Molina: “Generar controversia entre la actividad productiva y el medio ambiente es errado”

incendios islas de Ibicuy

“Somos los primeros defensores del medio ambiente y estamos en contra del fuego porque hemos sido víctimas de gente irresponsable", afirmó Molina.

El ex diputado provincial y propietario de campos en Ibicuy, Ricardo Molina, planteó su posición respecto de las quemas en las islas del Delta y defendió las actividades productivas de los pobladores de la región.

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Molina sostuvo que en la zona “no hay grandes problemas de quemazón pero es una cuestión que se viene dando últimamente en todo el Delta a raíz del despoblamiento y de la falta de actividades, tanto forestales como ganaderas, que han generado condiciones para que esos fuegos se establezcan y se propaguen”.

Mencionó que “Villa Paranacito y el Departamento Islas en general son una zona distinta de la provincia, con características muy especiales, que generaron la creación del Departamento en 1984, obedeciendo más a atender una zona especial de Delta, y estamos radicados acá desde 1900 es decir que hay varias generaciones de familias que se establecieron para poblar una zona inhóspita y que la transformaron con mucho esfuerzo y gran laboriosidad en una zona productiva, y que armaron una comunidad productiva”.

En ese marco, sostuvo: “Somos los primeros defensores del medio ambiente y estamos en contra del fuego porque hemos sido víctimas de gente irresponsable que prendió fuego por una cosa o por otra. Hay irresponsables de todos los colores, no se puede atribuir solo a los ganaderos”.

Explicó al respecto que “la forestación el primer enemigo que tiene es el fuego y el gran aliado  es la vaca o la ganadería porque limpian y en los lugares limpios el fuego no prospera, con lo cual generar una controversia entre la actividad productiva y el medio ambiente es un error, porque estamos a favor del medio ambiente y gran parte de los que no está pasando es por el despoblamiento y por la falta de actividades”. “La zona tiene un potencial económico que habría que restablecer para evitar que estas cosas producto del abandono generen estas afectaciones el medio ambiente a las que estamos todos en contra”, analizó.

Asimismo, sostuvo que “las actividades forestales han quedado reservadas a las grandes empresas pero en realidad ha habido falta de fomento y de políticas públicas; los productores que están en el Delta y los pobladores en general son dueños de pequeñas propiedades, que van de 20 a 10 hectáreas, es decir que son obreros con propiedad y han sido ejemplo de cómo hacer para subsistir, generar riqueza y realizarse en la vida a partir del esfuerzo”.

“El mismo poblador que hoy es cuestionado y afectado por el fuego es el mismo que se come las crecientes y luego se reinventa para seguir poblando esta zona inhóspita donde es necesario que haya gente haciendo algo. Tenemos características tan especiales para generar lo que, cuidando el medio ambiente, la gente reclama y que se generen condiciones en contra de lo que se viene haciendo durante 100 años sería una lástima. Creo que se tendrían que unificar los criterios, favoreciendo el medioambiente pero protegiendo la actividad que normalmente ha hecho este poblador”, opinó.

“Es difícil determinar quién es el responsable pero hay que crear las condiciones para identificarlo y todos juntos luchar para defender el potencial orgánico de los humedales y condenar a los que realmente inducen estas cuestiones, pero no se puede condenar o cambiar los hábitos en función de irresponsables. Porque acá hay gente que ha dejado la vida y tiene años haciendo algo que es útil y valorable para la provincia y para el país”, analizó.

En tal sentido, planteó que “hay que condenar a los productores que se compruebe que hayan hecho esto. Acá floreció el turismo últimamente y parte de lo que vendemos es ese vergel de flora y fauna que ofrecen los humedales y que nos beneficia de todos lados; pr eso no hay que enfrentar posicione sino que hay que buscar a los responsables pero en esa búsqueda no se puede condenar la actividad o afectar a gente que tiene radicación de más de un siglo”.

Explicó que “curiosamente en aquellos años donde realmente se producía y se cuidaba había menos fuego, porque nadie se autodestruye; y esto pasa a partir del despoblamiento de la concentración de gente en las grandes urbes”.

“Argentina requiere de todos sus recursos para salir adelante y estas circunstancias que deploramos todos no pueden atentar contra los humedales y con el potencial productivo cuidando el medio ambiente. No se puede enfrentarlos, hay que encontrar soluciones que destierren estas prácticas que todos deploramos. Hay que encontrar soluciones verdaderas y no circunstanciales que nos afecten a todos”, concluyó.

NUESTRO NEWSLETTER

Ignacio Malcorra anotó el tanto de la victoria "Canalla".

El "Patrón" no dio pie con bola durante el duelo con el "Sabalero" en Santa Fe.

En cancha del "Lobo", Gimnasia y Estudiantes repartieron puntos.

Báez obtuvo el quinto título de su carrera: es su primer ATP 500.

El entrerriano Jabes Saralegui (Boca) fue titular por primera vez en el "Superclásico".

Tobías Martínez debutó en la categoría y obtuvo el primer triunfo.

Por Néstor Banega

Fontanarrosa, Milei y las malas palabras.

Por Germán Grané (*)  

Cultura

Locales

La comparsa Papelitos del Club Juventud Unida resultó la ganadora de la edición 2024 del Carnaval del País que se vive en Gualeguaychú. Con este triunfo logró el triple campeonato.

La comparsa Papelitos del Club Juventud Unida resultó la ganadora de la edición 2024 del Carnaval del País que se vive en Gualeguaychú. Con este triunfo logró el triple campeonato.

Con un lleno total y con localidades agotadas en el Corsódromo, el Carnaval del País se despidió de su edición 2024 antes 25 mil personas.

Con un lleno total y con localidades agotadas en el Corsódromo, el Carnaval del País se despidió de su edición 2024 antes 25 mil personas.