Asaltaron a la mujer que tiene un comedor en una de las barriadas más pobres de Concordia

Llegó un mensaje desde un número desconocido. En el interior del chat se distinguían un audio, breve, y una frase aún más breve pero contundente: “Me robaron el celular. Me apuntaron con un revólver y me lo sacaron”.

La que se comunicó con El Entre Ríos es Mabel Paiz, la mujer de 57 años que desde 2018 cocina la cena o prepara la merienda a decenas de vecinos de una de las barriadas más humildes de Concordia, ubicada al noroeste.

Su casa, C32 de calle 55 y Lieberman, en barrio San Francisco (oeste), es el punto de encuentro y de acceso a la comida para unas 45 familias (130 personas, aproximadamente) o el sitio de los festejos de cumpleaños, días del niño o la madre. Así como nadie se va sin su arroz con leche, un guiso, pizzas e incluso canelones, nadie se queda sin su regalo en esas ocasiones festivas.

Con el apoyo desinteresado de un puñado de concordienses, algunas empresas y el Estado; pero fundamentalmente de la propia Mabel, su familia y algunas colaboradoras, todo eso es posible. Paradójicamente, a la mujer que tanto da, hoy le tocó que le saquen algo.

Pero, sobre todo, le tocó sentir por unos segundos que toda la vida vivida y lo que comparte podía esfumarse. ¿Qué hubiese pasado si el arma era disparada? ¿Qué puede hacerse ante tan crítica situación?

“Yo estaba en Yuquerí y Lieberman, esperando el colectivo”, precisó la cocinera. “Llegaron 2 chicos en una moto azul de 110 centímetros cúbicos. Me apuntaron con el arma, me torcieron el brazo y me sacaron el celular y la plata que tenía”, lamentó.

Concluyó diciendo que, “por suerte estoy bien, acá en casa”. Ya había tomado la pastilla para controlar la presión, había recibido la acogida de su familia y renovado la certeza de que seguirá adelante, sin amedrentarse por lo que pasó este jueves.

NUESTRO NEWSLETTER

Dos policías de Gualeguay fueron imputados por diferentes robos en viviendas de la zona rural. Se conocieron imágenes de cámaras de seguridad. Foto Radio Gualeguay

Bastidas se quedó nuevamente con la clasificación de la Clase 3 del Turismo Pista.

Franco Colapinto alcanzó el sexto puesto en la sprint race del sábado.

Opinión

Por Sergio Suppo (*)

Imagen: La Nación

Por Alejandro Richardet (*)

El libertario entrerriano organizó la visita oficial a Astiz y otros genocidas al penal de Ezeiza, en una nueva embestida negacionista de los crímines de lesa humanidad.