Selva Almada presenta el libro que editó junto a su hermana, en su ciudad natal

La cita es este viernes a la hora 20, en instalaciones del Auditorio Municipal Peragallo de Villa Elisa (Avenida Mitre 1320). Foto: Ivo Betti

Más allá de los formalismos y las declaraciones de interés, varias razones hacen especial la próxima presentación de la escritora entrerriana Selva Almada, capaz de fanatizar a sus lectores y seducir a la crítica con cada apuesta.

Primero, porque será su regreso a la ciudad de Villa Elisa (Departamento Colón), lugar que la vio nacer en el año 1973 e inspiró la ruralidad de algunas de sus obras más renombradas.

En segundo lugar, porque “Los inocentes” constituye su primer libro de relatos para chicos y adolescentes, que fue publicado en 2020 por la Editorial de Entre Ríos, razón por la cual también estará presente su director, Fernando Kosiak.

Y tercero, porque compartirá panel con su hermana, la artista visual Lilian Almada, autora de las ilustraciones que acompañan el relato de este libro, distribuido en la mayoría de las escuelas entrerrianas.

Llegar a los adolescentes a través de un libro

Entrevistada telefónicamente para El Entre Ríos en mayo de 2020 -plena cuarentena estricta-, así anticipaba Selva Almada el contenido de “Los inocentes”, cuya presentación in situ pudo emprender a partir de la vuelta a la presencialidad educativa y su propia agenda.

-Recientemente “volviste” a Entre Ríos de una manera distinta: publicando tu primer libro de relatos para chicos y adolescentes -gurises, bah-, “Los inocentes”. ¿Sentís el peso, ya sea a nivel provincial o local, de tener que ser una “ciudadana ilustre” o “profeta en tu tierra”, como si le debieras algo a tu lugar de origen?

-Este año publicamos un libro que hicimos con mi hermana, Liliana Almada, que es dibujante, artista plástica e ilustradora, que vive en Paraná. La propuesta vino de parte de la Editorial de Entre Ríos, de su editor que es Ferny Kosiak, de publicar algo allá y se nos dio el proyecto de trabajar juntas alguna vez con cuentos míos e ilustraciones de ella.

En realidad, no siento que deba rendir cuentas a alguien. Sí le debo muchas cosas a mucha gente en mi carrera de escritora, pero no me siento una “ciudadana ilustre”. Además, si pienso en esa película mejor que no (ríe), porque había una relación muy conflictiva del personaje con su lugar de origen y viceversa.

Me pareció un gesto que agradecí y algo lindo para hacer, entonces enseguida nos pusimos a trabajar en eso y quedó precioso. Más allá de la parte de mi escritura, me preocupaba bastante que las ilustraciones de Lilian no perdieran calidad y que quien leyera el libro pudiera disfrutar del texto y de las imágenes, que habían sido hechas con tanta dedicación para cada cuento.

Es un libro que quedó hermoso desde todo punto de vista y me parecía importante que fuera así. Al ser pensado para los gurises de las escuelas, como decís, era importante que sea atractivo y den ganas de pasar las páginas viendo los dibujos. Que al tacto sea una cosa linda también, con muy buen papel y colores preciosos, que hagan lucir las ilustraciones.

La idea era ir a hacer algunas presentaciones en distintas escuelas de la provincia, pero con el tema de la cuarentena todo eso quedó suspendido. Supongo que, cuando las cosas más o menos se acomoden, y vuelvan los chicos y las chicas a las escuelas, vamos a cumplir con eso que también era una parte linda del proyecto que teníamos con mi hermana, de tener contacto con los lectores o futuros lectores de ese libro.

-Lo que tiene de particular la edición de “Los inocentes” es justamente su distribución en las escuelas. ¿Cómo tener llegada y despertar interés, desde la literatura, en la Generación Z, los centennials?

-Creo que un libro sigue siendo un objeto de interés y de curiosidad para los chicos, aunque de repente no tengan tan incorporada la práctica de la lectura en el sentido más convencional, de leer libros, fuera de la escuela.

Cuando una propuesta viene acompañada de un marco donde compartirlo, como en este caso podría ser el aula, con los profesores y los compañeros, la lectura creo que sigue generando interés aunque no estés acostumbrado a leer libros por la tuya. Ir a las escuelas también tenía que ver con charlar con los futuros lectores y generarles algún tipo de interés al contarles la manera en que se había pensado y hecho el libro, tanto el texto como las ilustraciones y el objeto mismo del libro.

A veces me invitan a escuelas secundarias porque algunas docentes proponen “Chicas muertas” para leer y les genera mucho interés. Aunque parezca de otra época, creo que todavía genera cierta curiosidad hablar con el autor de un libro, entonces considero que eso también puede ayudar a tener llegada. Y en este caso, que somos dos las autoras, poder demostrar que editar un libro no significa solo escribirlo.

-Como gran “denunciadora literaria” que sos, producto de haber puesto el foco sobre muchas cuestiones que parte de la sociedad y/o el poder prefieren tapar, ¿en algún momento dudaste en vincularte con una editorial oficial como es la provincial?

-Cuando Ferny (Kosiak, su director) me convocó para pensar en un libro para la editorial me entusiasmé enseguida, justamente porque es la editorial de la provincia.

Más allá de los gobiernos, de los partidos que nos gobiernan en determinados momentos, apuesto por el Estado, por las políticas públicas en cultura, en educación. Esto no quiere decir que apoye todas las decisiones de gobierno ni que haga la vista gorda con otras cuestiones.

Me parecía importante un libro que será distribuido en un 80 por ciento de las escuelas de la provincia. Me parece un proyecto que apoya el derecho a la lectura de les niñes entrerrianos (sic), acercarlos y acercarnos a escritores que estamos vivos y produciendo en este momento.

De todos modos, así como subrayo la importancia de este proyecto que contó enseguida con el entusiasmo y el aval del gobernador, también te digo que el gobierno de Entre Ríos debería atender a la salud de esos niños y frenar de una vez por todas, ocuparse de una vez y para siempre del tema de los agrotóxicos, que es escandaloso en la provincia y a nivel país: Entre Ríos es el sitio más contaminado de Argentina. No solo es tremendo el impacto en la ecología y en la salud de las personas, sino que no se puede creer que permitan fumigar a metros de escuelas rurales.

Entonces, así como esos gurises tienen derecho a la lectura, a la educación pública, también tienen derecho a la salud. Antes que nada tienen derecho a la salud y debemos preservar, por encima de todo, la salud de esos chicos.

Velada cultural

La cita es este viernes a la hora 20, en instalaciones del Auditorio Municipal Peragallo de Villa Elisa (Avenida Mitre 1320).

La música también tendrá su lugar en esta velada literaria con la presentación de “Aleatoria”, dúo local de música ecléctica conformado por Silvia Rocha y Alejandro Ramos.

Organizada desde el área municipal de Cultura y Educación y la Editorial de Entre Ríos, esta actividad será con entrada libre y gratuita.

Fuente: El Entreríos

Deportes

Sanjo

Colegio San José se quedó con el título en el Campeonato Entrerriano U13.

FS

Facundo Sava mostró su frustración tras la derrota de Patrón en Florencio Varela ante Defensa y Justicia.

CAT

Talleres venció a Juventud Unida y mantiene su andar perfecto en el Torneo Pre Federal de Básquet.

Estrategia

En el fútbol actual se escucha mucho hablar de ventajas cuantitativas y cualitativas.

Cultura

Los aportes se hicieron efectivos este viernes 23 de septiembre, fecha que se celebra el día nacional de las bibliotecas populares argentinas.

Las funciones serán gratuitas en la Cámara de Diputados de Entre Ríos y en el Teatro Municipal 3 de Febrero.