Quién le pone cascabel a un aliado

Edición: 
649
Dique de Pou: poder político/empresario y credibilidad

D. T. F.
(especial para ANALISIS)

El afamado terraplén de 50 kilómetros construido cerca de Gualeguay por Pedro Pou salva sus tierras del agua e inunda las del prójimo, según quejas de medio centenar de vecinos del ex banquero. El gobierno provincial (de conocidas simpatías políticas con el supuesto contraventor), dio marcha atrás en una disposición que ordenaba romper cuatro tramos para que el agua escurriera. El asunto encierra un dilema en una provincia con 40.000 kilómetros de ríos y arroyos, donde un mal precedente distorsionará el delicado equilibrio que la convivencia exige. Pero si el dique puede ser grave, la erosión de la autoridad parece peor.

Qué difícil para Pedro Pou, aunque quisiera, darse dique con el dique. Una obra que a primera vista provocaría elogios, porque protege campos de las crecientes, le está inundando la cabeza de problemas. Y lo peor es que, en principio, parece que él mismo se los buscó. Sus técnicos no le habrían informado bien que el agua contenida podía inundar un poco más al vecino, y tampoco le recordaron la sana costumbre de pedir permiso antes de rellenar.
Para enmarcar el asunto, hay que decir que el poder político menem-duhaldista es dueño de gran parte del sur entrerriano. Literal. El poder político de Entre Ríos, aliado, permitió y alentó. Luego, ¿cómo el poder político local, harto dependiente a propia voluntad, adoptaría decisiones que pudieran mellar la propiedad de sus socios/patrones?
Hay maneras de pasar las tierras que fueron del Estado (Yacimientos Carboníferos Fiscales, por ejemplo) a los amigos particulares, y el poder político de Entre Ríos conoce y practica esas maneras. Los retornos, en sus diversas modalidades y no siempre en billetes, facilitan luego las campañas proselitistas.
La línea es clara como el agua que provoca las disputas del caso (ver “Legisladores…”). Analícese, si no, cuántos obstáculos puso el poder político de Entre Ríos a la concentración de la propiedad en las empresas de transporte (de 20 a una), y se caerá en la cuenta: esa ausencia de obstáculos fue presencia de proyecto. La comunidad todavía no toma conciencia de las consecuencias del feroz retroceso, ya lo hará.

Conocer es poder

¿Cuánto sabe y cuánto podría decir Pedro Pou, ex titular del Banco Central, sobre las catastróficas pérdidas que sufrieron los entrerrianos en la debacle y posterior privatización y final reestatización del Banco de Entre Ríos, por ejemplo?
¿Es independiente el poder político de Entre Ríos de Pedro Pou? ¿Es independiente de Roque Fernández, ex ministro de Economía de la Nación, y de sus computadoras repletas de archivos? ¿Es independiente de Hugo Anzorreguy, que fue ¡jefe de la Secretaría de Inteligencia del Estado!? ¿Es independiente de Victorio Américo Gualtieri, propietario de medios de comunicación importantes con arraigo nada menos que en Concordia, y aliado (y beneficiario) fundamental del poder político de Eduardo Duhalde, como beneficiario fue de las condonaciones de deudas firmadas por Jorge Busti en el mismo momento en que su estancia parecía reproducirse en el delta “añadiendo heredad a heredad hasta abarcarlo todo”?
Pou, Fernández, Anzorreguy, Gualtieri, y otros como el banquero de los ‘90, Eduardo Escasany, y futbolistas y gremialistas y militares más o menos compinches, son dueños mayoritarios de las estancias del sudeste entrerriano. No por nada el gobernador de Buenos Aires don José de Andonaegui ordenó el exterminio de aborígenes allí, y el gobernador de Santa Fe Antonio de Vera y Mujica ejecutó la idea, hace 250 años. ¡Tremendos indios melenudos queriendo quedarse con nuestras tierras, habráse visto!
Fieles compartidarios (locales y no tanto) se hicieron del noroeste, incluyendo la gran isla Curuzú Chalí, y el dato más que anécdota es símbolo: donde el mapa viejo dice Chaná, el nuevo dice Pou. Donde el viejo dice Chaná Beguá, el nuevo Gualtieri. Y así: Minuán por Yabrán, Yaros por Anzorreguy… En el mismo sitio en que el mapa viejo anota callados Mocoretáes, el mapa nuevo parlanchines Castrillones. Pequeña diferencia: las antiguas cartas registraban personas que habitaban el lugar, las actuales registran títulos de propiedad, y ni siquiera nombres de personas a veces sino ignotas o anónimas asociaciones. ¡Adelante con la civilización!
Y bien, todo esto extremado en esta última década ¿se logra sin el guiño del poder político local, y el recíproco guiño de sus aliados bien agradecidos de tanta vista gorda? ¿Cuántos empresarios y políticos y banqueros a la vez, como los nombrados, conocen los entretelones de la espeluznante debacle económica y social reciente (y no revertida) de Entre Ríos? ¿Cuánto se guardan para mejor ocasión?

Deportes

Colón pidió postergar su partido con Patronato por la Copa Argentina

El Santo y el Sabalero debían jugar el 7 de junio, cinco días antes del clásico santafesino.

“Fue como cumplir un sueño”, dijo el entrerriano Respaud sobre el Básquetbol Sin Fronteras

El uruguayense Juan Ignacio Respaud compartió gratos momentos con Leandro Bolmaro.

Liber

Se conocieron los cruces de octavos de final de la Copa Libertadores de América 2022.

Tate Copa

Unión de Santa Fe enfrentará a Nacional, primero en Montevideo, por los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Schwartzman

El argentino Diego “Peque” Schwartzman ganó y ya está en octavos de final de Roland Garros.

Por Daniel Enz (*)
Daniel Carubia.

Daniel Carubia.

Berdardo Salduna (*)
Por Pedro Galimberti (*)

Cecilia Goyeneche. (Foto: ANÁLISIS)

Judiciales

Locales