Uruguay decomisa el mayor cargamento de cocaína de su historia: 4,4 toneladas

La cocaína decomisada en Uruguay tuvo un peso total de 4,4 toneladas. Es el mayor secuestro en la historia de ese país.

La cocaína decomisada en Uruguay tuvo un peso total de 4,4 toneladas. Es el mayor secuestro en la historia de ese país.

Un cargamento récord de más de 4,4 toneladas de cocaína fue confiscado antes de su partida en el puerto de Montevideo, anunciaron ayer las autoridades de la República Oriental del Uruguay, país cada vez más utilizado como punto de tránsito hacia África y Europa de droga producida en América Latina.

La Armada uruguaya junto con la Dirección de Aduanas dieron cuenta de la separación de cuatro contenedores que dieron “anomalías” en los controles de imagen con escáner en el puerto de Montevideo. En los primeros dos se hallaron “un total de 4.418 kilos (de cocaína) correspondiente a 4.003 ladrillos”, según el comunicado del Comando General de esa Arma.

El mayor decomiso en la Argentina, en 1997, fue prácticamente la mitad, en la llamada “Operación Strawberry”, con droga camuflada en tambores de pulpa de fruta, especialmente frutillas. En ese operativo se confiscaron 2.177 toneladas que el cartel de Cali pretendía enviar a Alemania.

El destino de la cocaína secuestrada ayer en Uruguay, oculta en paquetes entre una carga de harina de soja, era el puerto africano de Lomé, la capital de Togo, publicó el diario La Nación.

El origen de la droga no fue precisado por las autoridades uruguayas.

Este procedimiento fue calificado por la Armada como “el mayor golpe al narcotráfico en la historia del país”, lo cual ratificó en una rueda de prensa en Montevideo, el director de Aduanas, Jaime Borgiani, quien estimó en mil millones de dólares el precio de venta en el mercado europeo.

“La droga fue cargada en Uruguay”, dijo Borgiani, y detalló que la incautación se concretó tras un seguimiento a un nuevo exportador local que había levantado sospechas. La droga fue cargada en camiones en una hacienda del Departamento de Soriano (Suroeste), a unos 290 kilómetros de Montevideo.

 Por su parte, el Ministerio del Interior anunció en su cuenta de Twitter que la policía allanó la hacienda donde se cargaron los contenedores y arrestó al dueño y a su hijo para que declararan, pero además confiscó en ese lugar una cantidad aún no especificada de droga.

Borgiani expresó que “lo importante es que se le transmita al mundo y a los narcotraficantes que con la aduana uruguaya no se juega” y subrayó que “hemos tomado las acciones necesarias para que este flagelo abandone el país”.

Diego Perona, vocero de la Armada, había declarado más temprano que en el caso del primer contenedor “tenía 3.089 ladrillos de cocaína, cada ladrillo tenía un peso de 1,100 kilos”.

La Fiscalía especializada en Delitos Económicos se encarga del asunto y decidió la formación de un equipo de investigación con agentes de la Armada, Prefectura, la Dirección de Aduanas y el Departamento de Narcóticos de la Policía.

Ya comenzó una etapa de interrogatorios de los camioneros, el agente exportador y el dueño del cargamento de soja, así como su entorno.

Los inspectores detectaron la droga a través de exámenes de imágenes con escáner antes de su partida desde un muelle del puerto de Montevideo. El área portuaria donde estaba el cargamento fue rodeada de un fuerte despliegue de efectivos de la Prefectura, la Marina y la Policía.

Este caso confirma que Uruguay es cada vez más utilizado como punto de tránsito por los grandes grupos narcotraficantes en sus rutas hacia Europa, probable destino final de cargamentos previo paso por África.

En agosto pasado se vio forzado a renunciar el anterior director de Aduanas, Enrique Canon, luego de dos grandes decomisos en Europa de droga embarcada en Uruguay.

La Armada ya había confiscado en noviembre unas tres toneladas en un contenedor en el puerto de Montevideo cuyo destino era África.

Poco antes se habían decomisado una tonelada de cocaína en un balneario del Este uruguayo y 400 kilos de esa droga en un contenedor estacionado en tierra en un depósito a unos 60 kilómetros de Montevideo.

En agosto pasado la aduana de Alemania informó de una incautación récord para el país de 4,5 toneladas de cocaína por unos 1.100 millones de dólares en un contenedor procedente de Uruguay en el puerto de Hamburgo, con destino Amberes (Bélgica).

A mediados de mayo, en Francia se confiscaron más de 600 kilos de cocaína de extrema pureza en un jet privado proveniente de Uruguay.

Por estos casos, hasta la fecha solamente hay una persona procesada en Uruguay.

Colombia, Perú y Bolivia son los principales países productores de hojas de coca y cocaína del mundo.

Temas Relacionados: 

Deportes

Aldosivi se recuperó en Mar del Plata con un sufrido triunfo ante Vélez

El Tiburón comenzó perdiendo, lo dio vuelta, se lo empataron y logró ganarlo en el final.

Vóley: Argentina venció a Serbia sin minutos para el paranaense Luciano Vicentín

La selección argentina ganó 3 a 1 en sets este jueves, en el inicio de su participación en Polonia.

Barracas Central tuvo un feliz regreso a su cancha con un triunfo ante Defensa y Justicia

El Guapo se impuso 3 a 1 este jueves en su retorno al estadio Claudio "Chiqui" Tapia.

Mensana

Gimnasia buscará acercarse un poco más a la punta cuando visite a Unión, en Santa Fe.

Premio

El Club Atlético Estudiantes de Paraná recibió la Copa Challenger por parte de la FBER.

Minich

El mendocino Matías Minich es el nuevo entrenador de Juventud Unida de Gualeguaychú.

Agasse N.

En el estadio Pietranera, Olimpia no tuvo una buena noche y perdió frente a Central Entrerriano.

Patro festeja

Patronato irá por una victoria en un terreno que siempre le resultó adverso, el estadio Mario Kempes de Córdoba.

Cultura

Habrá espacios dedicados a las infancias.

La entrega será el 7 de octubre, Día Mundial del Algodón.

Tuvo lugar la  inauguración de las obras de restauración y puesta en valor de la Biblioteca Provincial de Entre Ríos, ubicada en Alameda de la Federación 278, de Paraná. 

Habrá actividades a partir de las 10, con entrada libre y gratuita.

Si bien no es actividad arancelada, se solicita la colaboración a través de un Bono Contribución de $200 que puede adquirirse en el momento de la proyección.