Milei dijo que el ajuste “impactará de modo negativo sobre el empleo y los salarios”

Milei adelanto que “habrá estanflación, pero no es algo muy distinto a lo que pasó en los últimos 12 años, cuando el PBI per cápita cayó 15% en un contexto donde acumulamos 5 mil por ciento de inflación”.

Milei adelanto que “habrá estanflación, pero no es algo muy distinto a lo que pasó en los últimos 12 años, cuando el PBI per cápita cayó 15% en un contexto donde acumulamos 5 mil por ciento de inflación”.

Desde las escalinatas del Congreso de la Nación, el flamante mandatario afirmó que su gobierno dará por “terminada una larga y triste historia de decadencia”, comenzando “el camino de reconstrucción” de la Argentina.

El presidente Javier Milei afirmó este domingo que “ningún gobierno ha recibido una herencia peor” que la que su administración recibe, advirtió que “no existe una solución viable si no se ataca el déficit fiscal” y ratificó que el programa económico que se pondrá en marcha será de “shock”, en su primer discurso como jefe de Estado.

Milei, tras jurar “por Dios y la Patria” durante el acto de asunción llevado a cabo en el marco de la Asamblea Legislativa, habló desde las escalinatas del Congreso, donde -ante ciudadanos y ciudadanas que se congregaron para acompañar el inicio de su mandato- aseguró que “hoy comienza una nueva etapa en la Argentina”.

Los primeros detalles del plan económico que se pondrá en marcha serán presentados este lunes por el ministro de Economía, Luis Caputo, en una conferencia de prensa que brindará en Casa de Gobierno, antes de la apertura de los mercados.

Milei, en un discurso que se extendió por espacio de algo más de 30 minutos, dijo que los resultados de las últimas elecciones presidenciales marcaron “un punto de quiebre de nuestra historia” y subrayó que “ningún gobierno ha recibido una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros”.

Al respecto, sostuvo que “el kirchnerismo desde sus inicios, se jactaba de tener superávits gemelos, esto es superávit fiscal y externo, y hoy nos deja déficits gemelos por 17% del PBI, y a su vez, de esos 17 puntos del PBI, 15 puntos corresponden al déficit consolidado entre el Tesoro y el Banco Central, por lo tanto, no existe solución viable en la que se evite atacar al déficit fiscal”.

También señaló que “de esos 15 puntos del déficit fiscal, 5 corresponden al Tesoro Nacional y 10 al Banco Central, por lo que la solución implica, por un lado, un ajuste fiscal en el sector público nacional de 5 puntos del PBI, que, a diferencia del pasado, caerá casi totalmente sobre el Estado y no sobre el sector privado”.

Por otro lado, se refirió al cepo cambiario, y expresó que se trata de “otra herencia de este gobierno que constituye una pesadilla social y productiva por lo que implica altas tasas de interés, bajo nivel de actividad, escaso nivel de empleo formal y salarios reales miserables que impulsan el aumento de pobres e indigentes”.

 

El adelanto del ajuste

 

 En su primer mensaje como Presidente, en el que empleó la mayor parte del mismo para referirse a “la herencia recibida, Milei repitió en seis oportunidades que “no hay solución alternativa al ajuste”.

“La solución implica un ajuste fiscal en el sector público nacional de 5 puntos del PBI, que caerá casi totalmente sobre el Estado y no sobre el sector privado”, subrayó el flamante jefe del Estado.

En esa línea, reiteró que “no pueden quedar dudas de que la única posición posible es el ajuste, un ajuste ordenado y que caiga con toda su fuerza sobre el Estado y no sobre el sector privado. Sabemos que será duro”, enfatizó.

En el mismo sentido, sostuvo que “tampoco hay lugar a la discusión entre shock y gradualismo” y argumentó que “desde un punto de vista empírico, todos los programas gradualistas terminaron mal, mientras que todos los programas de shock, salvo el de 1959, fueron exitosos”, frente a lo que agregó que además, “si un país carece de reputación, como lamentablemente es el caso de Argentina, los empresarios no invertirán hasta que vean el ajuste fiscal”, además de que “para hacer gradualismo es necesario que haya financiamiento. Y lamentablemente, no hay plata”, completó.

“No hay alternativa al shock y eso impacta negativamente sobre el nivel de actividad, el empleo, los salarios reales, y la cantidad de pobres”, anunció.

Como ya lo hizo días pasados durante un contacto con la prensa, Milei repitió que a causa de la herencia recibida “habrá estanflación”, algo que “no es algo muy distinto a lo que ha pasado en los últimos 12 años en donde el PBI per cápita ha caído 15% en un contexto donde acumulamos 5.000% de inflación”.

“Este es el último mal trago para comenzar la reconstrucción de Argentina”, prometió, tras volver a calificar a la situación argentina como “crítica y de emergencia”.

Frente a este cuadro de situación, el presidente también advirtió sobre la posibilidad de alcanzar una hiperinflación con una tasa anual de 3.600%.

“El sobrante de dinero en la economía hoy es el doble que había en la previa del Rodrigazo, y el Rodrigazo multiplicó por 6 veces la tasa de inflación, por lo que un evento similar significaría multiplicar la tasa de inflación por 12 veces y dado que la misma viene a un ritmo del 300%, podríamos pasar a una tasa anual de 3.600%”, alertó.

Tras lo cual agregó que “dada la situación de los pasivos remunerados del Banco Central, la cual es peor que la que había en la previa de la hiperinflación de (Raúl) Alfonsín, en muy poco tiempo se podría llegar a una inflación a niveles del 15.000% anual”.

Tras realizar estas advertencias, Milei enfatizó que su gobierno va “a luchar con uñas y dientes para erradicarla” y evitar que el país pueda caer en esa situación.

“Este número que parece un disparate, implica una inflación del 52% mensual, mientras que hoy viaja ya a un ritmo, de acuerdo a estimaciones privadas, que oscila entre el 20% y el 40% mensual para los meses entre diciembre a febrero”, describió.

“El gobierno saliente nos ha dejado plantada una hiperinflación y es nuestra máxima prioridad hacer todos los esfuerzos posibles para evitar semejante catástrofe que llevaría a la pobreza por encima del 90% y la indigencia por encima del 50%”, remarcó.

Frente a esto, Milei volvió a repetir que “no hay solución alternativa al ajuste”.

En otro tramo de su discurso, resaltó que “es necesario limpiar los pasivos remunerados del Banco Central que son responsables de los 10 puntos de déficit del mismo. De esta manera se pondría fin a la emisión de dinero y con ello a la única causa de la inflación empíricamente cierta y válida en términos teóricos”.

El flamante Presidente se refirió de esta forma al stock de Leliqs y Pases Pasivos, que suman en total alrededor de $22,5 billones.

“Dado que la política monetaria actúa con un rezago que oscila de 18 a 24 meses, aun cuando hoy dejemos de emitir dinero seguiremos pagando los costos del desmadre monetario del gobierno saliente de haber emitido por 20 puntos del PBI como se hizo en el gobierno saliente”, enfatizó.

Dijo que este tipo de decisión “no es gratis” y que “lo vamos a pagar en inflación”.

También señaló que “las deudas por importadores superan los 30.000 millones de dólares y las utilidades retenidas a las empresas extranjeras alcanzan los 10.000 millones de dólares”, en tanto que “la deuda del Banco Central e YPF suman 25.000 millones de dólares y la deuda del Tesoro pendiente suma unos 35.000 millones de dólares adicionales”.

“La bomba en términos de deuda asciende a 100.000 millones de dólares que habrá que sumar a los cerca de 420.000 millones de dólares de deuda ya existentes, y a estos problemas hay que sumarles también los vencimientos de deuda de este año, donde los vencimientos de deudas en pesos son equivalentes a 90.000 millones de dólares y 25.000 millones de dólares en monedas extranjeras por organismos multilaterales de crédito”, completó Milei.

De cara al corto plazo, el presidente dijo que “el rollover de deudas es por demás desafiante” para la nueva administración, “con mercados financieros cerrados y el acuerdo con el FMI caído por los brutales incumplimientos del gobierno saliente”.

Por otro lado, refirió que todo esto “transcurre en una economía que no crece desde el año 2011” y destacó que “el empleo formal en el sector privado se mantiene estancado en 6 millones de puestos de trabajo, y ha sido superado en un 33% por el empleo informal”.

“No debería sorprender a nadie que los salarios reales se hayan destruido, ubicado en torno a los 300 dólares mensuales, los cuales no solo son 6 veces inferiores a los de la Convertibilidad, sino que, de haberse mantenido la tendencia de aquellos años, o como lo decían ellos, el maldito neoliberalismo, hoy oscilarían entre 3.000 y 3.500 dólares por mes”, afirmó.

Finalmente, sostuvo que “luego de dicho cuadro de situación, que a todas luces parece irremontable, debe quedar claro que no hay alternativa posible al ajuste”.

Sin embargo, contrapuso que “luego del reacomodamiento macro que vamos a impulsar, el cual será menos doloroso cuanto mayor sea la caída de riesgo país y cuanto mejor sea nuestra contención desde el Ministerio de Capital Humano, la situación comenzará a mejorar y habrá luz al final del camino”.

A modo de cierre del capítulo económico citó a Julio Argentino Roca al expresar que “nada estable y duradero se conquista en el mundo cuando se trata de la libertad de los hombres y del engrandecimiento de los pueblos, si no es a costa de supremos esfuerzos y dolorosos sacrificios”.

 

Principales frases

 

“No hay vuelta atrás, hoy enterramos décadas de fracaso, y disputas sin sentido, peleas que lo único que han logrado es destruir nuestro querido país y dejarnos en la ruina”.

“Hoy comienza una nueva era en Argentina, una era de paz y prosperidad, una era de crecimiento y desarrollo, una era de libertad y progreso”.

“A principios de siglo XX éramos el faro de luz de Occidente. Lamentablemente nuestra dirigencia decidió abandonar el modelo que nos había hecho ricos y abrazó las ideas empobrecedoras del colectivismo”.

“Así como la caída del Muro de Berlín marcó el final de una época trágica para el mundo, estas elecciones han marcado el punto de quiebre de nuestra historia”.

“Ningún gobierno ha recibido una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros”.

“Con mercados financieros cerrados y el acuerdo con el FMI caído por incumplimientos del gobierno saliente, el rollover de deuda es por demás desafiante aún para el mítico cíclope”.

“No hay lugar a la discusión entre shock y gradualismo. Todos los programas de gradualismo terminaron mal, mientras que todos los programas de shock salvo el de 1959 fueron exitosos”.

“No hay alternativa al ajuste y al shock. Naturalmente eso impactará de modo negativo sobre el nivel de actividad, el empleo, los salarios reales, la cantidad de pobres e indigentes. Habrá estanflación”.

“Habrá luz al final del camino. Es el último mal trago para empezar la reconstrucción de Argentina”.

“Quiero traerles una frase sobresaliente de uno de los mejores presidentes de la historia argentina, que fue Julio Argentino Roca: “Nada grande, nada estable y duradero se conquista en el mundo cuando se trata de la libertad de los hombres y del engrandecimiento de los pueblos si no es a costa de supremos esfuerzos y dolorosos sacrificios”.

“La situación de Argentina es crítica y de emergencia. No tenemos alternativa y tampoco tenemos tiempo, no tenemos margen para discusiones estériles, nuestro país exige acción y una acción inmediata”.

“Sabemos que en el corto plazo la situación empeorará, pero luego veremos los frutos de nuestro esfuerzo, habiendo creado las bases de un crecimiento sólido y sostenido en el tiempo”.

“No va a ser fácil, 100 años de fracaso no se deshacen en un día. Pero un día empieza y hoy es ese día”.

“Este nuevo contrato social nos propone un país distinto. Un país en el que el Estado no dirija nuestras vidas, sino que vele por nuestros derechos. Un país en el que el que las hace, las paga. Un país en el que quien corta la calle violando los derechos de sus conciudadanos no recibe la asistencia de la sociedad. Puesto, en otros términos: el que corta, no cobra”.

“No venimos a perseguir a nadie. No venimos a saldar viejas vendettas ni a discutir espacios de poder. No pedimos acompañamiento ciego, pero no vamos a tolerar que la hipocresía, la deshonestidad o la ambición de poder interfieran con el cambio”.

 

 

 

 

NUESTRO NEWSLETTER

Deportes

Patronato-Oro Verde

La FEF oficializó los cruces de la Copa Entre Ríos y Patronato volverá a verse las caras con Oro Verde.

Leo

El entrerriano Leonardo Morales se anuncia como titular en Gimnasia y Esgrima La Plata.

Agustín Martínez

Agustín Martínez planea contar con el Toyota Camry a partir de la cuarta fecha del Turismo Carretera.

Ciclón

San Lorenzo venció con lo justo a Independiente de Chivilcoy y avanzó en la Copa Argentina.

Echagüe

Por la Liga Argentina de Básquet, Echagüe sufrió un durísimo revés ante San Isidro de San Francisco.

Uriel Lejtman

El ala pivote jugará en Israel y será una sensible baja en el equipo del "Pipi" Vesco.

Lautaro Martínez volvió a convertir para Inter, que goleó y se acerca al título

El "Toro" convirtió en la cuarta goleada consecutiva por 4 a 0 del "Neroazzurro", que le sacó 12 puntos al escolta. (Foto: @Inter_es)

“Me ensuciaron con los hinchas y ahora el malo soy yo", disparó el paranaense Pereyra

El mediocampista surgido en Don Bosco criticó duramente a la dirigencia de Atlético Tucumán.

El crespense Emiliano Stang conducirá el auto que dejó Mario Valle en el TC2000

En Concordia, este fin de semana, el piloto entrerriano hará su debut en el Turismo Competición 2000. (Foto: TC2000).

Opinión

Por Sergio Dellepiane (*)

(Imagen ilustrativa)

Por María Belén Correa (*)
Por N.S.B. (de ANÁLISIS)

El Congreso en tensión, caja de resonancia de los conflictos.

Por Víctor Centurión (*) Especial para ANÁLISIS