Docentes entrerrianos reclaman “más presupuesto para la salud y la educación”

reclamos salud y educación públicas

Docentes entrerrianos reclaman “presupuesto genuino de inversión en educación y salud para salarios, infraestructura, formación continua”.

En un documento emitido este lunes, al que accedió ANÁLISIS, el Colectivo de Trabajadores por la Ventana reiteró las graves falencias y el crítico estado de los sistemas educativo y de salud tanto nacional como provincial, y efectuó una serie de exigencias para garantizar el acceso de toda la población a servicios de calidad.

Titulado “Más presupuesto para la salud y la educación”, el documento emitido este lunes por el Colectivo de Trabajadores por la Ventana, que nuclea a un amplio sector de la docencia entrerriana, plantea que “el gobierno debe garantizar el acceso gratuito a la conectividad de redes y telefonía para estudiantes y docentes desde todos los dispositivos disponibles. Además repartir el stock disponible para que lo existente esté en manos de estudiantes y docentes”.

A su vez, reclama “presupuesto genuino de inversión en educación y salud para salarios, infraestructura, formación continua”, desconoce “el pago de la deuda externa por odiosa y fraudulenta” e insistió en que “ese dinero vaya a educación, salud, salarios, infraestructura, alimentación, viviendas”.

Entre otros puntos, los trabajadores de la educación también se manifiestan “inflexibles en la defensa de la escuela pública”. “No queremos su privatización, y tampoco vamos a aceptar que se convierta la escuela pública estatal en un centro de alfabetización, alimentación y contención social”, plantearon.

El documento completo:

Más presupuesto para la salud y la educación

Primero

Hace décadas que venimos denunciando el vaciamiento y desinversión en salud y educación profundizado a partir de Carlos Menem (1990) que adhirió a los postulados del “consenso de Washington” es decir a las llamadas políticas neoliberales de considerar la inversión sanitaria y educativa como un gasto y una mercancía transable con perspectiva de privatización. Según Menem-Cavallo lo estatal era obsoleto, ineficiente, daba pérdida que pagamos todos, y el periodista mimado del gobierno de entonces, Bernardo Neustadt, le hablaba a “Doña Rosa” de lo malo que era lo público y de lo bueno de lo privado, y eso nos equiparaba con el primer mundo. Como todo proceso las consecuencias se ven a mediano y largo plazo con los resultados a la vista desnudando la falacia de esas políticas con la pandemia del Covid-19. La tragedia de la desigualdad se conoce con toda crudeza con los escandalosos números de la pobreza de la mitad de la población en esa situación donde los más vulnerados son los niños, los discapacitado, las mujeres y los adultos mayores (jubilados y pensionados).

Segundo

Obviamente que las responsabilidades directas recaen sobre los partidos políticos tradicionales pero también por distintas burocracias empresarias, sindicales, religiosas, financieras, agrarias...que acompañaron todo este proceso. Nos detendremos aquí por un momento con la burocracia sindical, en general, que como toda organización tiene honrosas y valientes excepciones de resistencias. Podemos afirmar que los sindicatos de trabajadores de la salud lucharon por la salud pública con bastante coherencia e independencia de clase hasta hace unos 10 años atrás pero no consiguieron torcer el rumbo político especialmente por la partidización y entrega de la dirección del sindicato al poder político de turno. Las condiciones de precariedad laboral, contratos de obra, falta de personal, salarios miserables y con montos en “negro” ponen sobre la mesa la situación de los trabajadores de la salud que le siguen poniendo el cuerpo a la pandemia en primera fila, en muchos casos amenazados para que no salgan a denunciar la falta de insumos y sin el apoyo de sus demandas por parte de los sindicatos.

En el caso de los trabajadores de la educación ha tenido mayor firmeza por ser uno de los sindicatos con mayor masa crítica, mayor democracia interna, y regularidad en el debate asambleario. También en los últimos años hubo mucha complicidad de las conducciones con los gobiernos pero esa correlación de fuerza interna plural le puso freno a esas intenciones con distintos resultados. Lo que llama la atención por estos días es que tanto la organización docente nacional como la provincial acompaña abiertamente las políticas del gobierno, ofrece sus instalaciones para atender la salud, y se ha convertido en el portavoz del gobierno de turno, y lo más grave es que existen una infinidad de problemas con la docencia que no se dice absolutamente nada.

Paritaria congelada, inflación trimestral del 7,6 %, miles de docentes sin la posibilidad de cubrir suplencias y vacancias por la pandemia es decir sin trabajo, sin salario y sin obra social, cronograma de pagos cada vez más extensos, docentes sin cobrar por no estar cargados en el sistema, sin un plan de contingencia para acceder a tecnologías subsidiadas en el marco de la virtualidad tanto para los docentes como las familias de los estudiantes, clases virtuales sin infraestructura tecnológica y habitacional de muchísimos docentes, escuelas sin la infraestructura adecuada para higiene y seguridad, sobreexigencias laborales en cualquier hora del día sin marco regulatorio -no respeta ni fines de semana ni feriados-, hay una extracción mayor de plusvalía tanto a trabajadores de la educación como de la salud, trámites institucionales y personales parados, falta de programa para atención de las múltiples violencias especialmente hacia la mujer, abandono escolar en jóvenes y adultos, terciarios y/o universitarios, los talleres en escuelas técnicas paralizadas, compañeros expuestos en los comedores escolares con falencias del cumplimiento del protocolo, estudiantes y docentes con necesidades básicas insatisfechas, el voluntarismo desinteresado de muchos oculta las falencias enormes que deja el Estado aprovechándose de esa sensibilidad para con el otro ...

Aclaramos que este colectivo no es ajeno a este momento y consideramos que la cuarentena dictada es compartida, pero no podemos dejar de señalar lo que pasa hacia el interior de la docencia sin dejar de destacar la colosal tarea de los trabajadores de la educación como así también los de la salud.

Tercero

En las últimas décadas el capitalismo condujo a la población mundial, a través de sus medios de comunicación, control económico, político cultural y militar, a creer que el capitalismo era el mejor sistema para vivir.

La pandemia del Covid-19 nos enfrenta a una crisis sanitaria mundial que agrava la crisis económica que vive el sistema capitalista desde 2007. Sus consecuencias para la especie humana misma aún son impredecibles.

Esta crisis sanitaria agudizó el cuadro de la profunda desigualdad social, sanitaria, alimentaria, educativa, tecnológica y habitacional. Hay comunidades en condiciones de hacinamiento, mala alimentación y sin muchos servicios básicos como ser sanitarios, agua potable y/o eléctrico.

El capitalismo ha sido incapaz de concebir un mundo donde las riquezas producidas por los trabajadores, fueran para salud y a la educación como prioridad, donde se invirtiera en investigación científica en lugar de la carrera de armamentos.

Un mundo donde se construyeran ciudades de hábitat armónico y sustentable en vez de barrios privados suntuosos, mientras millones viven hacinados en los márgenes, sin servicios básicos. Un mundo que usufructuara de la naturaleza sin depredarla para las generaciones presentes y futuras.

Cuarto

Los docentes consultados expresan con distintas palabras el dolor que acarrea este momento de los trabajadores de la educación: incertidumbre, voluntarismo, vacío, ansiedad, vínculos, abrumados, aislados, reinventar, sobrecarga, demanda, dolor, serenidad, sortear, preocupación, complejidad, desafíos, repensar, intranquilidad, empatía, solidaridad, complementariedad, brecha, desigualdad, oportunidad, creatividad, acompañar, priorizar, ...

- El gobierno debe garantizar el acceso gratuito a la conectividad de redes y telefonía para estudiantes y docentes desde todos los dispositivos disponibles. Además repartir el stock disponible para que lo existente esté en manos de estudiantes y docentes.

- Exigimos presupuesto genuino de inversión en educación y salud para salarios, infraestructura, formación continua.

- Desconocemos el pago de la deuda externa por odiosa y fraudulenta e insistimos en que ese dinero vaya a educación, salud, salarios, infraestructura, alimentación, viviendas...

- Todos coincidimos que este “sistema virtual” no remplaza la presencialidad, ni la mediación pedagógica con el conjunto de los estudiantes ni el rol docente en el aula.

- Sin embargo somos los garantes de esta precaria continuidad pedagógica.

- No renunciamos a los procesos, al compromiso, a la responsabilidad, a la solidaridad, a la participación que son los valores, entre otros tantos, dentro de la evaluación que hacemos sólo en el aula.

- Somos inflexibles en la defensa de la escuela pública y no queremos su privatización tampoco vamos a aceptar que se convierta la escuela pública estatal en un centro de alfabetización, alimentación y contención social.

Entre Ríos, Abril de 2020.-

COLECTIVO DE TRABAJADORES POR LA VENTANA

 

Fútbol: Rosario Central venció a Argentinos Juniors en el inicio del campeonato

El uruguayo Jonathan Candia anotó, de cabeza, el único gol del partido.

Boullón Faifer dijo que “fue una experiencia increíble” participar del NBA Academy Women's

La gualeguaychuense estuvo junto a otras 28 de las mejores promesas del básquetbol de Latinoamérica y el Caribe.

La Copa América 2024 se jugará en Estados Unidos con seis invitados de la Concacaf

El seleccionado argentino de fútbol defenderá en Norteamérica el título obtenido en Brasil 2021.

Por Julio Federik  

(Foto ilustrativa)

Economía

Campari podría recibir una multa por u$s 40 millones por subfacturar exportaciones.

El programa Precios Justos se extenderá hasta julio y sumará 124 empresas.