La tragedia que asoma, mientras el Gobierno navega entre contagios y contradicciones

Alberto Fernández durante su única cadena nacional.

Alberto Fernández durante su única cadena nacional.

Por Ernesto Tenembaum (*)

 

En los últimos días, el gobierno nacional puso en marcha un operativo para posponer las elecciones primarias. El argumento que sostiene esa idea es que el avance de la pandemia obliga a evitar aglomeraciones. Sin embargo, en las mismas horas, el mismo Gobierno permitió que cientos de miles de argentinos aprovecharan las Pascuas para trasladarse de lugares con altos índices de contagio a otros lugares menos afectados por el coronavirus. A primera vista, parece una contradicción muy evidente. Pero tal vez no lo sea.

Si el criterio en ambos casos fuera sanitario, es decir, evitar internaciones y muertes, efectivamente, hay un sinsentido: la postergación de las elecciones, que ocurrirán en varios meses, reflejaría un intento de proteger a la gente; en cambio, el permiso para disfrutar de unos días en lugares de veraneo, reflejaría exactamente lo contrario, un evidente signo de despreocupación, que será leído no solo por quienes hayan viajado sino por toda la sociedad. Si se puede disfrutar de Semana Santa, ¿por qué habría que tener extremos cuidados en otros ámbitos?

La contradicción se salva si uno piensa mal. Tal vez, en ambos casos, lo que prima es un criterio electoral. En un caso, el del aval al turismo en Semana Santa, se privilegia el crecimiento económico. En el otro, la eventual postergación de las primarias, lo que se busca es ganar tiempo para que los argentinos puedan sentir la recuperación de la actividad y avanzar con la vacunación masiva. Las dos medidas contribuirían a un mismo objetivo: mejorar las perspectivas oficialistas para las elecciones.

Si fuera así, y es difícil no verlo de esa manera, eso refleja un cambio de valores muy brusco en la conducción de la crisis sanitaria. La zona central de la Argentina ha superado en estos días todos los récords en cantidad de casos respecto de cualquier otro momento de la pandemia. Eso no se produjo de una manera paulatina sino, como dicen los estadísticos, de forma exponencial, o sea, rapidísimo. En algunas zonas del área metropolitana, la cantidad de casos se triplicó en apenas dos semanas. Para agregar datos preocupantes, algunos de esos casos se deben a la presencia de cepas que son mucho más contagiosas y, por lo tanto, más letales.

Naturalmente, nadie puede asegurar lo que va a ocurrir en los próximos días. La hipótesis más optimista postula que la explosión de casos no puede compararse con la de otros momentos porque hay muchas más personas testeadas, y a más tests más casos. Y, además, que el promedio de edad de los contagiados ha bajado mucho y por lo tanto afecta primordialmente a personas que, en su mayoría, no morirán. El defensor más claro de este punto de vista es Fernán Quiroz, el ministro de Salud de la Ciudad.

Otros especialistas están convencidos de que el crecimiento de los casos es tan rápido que eso solo quiere decir una cosa: la tragedia se avecina si no se toman medidas preventivas contundentes. Desde intensivistas que arriesgan su vida todos los días por apenas 70 mil pesos al mes a poderosos empresarios de la Salud sostienen esta visión más angustiosa.

En cualquier caso, hay un hecho indiscutible: el crecimiento exponencial de los casos en las últimas semanas. Frente a fenómenos similares, gobiernos de distintos lugares del mundo, como los encabezados por Emmanuel Macron en Francia o Sebastián Piñera en Chile, han tomado decisiones de confinar completa o parcialmente a la población. El argumento es muy sencillo. El virus no va hacia las personas, son las personas las que van en busca del virus. El virus tiene una sola manera de ir de una persona a otra y, por lo tanto, de reproducirse: que la gente se junte. Hay una sola manera de pararlo, mientras llega la vacunación: evitarlo.

Estas ideas sencillas, que unifican a casi toda la comunidad médica, fueron repetidas una y otra vez, hasta el cansancio, por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta y por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel KIcillof. Sin embargo, ante el evidente agravamiento de la situación, las medidas son, apenas, simbólicas, si es que hay alguna medida, más allá –obviamente- del proceso de vacunación. Por muchos menos, hace un año, los argentinos estuvimos confinados durante varios meses. ¿No habrá alguna alternativa entre el todo y la nada?

El contraste, y la confusión, se reflejan en una multitud de gestos. Hace un año, un joven se trasladó a la costa Atlántica con su tabla de surf. Solo, sin mezclarse con nadie. El Presidente lo reprendió muy duramente. El jueves, alrededor de doscientos cincuenta jóvenes festejaron que se recibían de médicos, sin barbijo ni distanciamiento. El episodio no mereció ningún comentario. Hace un año, el Presidente anunciaba medidas en largas conferencias de prensa rodeado de la conducción del país. Ahora realizó una cadena nacional de unos pocos minutos donde no anunció nada.


Cargamento de vacunas Sputnik V.

En público, los funcionarios sostienen que los argentinos ya aprendimos a hacer una vida casi normal y a cuidarnos al mismo tiempo, y que por eso no se prevén medidas duras. Pero, ¿por qué entonces suben los casos de manera tan vertiginosa? En realidad, lo que sucede es que Fernández y los suyos son sensibles a un clima social donde ha crecido mucho la resistencia a las medidas restrictivas. Eso los afecta por dos lados: el de la capacidad para liderar y hacer cumplir medidas de confinamiento, aunque sean parciales, y por el lado electoral, que siempre está presente y que ofrece un panorama siempre tenso. A eso se le suma la demanda social por la situación económica, cuya gravedad se expresa, por ejemplo, en el tremendo índice de pobreza.

Así las cosas, la sociedad no es la que era hace un año y el Gobierno tampoco. Pero el virus es el mismo y avanza con mucha rapidez. La tragedia asoma y la sociedad está con muchas menos armas para protegerse. En principio, con menos conciencia. Los unos sostienen que esto es culpa del Gobierno: fue tan duro con las medidas al principio que desgastó esa herramienta demasiado rápido. Los otros argumentan que la culpa es de un sector de la oposición y de los medios que martillaron desde el principio contra las medidas restrictivas y, finalmente, lograron convencer a vastos sectores de la sociedad. Es un clásico argentino: el único consenso aquí es que las culpas siempre las tiene el otro.

Mientras tanto, la angustia crece en los centros de salud. Vanina Edul es una intensivista que trabaja en el Hospital Fernández. Su testimonio es muy elocuente. “El sistema duplicó las camas de terapia intensiva, aunque a algunas camas les falta todavía un monitor y respirador, además de personal de salud para atender. Hoy somos menos, porque hay gente que dejó de trabajar por el gran estrés, el agotamiento y los contagios que tuvimos entre nosotros. Tengo dos compañeros que se infartaron, y también algunos que murieron. Tenemos compañeros con síndrome depresivo. Gente con intentos de suicidio. Hacer una video llamada en la habitación del paciente con sus familiares, en donde les contamos a ellos que lo vamos a intubar. El paciente tratando de calmarlos. Los familiares conteniendo las lágrimas. Y nosotros en el medio, sabiendo que uno de cada dos intubados no va a sobrevivir. Y no tenemos ningún tipo de contención. En algún lugar te sentís un número. La gente debería tomar conciencia. Si bien tienen derecho a una fiesta, a una comida, eso significa que un montón de gente se puede enfermar y hay un montón de otra gente para atender a esas personas enfermas, que carecemos de vacaciones, que estamos mal pagos y muy cansados. Necesitamos ayudarnos entre todos”. Edul trabaja en un sanatorio público y otro privado. En ambos lugares, no hay camas en terapia intensiva.

Si el ascenso de los casos se profundiza, el gobierno nacional, y los gobiernos de todos los distritos serán sometidos a dilemas dramáticos que aún no logran resolver. ¿La economía o la vida?, es la pregunta más dramática. Hace un año, tenía una respuesta muy sencilla. Ahora, todo es más difícil, más confuso y, además, parece más peligroso. Afortunadamente, el Presidente, y muchos argentinos con edades de riesgo, ya han recibido al menos una dosis de las vacunas. Ojalá que eso amortigue el impacto de lo que viene.

(*) Esta columna de Opinión de Ernesto Tenembaum se publicó originalmente en el portal de Infobae.

Gustavo Bordet

Bordet dispuso nuevas restricciones a la circulación para contener el avance de la pandemia en Entre Ríos.

Deportes

Vélez derrotó a Huracán, se afianzó en la cima y quedó a un paso de la clasificación

Federico Mancuello puso en ventaja, de tiro libre, al Fortinero en Liniers.

Copa de la Liga Profesional de Fútbol: Central aprovechó el mal momento de Aldosivi

El Canalla ganó en Mar del Plata, se ubicó como escolta y hundió más al Tiburón.

En Patronato, Iván Delfino propondrá cuatro cambios para visitar a Newell’s

El DT Rojinegro apostará por los ingresos de Guasone, Urribarri, Garay y Torres.

“Quiero estar en los Juegos Olímpicos de Tokio”, manifestó el concordiense Federico Bruno

El atleta entrerriano realizará su preparación en Cachi, Salta, para el Sudamericano.

La FAB impulsará la clasificación del entrerriano Brian Arregui a los Juegos Olímpicos

El oriundo de Villaguay será uno de los dos nombres propuestos por la FAB para clasificar a Tokio.

Talleres le dio un duro cachetazo a Unión en el inicio de la décima fecha

La T derrotó al Tatengue en Córdoba 3 a 0 este viernes en el estadio Mario Kempes.

Judiciales

Corte Suprema

La fiscal Laura Monti sostuvo que, tal como había afirmado Horacio Rodríguez Larreta, se trata de un conflicto de competencia “originaria” del máximo tribunal.

STJ Iprodi

El STJ y el Iprodi buscan retomar el trabajo para posibilitar el ingreso de personas con discapacidad al Poder Judicial de la provincia.

Opinión

Por Beatriz Arbasetti

Los dichos desafortunados del presidente.

El "volvimos mejores" del presidente como eje del análisis.

Por Silvana Melo (*)
Foto SOS Argentina

Las infancias, la pandemia y la pobreza.

Por Adrián Paenza (*)

Adrián Paenza y su modo matemático de mostrar las cosas.

Por Rogelio Alaniz (*)

Un breve análisis tras el anuncio.

Por Antonio Tardelli (*)
Proyecto

Sobre el proyecto rechazado y la falta de voluntades para alcanzar el consenso.

Cultura

Cine Circulo

Las salas de cine en la provincia comienzan a normalizar su actividad tras la reapertura, bajo estricto protocolo.

Fondo Nacional de las Artes

La convocatoria a las Becas Creación 2021 estará abierta hasta el 11 de mayo.

UNER

Las propuestas se llevarán adelante entre los miércoles 21 de abril y 5 de mayo.

Centro Cultural La Hendija

La Madonnita se podrá ver el próximo fin de semana en el Centro Cultural La Hendija.

Bibliomóvil

Se llevarán adelante seis encuentros en distintas zonas de la ciudad de Paraná.

“La fábrica de las palabras”

El encuentro se realizará a través de la plataforma Google Meet y tendrá una duración de tres horas.

Nacionales

Coronavirus.

El promedio de internados por Covid en Santa Fe tiene entre 30 y 40 años.

Roberto Lavagna.

Lavagna criticó la suspensión clases presenciales en el AMBA.

Horacio Rodríguez Larreta

Rodríguez Larreta estuvo acompañado por Diego Santilli, vicejefe de Gobierno; y Soledad Acuña, ministra de Educación. También estuvo el ministro de Salud, Fernán Quirós.

Provinciales

Bordet y Bahl analizaron las acciones conjuntas entre ambos gobiernos y Nación

Bordet y Bahl analizaron las acciones conjuntas entre ambos gobiernos y Nación.

Notificaron en la provincia otras ocho muertes asociadas a coronavirus

Notificaron en la provincia otras ocho muertes asociadas a coronavirus. (Foto: ANÁLISIS)

Locales

intendente de San José, Gustavo Bastian

Presentó las nuevas medidas que se adoptarán en la localidad para atenuar el impacto de la segunda ola de contagios de Covid-19.

Paraná

Zoff afirmó que este espacio “representa un ámbito donde las voces de los estudiantes ayudarán a la transformación y desarrollo de Paraná”.

Así quedó el Bv. tras los trabajos de este viernes.

Interés general

Raúl Castro Ruz

Raúl Castro Ruz, actual primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (CC PCC), y el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez. (Foto: EFE/ACN/Ariel Ley Royero)

Campo.

El número de explotaciones agropecuarias se redujo en 76.218 entre 2002 y 2018 según el Censo Nacional Agropecuario (CNA).