Odontólogos escolares controlaron este año a más de 19.000 niños en la provincia

La presencia de caries y otros problemas bucodentales en los más chicos es generado en muchos casos por el consumo a veces excesivo de azúcares y dulces envasados. Esto no sólo se combate con la disminución de la ingesta de estos productos sino también con la prevención en cuanto a higiene y salud bucal.

Es por ello que un grupo de profesionales pertenecientes a la Red de Odontólogos Escolares de la Provincia de Entre Ríos (Rodes) recorren escuelas en distintos departamentos y se encargan de concientizar a los pequeños para evitar a futuro problemas graves en la boca.

La propuesta, impulsada por el Ministerio de Salud de Entre Ríos, a través de la Dirección de Odontología, enseña a niños y niñas cómo cuidar su dentadura y la importancia de conocer cómo y cuándo cepillarse los dientes, de qué manera actuar en caso de traumatismos, cuáles son las comidas que debemos evitar o disminuir en nuestra dieta y, específicamente, qué es la caries.

En este marco, los 66 profesionales de hospitales y centros de salud que ya llevan recorridos 15 departamentos de la provincia para fomentar cambios de hábitos y una adecuada higiene de los dientes, la lengua y la boca en su totalidad, brindan talleres sobre educación para la salud bucal y promoción y fomento del control del carné de salud bucal.

La Rodes ya controló los carnets de 19.347 alumnos en todo Entre Ríos, y tiene la misión de desarrollar acciones de promoción de la salud bucal en los establecimientos educativos, articulando actividades con los equipos de salud de los centros asistenciales, diseñando y difundiendo material educativo, fomentando la construcción de ambientes escolares saludables y garantizando el cumplimiento del Programa de Salud Bucal Escolar establecido por la Ley Provincial Nº 9.813.

En este sentido, el odontólogo integrante de la Dirección de Odontología provincial, Ricardo García, afirmó: “Uno de nuestros objetivos primordiales en esta propuesta es lograr que la comunidad educativa, tanto los alumnos, como los padres y docentes de los establecimientos de todo el territorio provincial, reciban la información necesaria para el desarrollo de hábitos saludables y estrategias de autocuidado de la salud bucal. Para esto, es necesario establecer vínculos sólidos entre los establecimientos educativos y los centros asistenciales, y promover así la creación de quioscos y cantinas saludables en las escuelas, en lo que estamos avanzando”, sostuvo García.

Los profesionales que llevan a cabo este tipo de tareas en las escuelas entrerrianas son odontólogos con un perfil preventivo y se encargan del cuidado de la salud de la comunidad.

“El odontólogo escolar conoce e investiga la realidad de cada uno de los establecimientos educativos en los que se desempeña, desarrollando habilidades y competencias para realizar de manera óptima las acciones de promoción y prevención de la salud bucal. El OE entiende a la familia como núcleo de la sociedad y por lo tanto como la unidad en la que deben asentarse todas las acciones de promoción de la salud”, redondeó el profesional.

Entre Ríos es una de las dos provincias con focos de incendios activos.

Relanzaron la Línea 137 para acompañar ante situaciones de violencia y acceso al derecho.