provincia en el transcurso de la semana".

Brunner pidió también que se hiciera conocer la decisión a los integrantes de la corte de justicia del Senado antes del tratamiento del pedido de suspensión de la audiencia, con la intención de que se diera por concluido el trámite. No obstante, la corte de justicia rechazó por diez votos contra siete la petición de suspender el juicio y se inclinó por la continuidad, por lo que se tomó juramento a los testigos.

La defensa de Chiara Díaz había pedido una postergación del juicio por 25 días, en razón de los problemas de salud del vocal. Los senadores oficialistas habían adelantado el rechazo y puesto en tela de juicio los argumentos del letrado, mientras que los de Cambiemos propusieron una suspensión de una semana para que se designara un médico y se constatara el estado de salud del magistrado. Los diez votos por la continuidad del proceso se reunieron sumando los nueve del FpV más el del senador Héctor Blanco, que días atrás se separó del bloque de Cambiemos.

Al argumentar su moción, el presidente del bloque de Cambiemos, Raymundo Kisser, citó el antecedente del TOF de Paraná formuladas por Díaz Bessone en la causa Harguindeguy, a la que dieron lugar. Por su parte el FpV cuestionó el certificado médico que extendió el Hospital Italiano de Buenos Aires por no tener diagnóstico concreto. Además le recordaron a Kisser que Bessone estaba “en estado vegetativo”, que no es el caso de Chiara Díaz, y que éste es un juicio político y no uno penal. También señalaron que Guillermo Brunner, abogado defensor del magistrado, no está presente este lunes en el recinto “por decisión propia”.

Desde el oficialismo, se consideró que el escrito presentado por el defensor de Chiara Díaz no constituye una renuncia, sino una promesa de dimisión. "El juicio no se debe caer porque no hay una renuncia presentada No hay que paralizar el juicio porque hemos dado sobradas pruebas de que está garantizado el debido proceso. Tenemos una responsabilidad institucional y constitucional que debemos cumplir”, expresó el titular de la bancada del FpV, Ángel Giano. “Si se efectiviza la renuncia, el juicio político se cae, pero mientras tanto tenemos la obligación de continuar”, sostuvo en declaraciones realizadas a la agencia APF.

El proceso de juicio político contra el magistrado se había iniciado en diciembre, tras la denuncia presentada un mes antes por el abogado Carlos Reggiardo y el dictamen favorable de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Juicio Político, Poderes, Peticiones y Reglamento de la Cámara de Diputados.

Reggiardo acusó a Chiara Díaz de uso indebido de viáticos y de haberse ausentado de su despacho para realizar actividades que no estaban relacionadas con el Poder Judicial.

En agosto, el vocal había sorteado un pedido similar impulsado por los dirigentes peronistas Augusto Alasino, Domingo Daniel Rossi, Hugo Berthet, Aníbal Vergara, Sergio Paz y el propio Reggiardo. La denuncia en ese caso fue a raíz de la existencia de un juicio por alimentos iniciado por la ex pareja del juez, Liliana Mercedes del Valle Mac Dougall, en representación de su hijo.

El trámite fue rechazado in limine por la Comisión de Juicio Político de Diputados, integrada por Diego Lara (presidente), Rosario Romero, Pedro Báez, Juan José Bahillo, Marcelo Bisogni, Gustavo Guzmán, Ángel Vázquez, por el Frente para la Victoria; Gabriela Lena, Jorge Monge, María Alejandra Viola, Esteban Vitor, por Cambiemos; y Gustavo Zavallo, por el Frente Renovador.

A las primeras medidas de la comisión la constituyeron la producción de medidas de pruebas y el llamado a declarar a Chiara Díaz, quien ejerció su defensa el 1 de diciembre. Allí sostuvo que nunca cobró viáticos indebidamente y disparó contra la presidenta del cuerpo, Claudia Mizawak, a quien calificó como “la reina de los viajes”, además de acusarla de otras irregularidades. También sugirió que había un interés “del poder político” de cambiar la composición de la Sala Penal, adonde podrían recaer diversas causas por delitos de corrupción que se sustancian en los Tribunales entrerrianos.

Los dichos de Chiara Díaz derivaron en un pedido de juicio político motorizado por un grupo de abogados contra Mizawak, que fue rechazado por la comisión de la Cámara de Diputados. Para la oposición, para el abogado Rubén Pagliotto –uno de los denunciantes de Mizawak e impulsor de varias causas de corrupción contra funcionarios del gobierno anterior- y para distintos sectores, detrás de la maniobra de correr a Chiara Díaz y salvar a Mizawak estuvo el ex gobernador Sergio Urribarri, decidido a lograr la vacante para colocar a alguien de su confianza en el lugar que, a fines de mayo, con su renuncia dejará libre el vocal de la Sala Penal del alto cuerpo. Para cubrirlo, el gobernador Gustavo Bordet deberá enviar a la Legislatura un pliego con el nombre de un candidato.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |