Cogno: “Estamos con temor a que se fijen protocolos en función de una campaña política"

La dirigente de Agmer Paraná, Susana Cogno, expresó la preocupación de los docentes y del sindicato ante las medidas de flexibilización de las medidas sanitarias para la presencialidad plena de estudiantes en las escuelas. Trazó un lamentable panorama edilicio en las escuelas del Departamento y las dificultades para que haya 25 alumnos con distancia en aulas para 14. Además, en la entrevista con Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) habló de la causa por corrupción y violencia de género del exlegislador y titular de UPCN, José Ángel Allende cuyas prácticas y enriquecimiento, aseguró, eran conocidas por todos.

 

---A escasos días del anuncio del gobernador de la presencialidad plena, ustedes fueron el primer sector que salió a manifestarse en contra de esta idea.

---Sin dudas tiene que ver con las condiciones materiales que tenemos en Paraná. Ya tenemos presencialidad, lo que estamos discutiendo es el sistema de burbujas, si la situación edilicia está en condiciones de sostener a todos los estudiantes en el ámbito de los edificios escolares, cumpliendo los protocolos de un distanciamiento mínimo de un metro y medio que hasta hoy es parte de los protocolos nacionales. Y estamos con el temor que se fijen los protocolos en función de una estrategia de campaña política y no de la realidad epidemiológica y sanitaria que vivenciamos. Dejar de lado los protocolos implica, por un lado, el hacinamiento de los estudiantes en aulas que no están preparadas para garantizar las condiciones mínimas que se requieren en una pandemia que no ha terminado. No ha sido derrotada. Nuestro sector no hay recibido mayoritariamente la segunda dosis del esquema de vacunación que es necesario y además una de las condiciones que pusimos siempre para el retorno de la presencialidad, además de completar el sistema de vacunación fue el respeto de los protocolos y la inversión necesaria para poder garantizarlos. Si un curso tiene 25 estudiantes necesita un aula de 50 metros cuadrados. Eso en el Departamento Paraná no existe. Salvo alguna construcción antigua de las escuelas históricas como las normales o las del centenario, el resto no tienen aulas de esas dimensione. Es más, las que se fueron arrancando para la construcción en los últimos años son aulas muy chicas, cada vez más pequeñas donde a duras penas ingresan 14 o 15 alumnos. Un crecimiento exponencial de matrícula en algunas zonas hace que no tengamos condiciones materiales.

---En el Departamento Paraná ¿Cuántos docentes están vacunados con la segunda dosis?

---No llegamos al 30%. En realidad, no se vacuna por sector sino por franja etaria, se comenzó con la segunda dosis de las personas más grandes, de las que padecen comorbilidades y de los chicos que padecen comorbilidades, pero no se ha llegado a vacunar el sector más importante de la docencia que es la franja de los activos que está entre los 25 y 45 años. Y al no tener el esquema de vacunación completa trae aparejada mucha incertidumbre, porque además la circulación plena de todos los estudiantes, en el transporte público con la escasa frecuencia y con las escasas unidades que tenemos hoy en día circulando realmente va a generar hacinamiento en el transporte público y generar la circulación del virus nuevamente. Nosotros alertábamos que estábamos funcionando con un sistema de burbujas que tenía al menos el 50% en la presencialidad intercalando las semanas. Donde hay condiciones están todos los estudiantes, no una burbuja de cinco alumnos, hay burbujas en la medida que no tenemos el espacio edilicio suficiente como para poder garantizar la presencialidad plena de todos los estudiantes donde las aulas no alcanzan.

---¿Y cómo ha funcionado las burbujas en las diferentes escuelas en este tiempo? ¿Cuántas veces hubo que cerrar y empezar de nuevo?

---Estamos todavía en un proceso donde hay escuelas que tienen tres o cuatro grupos aislados a la espera de los hisopados, el proceso de contagio no se ha frenado nunca, si bien no tiene las dimensiones de hace 12 semanas, todavía continuamos con un proceso de contagios que se frena en la medida en que respetamos esta jerarquización de ingresos a las escuelas con los cuidados necesarios, porque el cumplimiento de los protocolos marca una diferencia sustancial: la interrupción de la jornada, el ingreso escalonado, la necesidad de que los chicos permanentemente se estén lavando las manos, higienizar los lugares, en una provincia donde hay más instituciones educativas que edificios, tenemos más escuelas que edificios escolares, entonces en cada edificio circulan dos o tres instituciones educativas, hay una escuela primaria, una secundaria, una nocturna o una universidad funcionando en un mismo edificio, con lo cual hay una alta circulación de personas.

---¿Y en cuánto se mejoró, si es que se mejoró, la cuestión edilicia que venían reclamando?

---La cuestión edilicia se mejora paulatinamente en algún parche, se corta el pasto, se limpia el tanque, pero las aulas no alcanzan, los baños tampoco están en condiciones, hay que reacondicionarlos, hay que garantizar inversión educativa para que permitan ir paulatinamente arreglándose. Hay escuelas que hace añares venimos denunciando que los baños no están en condiciones y todo eso colapsa con la pandemia, pero la situación edilicia en crisis era anterior a la pandemia y persiste. Es muy complicado el tema de la infraestructura, el mismo gobierno nacional reconoce que las dimensiones de las aulas tienen que ser de 80 metros cuadrados, a medida que se va discutiendo dónde construir aulas, teniendo en cuenta que los edificios ya tienen ocupados todos los lugares disponibles. En el Departamento Paraná no hay un solo espacio dentro de las instituciones, ni otras instituciones aledañas que se puedan refuncionalizar para garantizar el correcto funcionamiento de la institución con todos los estudiantes.

---¿Cuán sería la escuela donde más se ha avanzó desde lo edilicio y cuán la que está en peores condiciones?

---En peores condiciones son más de una, tenemos varias, las que llamamos más alejadas del radio céntrico, pero tenemos escuelas que son muy nuevas y no tenemos condiciones, como la del Centenario, que es una escuela muy linda, nueva, se hizo una inversión millonaria, donde las aulas son sumamente pequeñas, no tiene capacidad para tener 25 alumnos con un metro y medio de distanciamiento. Nos preocupa que eliminen el distanciamiento de los protocolos y que eso genere una cuestión sanitaria grave. Hay históricas escuelas que no se han terminado de arreglar o de construir como la del puerto, que ha salido fortunas y no está terminada, sobre la cual se vuelve a reinvertir porque las empresas dejan de trabajar, no se da la finalización de obras. La escuela Lomas del Mirador, tanto la primaria como la secundaria, es una situación crítica, Bazán y Bustos que es una escuela donde funciona la secundaria, y la Giachino, que son históricas escuelas que venimos manteniendo en la esfera de lo público para que se solucione lo edilicio, la escuela Bazán y Bustos primaria, La Delfina. En todo el Departamento Paraná, lo que nosotros llamamos las filiales que son las ciudades aledañas que corresponden a Paraná, la situación edilicia es, que si bien se va apuntalando para resolver… al principio había una partida de 400.000 pesos para arreglar los baños, que no alcanza, ahora se han ido ampliando un poco más pero de todas maneras eso llega con mucha tardanza y burocratización, además son licitaciones que se deben realizar y el tiempo se va dilatando y las urgencias las tenemos ahora. Lo que reclamamos es un plan sistemático, que las autoridades proyecten inversiones reales y concretas a largo plazo, que permitan solucionar los problemas, tienen que responder a una demanda cada vez más creciente. El otro ejemplo es Colonia Avellaneda, miles de personas viven allí y no hay escuelas suficientes que puedan recibir a los estudiantes. Se construyen megaplanes de vivienda y no se construyen las escuelas para que los chicos puedan asistir. Así que tenemos una alta movilidad de trabajadores y estudiantes y condiciones precarias.

---En el gremialismo entrerriano nadie dijo una palabra sobre lo que sucedió con Allende y su confesión ante la Justicia que es un corrupto que robó 1.200.000 dólares ¿por qué nadie dijo nada? ¿qué opinás?

---En principio no era ningún secreto la conducta de Allende y su vinculación con el poder político de turno a lo largo de muchísimos años. Representa un sindicalismo que todos los que trabajamos por representar a los trabajadores nos da vergüenza y no queremos identificarnos bajo ningún punto de vista porque en principio la honestidad que debe caracterizar la función que desempeñamos debería ser una bandera de lucha y la independencia de los partidos políticos es la segunda. Yo pertenezco a un sector que justamente lo considera uno de sus principios. La connivencia con el poder político trae aparejado estos silencios, pero además los actos de corrupción que hemos podido evidenciar. No solamente en la provincia de Entre Ríos, sino a nivel país donde la defensa de los objetivos primordiales del sindicalismo, sobre todo al cual nosotros aspiramos, que es un sindicalismo combativo, que esté entre la gente y que haga honor de ser escuela de valores en cada uno de los lugares, porque en esta sociedad se habla poco de valores, de vivir con el salario que le corresponde, de luchar por garantizar las mejores condiciones de vida del conjunto no es lo que ha primado en la conducta de Allende ni tampoco en la Justicia que nosotros tenemos que reclamar, porque todo sabemos no solamente la corrupción sino la práctica de aprietes que ha llevado adelante en el cotidiano quehacer un funcionario que demás no se ha privado de ninguna de las acciones que son deplorables hasta incluir la violencia de género y el machismo patriarcal para referirse hasta sus propias compañeras del partido.

---En el afiliado común de UPCN la mayoría debe ser gente trabajadora, honesta, pero hace décadas que lo tienen a Allende de secretario general ¿cómo se debe sentir un afiliado así?

---Es parte de un debate sindical que tiene que ver con los tipos de sindicalismo que se van construyendo en las últimas décadas. Yo represento un sector que es el sindicalismo docente que está en continuo movimiento, que ha podido incorporar algunos principios, espacios y grupos de lucha que tienen que ver, a lo largo de toda América Latina, con una conducta. Pienso que los afiliados compulsivos tienen menos ventajas que los afiliados voluntarios, que es algo que tenemos nosotros en nuestros sindicatos y en los que no pertenecen a la CGT. Nosotros como sindicalismo docente no pertenecemos a la Confederación de Trabajadores, por lo tanto, nuestro afiliado es voluntario, que define en su conciencia ser parte de la estructura sindical y eso trae aparejado también a demás del cato de voluntad la participación en las definiciones que se toman. Muchas de esas definiciones tienen que ver con la libertad de la elección y con un trabajo político donde los dirigentes no deben alejarse ni del trabajo que realizan ni de las bases, porque si no se genera una casta de sindicalistas burócratas que se enriquecen, que viven una realidad completamente ajena a la de su compañero trabajador, que justifica con palabras que no son propias del colectivo al que representa, el por qué puede llevar adelante cualquier conducta sin que nadie se lo pida. Y la otra cuestión es que el sistema político permite la corrupción. Porque la connivencia de los sindicalistas en las esferas de poder también trae aparejado la no representación de los propios compañeros que lo pusieron ahí. Entonces por eso se debe hacer mucha pedagogía de lo que significa el sindicalismo que nosotros necesitamos para que puedan generar otras condiciones, vivimos en un país que está atravesado por una disputa política que se ha convertido en una disputa de valores, porque el silencio trae aparejado la connivencia y el ocultamiento de lo que todo sabíamos que era una verdad a voces, que el enriquecimiento era parte de una acción ilícita. Equivaldría a que cualquiera de nosotros se enriqueciera con el sueldo de un maestro.

---Estamos hablando de un dirigente que reconoce un patrimonio de más de 50 millones de dólares.

---Y que reconocen que tuvo conductas indebidas con el manejo del dinero, eso es lo más asombroso. Puede devolverlo si quiere… eso es lo que agrede al conjunto de la sociedad si no estuviésemos en medio de una gran crisis de valores.

---¿Cuánto considerás que puede servir este episodio? ¿puede haber un antes y un después de esto?

---Pienso que a la corporación política le conviene dejarlo pasar, debería haber un antes y un después, yo creo que desde la dictadura para acá hay una deuda de la Justicia con todo el pueblo, eso es una deuda imposible de dejar de decir, desde el momento en que la dictadura se instaura en la Argentina y que sus crímenes después no fueron debidamente juzgados hasta el día de hoy, hay una deuda que tiene la Justicia con todo el pueblo, de las vidas que cobra la dictadura y con la corrupción que se generó después. Porque la desarticulación del aparato productivo del país que nos sume en la pobreza a lo largo de las distintas generaciones de clase política que han pasado no ha sido nunca llevada a la justicia ni juzgada debidamente. El aniquilamiento de la clase trabajadora, la entrega del país en manos de los sectores más concentrados de la riqueza, la fuga de capitales, la bicicleta financiera, todo lo que ha generado la pobreza en la cual vivimos y motivo por el cual seis de cada diez niños son pobres en Argentina, no ha sido llevado nunca a la justicia ni ningún político ha pagado con cárcel. Creo que esas deudas también son deudas con la justicia y tenemos todos los argentinos un deber irrenunciable que es educar a las nuevas generaciones en lo que corresponde a las conductas y al deber de considerar a la justicia como uno de los eslabones fundamentales para que haya justicia y justicia social.

---¿Creés que puede haber un mensaje para la corporación política o es un episodio más?

---Si no hay un juicio que lo castigue, que expropie los bienes indebidos, no lo que quiere entregar, lo que no corresponde, porque si yo cometo un delito y me apropio de algo que me pertenece debe ser recuperado para el conjunto de forma inmediata, los millones de pesos que nos faltan y generan tanto sufrimiento tiene que ver que en este país no hay una justicia distributiva en lo social y que también sea de resarcimiento, porque si él reconoce que robó es una cuestión, pero si la justicia aprueba, debe recuperar todo lo que tiene como bienes y además debe pagar con cárcel. No puede ser que a quienes han hecho las aberraciones más grandes nunca paguen con sus bienes personales los delitos que han cometido, eso no corresponde.

---¿Esperabas que Allende, después de este episodio, renunciara o que alguien le pidiera la renuncia?

---Y, le correspondería. Pero no pasó.

QATAR 2022: LA AGENDA DE PARTIDOS DEL DÍA


Opinión

La trágica muerte ocurrida recientemente en el
Por Luciano Lutereau (*)

Cultura

Cerveza, gastronomía y música los principales atractivos de una feria que crece año a año.

Pre-inscripción abierta a la Maestría en Literatura y Política de UADER.