Juan señaló a su violador

Prevención del abuso sexual infantil

Avanza la causa que involucra a un ex empleado municipal de Viale.

Natalia Buiatti
(de ANÁLISIS)

Juan tira besos al cielo. Gesticula. Sube un brazo a la altura del pecho y dobla el codo. Sube el otro brazo a la altura del pecho y dobla el codo. Sus extremidades superiores quedan en forma de cruz, como si fueran un escudo imaginario. Golpea suavemente un antebrazo con el otro y sonríe de felicidad.

Juan tiene Síndrome de Down y acaba de salir de los tribunales paranaeses. Camina despacio por las veredas llenas de transeúntes. Los familiares que lo acompañan y su amigo más reciente, el abogado que lo representa, sienten un alivio incomparable, como si les hubiesen quitado el peor peso de encima.

Acaban de salir de una rueda de reconocimiento. Una medida inédita en una causa por abuso sexual con acceso carnal, donde la víctima con Síndrome de Down pasó una prueba de fuego: se paró delante de cinco personas, todas con facciones parecidas entre sí, y señaló a su abusador.

—Puto, bigote, pito —repite Juan cuando lo reconoce.  

No hay jurisprudencia que se conozca en Argentina sobre un caso como el de Juan. Lo más comparable es una causa donde la víctima era una persona sordomuda que pudo hacerse entender con lenguaje de señas.

Ahora, la causa de Juan está a un paso de concluir la investigación preparatoria. La rueda de reconocimiento fue como ponerle el último sello a una parva de indicios que apuntaron siempre a la misma persona: Jorge Maynard. 

“Cuando tomo intervención en la causa había una denuncia y algunas intervenciones técnicas. Pero en los delitos de abuso y más aún en lo que tiene que ver con el abuso sexual de niños (si bien la persona abusada es adulta, su condición psicológica es asimilable a un niño), la prueba fundamental es la Cámara Gesell”, reconoce el abogado querellante Eduardo Gerard en diálogo con ANÁLISIS.

Juan pasó mucho tiempo sin que le hicieran la Cámara Gesell. Fue abusado por Jorge Maynard en diciembre de 2016. La denuncia se presentó en marzo de 2017, porque la psicóloga Julieta Lescano, que asistía al chico con un cambio rotundo y repentino de conducta, alentó a la familia a denunciar.   

Sin embargo, pasó mucho tiempo hasta que se concretó esa medida de prueba. La investigación estaba planchada y, como si fuera poco, ocurrió una serie de incidentes extraños que derivaron en un cambio de abogado.  

“Pedí la Cámara Gesell con una enorme fundamentación que tenía que ver con las capacidades del chico, y con lo que tiene que ver con la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad, una convención internacional adecuada a nuestro ordenamiento interno”, agregó Gerard.  

Es que Juan no puede hablar fluidamente, sólo dice palabras sueltas, no tiene capacidad de saber números ni colores, aunque sí puede comunicarse.

Comunicarse sin hablar

“Hubo cierta resistencia al principio por parte de los profesionales de Cámara Gesell porque antes habían hecho una solicitud que fue rechazada. El argumento del rechazo era que las capacidades cognitivas de Juan no le permitían que la medida de prueba se desarrolle, por la dificultad en el habla. En cambio, mi argumentación fue que cualquier persona que no puede hablar, tiene capacidad de comunicación y es la gestual, la indicativa, el dibujo. Justamente esto es lo que establece esta convención, que propone pensar en las herramientas que tienen las personas con capacidades diferentes para comunicarse y garantizarles el derecho que tienen. No los privemos del derecho que tienen de ser evaluados en una Cámara Gesell, si no, hay personas de primera y personas de segunda. Ahí hubo todo un debate. La Fiscalía (a cargo de Natalia Taffarel) apoyó mi petición hasta que en Cámara Gesell accedieron”, detalló el abogado.

Juan atravesó esa instancia. Lo que no pudo decir con palabras lo dijo con gestos, con representaciones. Pudo contar que fue violado en el baño de un tinglado, donde se hacen trabajos de herrería para la Municipalidad de Viale. Es que tanto su abusador Jorge Maynard, como el propio Juan, trabajaban en el lugar.

“Él dijo tinglado, dijo Jorge, dijo pito, dijo puto. No pudo contar la historia completa, pero sí hizo una representación física, gráfica de lo que pasó”, recordó Gerard. “Como abogado querellante me convencí de que el hecho había ocurrido tal cual como fue denunciado, en el lugar, la circunstancia y en el tiempo. Pero quedaba una duda ¿quién era el autor? Juan sólo lo describía como ‘Jorge, bigotes’. Aunque hay una enorme cantidad de dibujos en los que se repite la misma historia: bigotes, una persona seria y un baño”.

De hecho, son unos 30 dibujos que Juan hizo en el ámbito de su terapia psicológica particular. Todos están incorporados a la causa. “Lo que los niños no dicen con palabras, lo dicen con dibujos y esto sumó a lo ocurrido en la Cámara Gesell”, acotó el querellante.

Los testigos circunstanciales agregan datos que refuerzan la denuncia inicial y los resultados de las pruebas obtenidas. Cuentan que Maynard tiene una personalidad insinuadora, gestual, que suele decirle cosas a las chicas. 

La discusión antes de la rueda

Se llega a la discusión sobre la posible realización de una rueda de reconocimiento, porque la contraparte alegaba que el nivel cognitivo de Juan le permitiría señalar a Maynard sólo porque es una persona que conoce, porque trabajaban juntos y lo conoce del barrio. Y que eso no sería prueba suficiente sobre la autoría del hecho.

“Yo sostenía que no se podía discutir eso antes de hacer la rueda, porque en todo caso se trataba de una valoración que debía hacerse en un juicio. Pero la pericia debía hacerse en virtud del derecho que tenemos todos ¿o se quería dejar afuera a este chico porque tiene Síndrome de Down? Por eso el juez convalidó la medida”.

La prueba de fuego

Juan tuvo que pararse frente a un vidrio. Del otro lado había cuatro personas que llevó el imputado, todos de similares características físicas. Entre ellos estaba Maynard. La visibilidad estuvo habilitada 10 o 15 segundos, pero Juan no pudo decir nada.

Se pidió entonces despejar la visión por segunda vez, considerando la dificultad del chico. La jueza estuvo de acuerdo y, apenas se libró el panorama, Juan levantó su brazo y con el dedo índice señaló a Maynard. Como la hilera de hombres estaba apretada, dudaron a quién señalaba. Y se hizo un tercer intento.

La jueza de Garantías ordenó ampliar los rostros y pasarlos de a uno. Cuando llegó el turno de Maynard, Juan fue categórico:

—Ese es puto —dijo.

“Esto fue un paso trascendental. No tengo conocimiento de que esto se haya hecho en otra causa en el país, es la rueda de reconocimiento donde una persona menor de edad tiene que reconocer a su violador”, subrayó Gerard. “Se trata de una prueba muy fuerte porque si él no señalaba o dudaba, nos iba a poner en una posición bastante compleja para individualizar al autor. Pero si lo indicaba sería una prueba extremadamente categórica, y es lo que ocurrió”.

El abogado pidió que la rueda de reconocimiento se haga como un adelanto de jurisdicción. “Es un pedacito de juicio para no repetir la medida en el futuro, ni exponer a Juan a una revictimización. Se hizo delante de la jueza de Garantías (Marina Barbagelata, que estaba subrogando a Ricardo Bonazzola), delante de la defensa, del Ministerio Pupilar, de personal de Cámara Gesell y de la fiscal. Todas las garantías estuvieron dadas”, precisó.

Lo que queda

La investigación penal está casi concluida. Este miércoles se incorporó otro testimonio a la causa y falta incluir una planimetría.

Luego, probablemente, se dé la posibilidad de llegar a un acuerdo de juicio abreviado. De no ocurrir eso, se remitirá la causa a juicio. “Estamos convencidos de que el hecho ocurrió como se denunció”, concluyó Gerard.

Datos para la prevención

Los abusos sexuales en personas con discapacidad intelectual, son más frecuentes que en el resto de la población. El riesgo que sufren las personas con discapacidad es alto, porque son muy vulnerables. Los agresores generalmente se encuentran en el entorno de la víctima: en el ámbito familiar, escolar, laboral, en el círculo de amistades, en la zona donde viven.

Los tipos de abuso posible son los mismos que para las personas sin discapacidad. Abuso sexual sin contacto, es decir el que se engloba en el acoso, pornografía, posturas indecentes, insinuaciones, exhibicionismo, entre otros; y abuso sexual con contacto, es decir el que refiere a tocamientos, masturbación, penetración o introducción de objetos, explotación sexual, entre otros.

Para detectar un abuso sexual en una persona con discapacidad hay que tener en cuenta los siguientes aspectos: confidencias, insinuaciones, comentarios, comportamiento y lenguaje con alto contenido sexual, dibujos de contenido sexual, cambios repentinos de la conducta, rechazo repentino a una persona, ansiedad, miedos, fobias, baja autoestima, autolesiones y comportamientos suicidas, trastornos alimenticios, trastornos del sueño, dificultades en las relaciones interpersonales, promiscuidad sexual, problemas físicos como infecciones vaginales o urinarias, heridas en los genitales, hinchazón y dolor de panza.

Leé también

NUESTRO NEWSLETTER

Temas Relacionados: 

Deportes

Hugo Grassi y las SAD: “La última palabra siempre la van a tener los socios de los clubes”

El presidente de la Federación Entrerriana de Clubes rechazó la intención del gobierno nacional de avanzar en la privatización de las entidades deportivas.

Sóftbol Play presentó una nueva edición de su torneo infantil

Autoridades municipales, organizadores, entrenadores y jugadores presentaron el certamen en Sala Mayo.

Copa Argentina: Estudiantes y Central Córdoba buscarán el pase a octavos de final

El larroquense Gastón Benedetti se anuncia como titular en la formación Pincharrata.

Tras el papelón de los refuerzos, un diezmado Boca visita a Independiente del Valle

El entrerriano Jabes Saralegui se anuncia como titular en el Xeneize para jugar en Ecuador.

Sebastián Dorigón

El apertura del CAE, que próximamente jugará en España, palpitó el juego con GER. (Foto: Forofos Burgos)

Copa Sudamericana: Rosario Central sacó una mínima ventaja ante Inter de Porto Alegre

Jaminton Campaz le dio la victoria al Canalla en el Gigante de Arroyito; la revancha será el martes en Brasil. (Foto: X @RosarioCentral)

Lionel Messi sufrió una lesión ligamentaria y no jugará por tiempo indeterminado

La Pulga sufrió la lesión en la final y su recuperación no tiene plazos establecidos.

Primera Nacional: Bryan Ferreyra será el árbitro del próximo partido de Patronato

Por primera vez en la temporada, el árbitro venadense dirigirá un partido de Patrón.

Hockey sobre césped: seleccionados entrerrianos se preparan para los Regionales

El equipo entrerriano mayor de Damas jugó un amistoso con Santa Fe RC en la etapa de preselección.

Opinión

Por Carmen Úbeda (*)  

(Foto ilustrativa)

Por Coni Cherep (*)  

(Imagen: conicherep.com)

Por Edgardo Lopez Osuna (*)  
Por Ernesto Tenembaum (*)  
El presidente argentino Javier Milei en una imagen de archivo.

El presidente argentino Javier Milei en una imagen de archivo.

Por Carlos Rodríguez (*)  
Ilustración fotográfica de un billete de dólar.

Ilustración fotográfica de un billete de dólar.