El gobierno controlará junto a los municipios los puntos de venta y distribución de garrafas

El funcionario reconoció que desde hace algunos días ha empezado a haber “inconvenientes” en el abastecimiento y precio de las garrafas, y dijo que “algunos de los grandes distribuidores aducen que tienen menor abastecimiento”.

“Las distribuidoras deben tener en sus lugares de venta, en las plantas, garrafas de 10 y 15 de kilos, a 16 y 24 pesos, respectivamente”, aseguró el funcionario y explicó que “las plantas sólo deben venderle a comercios o distribuidores que estén habilitados”.

Respondiendo a las quejas por el aumento del precio del gas envasado, sostuvo que “el precio de la garrafa no ha aumentado” y que “lo razonable sería que un revendedor venda una de diez kilos a 22 pesos al cliente”.

Teniendo en cuenta que hubo gente que ha llegado a comprar a 44 pesos una garrafa de 15 kilos, Schnitman aseguró: “Es evidente que algunos revendedores tienen una actitud desleal con sus clientes de años. Es una estafa”.

“Los revendedores compran a los distribuidores al mismo precio de antes y no tendrían por qué venderla más cara”, acotó en declaraciones realizadas a APF.

En este marco, anticipó que “se va a trabajar conjuntamente con los municipios” y precisó: “Vamos a hacer inspecciones en todos los lugares donde están vendiendo estos productos para ver si están habilitados y si venden las garrafas al precio que corresponde”.

Luego manifestó que “los consumidores deben exigir la factura porque con la factura en mano pueden ir a Defensa del Consumidor a hacer la denuncia correspondiente”.

Pedido a la Secretaría de Energía

Más adelante, Schnitman informó que se le solicitó a la Secretaría de Energía de la Nación “un informe sobre la cantidad de gas envasado que han enviado a las distribuidoras de Entre Ríos para tener un dato certero y preciso y saber si realmente hay dificultades en el abastecimiento”.

“También le pedimos un informe para saber si hubo variaciones en el precio, pero hemos constatado que los precios son similares”, aseveró.

Entre Ríos es una de las dos provincias con focos de incendios activos.

Relanzaron la Línea 137 para acompañar ante situaciones de violencia y acceso al derecho.