Córdoba: irá a juicio por tráfico de drogas un hombre señalado por trata de personas

El 28 de marzo de 2011, el fiscal federal Gustavo Vidal Lascano ordenó a Drogas Peligrosas de la Policía cordobesa y a Gendarmería Nacional que investigarán a Gallardo. Fue tras una denuncia anónima en la que se lo colocaba como líder de una banda que traficaba marihuana hacia Córdoba.

Al corroborar quién era Gallardo, los investigadores se toparon pronto con un perfil bastante curioso. Es que a pocos días de haber comenzado a seguirlo, su teléfono se apagó por un tiempo.

Durante el mediodía del sábado 9 de abril de 2011, policías de civil de la División Protección de las Personas lo detu­vieron en Villa Cornú, a pocas cuadras de su casa, cuando iba al volante de un Renault Logan azul. Lo esposaron y le comunicaron que sobre él pesaba una orden de detención de una fiscalía federal de Río Cuarto. Pero no lo acusaban de algo que tuviera relación con el narcotráfico. Si no, con la trata de personas.

Trata de personas

Esta investigación había comenzado dos años antes, cuando se allanó un prostíbulo de la localidad de Huinca Renancó.

Allí, se rescató a una adolescente oriunda de Posadas, que dijo que era obligada a prostituirse. Contó que había sido reclutada en su ciudad natal y que había pasado por varias whiskerías del país, incluso en de Córdoba. En su declaración, incriminó a Gallardo, quien fue detenido, pero al poco tiempo recobró la libertad, tras lograr desligarse de este caso.

Dos años antes, en abril de 2009, el hombre había afrontado otra investigación por trata de personas, luego de que la Policía Caminera lo sorprendiera circulando por la ruta nacional 19, a la altura de Monte Cristo, con una chica menor de edad.

Cuando los efectivos quisieron saber quién era la joven, ella no llevaba documentos. Gallardo aseguró que era su hija, pero mentía. La investigación apuntó que la chica, de 16 años, había sido reclutada también en Posadas bajo engaño para ser explotada en una whiskería de Córdoba. Fue imputado por trata de personas.

Esa causa tampoco prosperó y quedó en libertad. Al parecer, al declarar ante la Justicia, 
la adolescente no quiso incri­minarlo.

En marzo de 2011, una joven menor de edad, oriunda de Misiones y madre de un pequeño niño, también había denunciado a Gallardo. Aseguró que él la tenía retenida en su casa de Argüello. La fiscal Eve Flores inició actuaciones por el supuesto delito de “privación de la libertad” y ordenó allanar su casa, aunque a él no lo encontraron en aquella oportunidad.

Narcotráfico

Tras recuperar la libertad luego de las denuncias por supuesta trata de personas, no se quedó quieto, según figura en el expediente judicial. Los investigadores comenzaron a registrar otra vez una intensa actividad telefónica, en diálogos encriptados de los que, sin embargo, podía inferirse que estuviera planeando alguna actividad ilegal.

Mientras los policías lo seguían, ingresó otra llamada anónima. Se indicó que Gallardo junto a un grupo de gente estaba por partir a Añatuya, Santiago del Estero, para retornar a Córdoba con un importante cargamento de marihuana. Se cree que la idea era dejar parte de la droga en la provincia y distribuir otra en Chile, donde el precio se multiplica siete veces.

Los efectivos de Drogas Peligrosas y los gendarmes se camuflaron en diferentes puntos del camino. De esta manera, el domingo 29 de enero último, divisaron que frenaba un Peugeot 408 en una estación de servicios ubicada en la ruta provincial 43, en la localidad de Banderas, de Santiago del Estero. Del vehículo descendió Gallardo, que se acercó hacia una vetusta ­camioneta Ford F-100 blanca, 
en la que iban dos supuestos ­albañiles. Él pagó el combus­tible de ambos rodados. Igno­raba que estaba siendo filmado y fotografiado.

Enseguida, los efectivos lograron detectar que la banda se movilizaba en un convoy de tres vehículos. Adelante, viajaba el Peugeot 408 con Gallardo al volante. Al medio, a una distancia prudente, iba la camioneta derruida. Y más atrás, un Fiat Palio. Los movimientos estaban coordinados. El 408 “barría” la ruta. Esto significa, en la jerga de las organizaciones criminales, que iba adelante para alertar de cualquier puesto fijo de control. La F-100, llevaba la mercadería. Y atrás, el Palio tenía como misión cuidar las espaldas. Si era sobrepasado por algún vehículo de una fuerza de seguridad, debía alertar de inmediato al resto que iba más adelante.

En el expediente se lee que durante el trayecto Santiago del Estero-Córdoba, con una triangulación por Santa Fe, la camioneta sufrió un desperfecto en la ruta provincial 2, cerca de San Cristóbal. De inmediato, los otros dos rodados se estacionaron a unos metros, y Gallardo bajó de su auto para ir a asistir a los dos ocupantes de la F-100, que tenía la rueda izquierda trasera pinchada.

Líder

Durante el viaje, anotaron los investigadores, en varias oportunidades el Peugeot 408 cambió de dirección, tomando la mano contraria de la ruta y retro­cediendo así varios metros. ­“Regresaba hacia el trayecto 
ya recorrido, movimientos que realizaba durante todo el viaje para custodiar la camioneta que trasladaba el estupefa­ciente”, se dejó asentado judicialmente.

Fue entonces que llegó la orden que los perseguidores estaban esperando desde hacía meses. “Hay que detenerlos”, bramó la frecuencia interna. La directiva fue ejecutada en el kilómetro 7 de la ruta provincial 1, en el acceso oeste de la ciudad de Morteros, 260 kilómetros al este de ciudad de Córdoba.

De la camioneta fueron obligados a descender sus dos ocupantes, los supuestos albañiles, Daniel Alberto Varela (31) y Celestino Brandón (52), ambos de la ciudad de Córdoba. En la caja, a simple vista, sólo transpor­taban herramientas de albañilería, baldes, una carretilla y abundante leña. Pero abajo de todo esto, en un doble fondo especial (que habría sido confeccionado en el taller de Gallardo), los gendarmes descubrieron 27 bolsas de arpillera repletas de marihuana: 537,308 kilos.

El Fiat Palio negro era conducido por Diego Efraín Cáceres (40, de la ciudad de Córdoba). 
Se halló 1,949 kilo de la misma droga.

Mientras que en el Peugeot 408 azul, un vehículo de alta gama flamante, viajaban Gallardo, Sebastián Garay (49, de Posadas) y Juan Carlos Rivero (también 49 años y de Posadas). Llevaban 2,230 kilos de marihuana y un revólver calibre 38 (arma de guerra).

Ahora, el fiscal Vidal Lascano resolvió elevar a juicio la causa. A Gallardo le endilgó los supuestos delitos de “organización de transporte de estupefacientes, transporte de estupefacientes agravado por el número de personas intervinientes y tenencia ilegítima de arma de guerra, todos los hechos en concurso real y en calidad de autor”.

Para ello, observó que al momento de ser detenidos, se secuestró de la guantera del Peugeot 408 que él manejaba, tres hojas en las que se leía una numeración del uno al 27, seguida de distintos pesajes, datos que condicen con la cantidad de bolsas de arpilleras descubiertas en la F-100.

En tanto, el resto de los acusados fue imputado por el supuesto delito de “transporte de estupefacientes agravado por 
el número de personas in­ter­vinientes en calidad de co­autores”, publicó La Voz del Interior.

Histórico

La segunda. La causa contra Gallardo y el resto de los imputados es la segunda causa en cantidad de droga secuestrada en la provincia.

La primera. El 25 de septiembre de este año, en los barrios Obrero y Poeta Lugones: se secuestraron 830 kilos de marihuana.

España. El mayor contrabando de cocaína descubierto desde Córdoba a España, fue en el verano de 2009, cuando una banda envió mil kilos de la droga camuflados en molinos de viento. El transportista cordobés Oscar Allende, acusado de ser la “pata local” de esta banda, fue con­denado este año a 15 años de cárcel, en un fallo inédito.

Foto: La Voz del Interior.

Senadores de JxC proponer reducir cargas impositivas a la energía.

Marcos Rodríguez Allende

Marcos Rodríguez Allende, asesor legal en causas penales de la Municipalidad de Paraná. (Foto archivo: ANÁLISIS)

Deportes

Ferro

Central Córdoba visitará a Aldosivi en un partido clave por la permanencia en la elite del fútbol argentino.

Sanjo

Colegio San José se quedó con el título en el Campeonato Entrerriano U13.

FS

Facundo Sava mostró su frustración tras la derrota de Patrón en Florencio Varela ante Defensa y Justicia.

CAT

Talleres venció a Juventud Unida y mantiene su andar perfecto en el Torneo Pre Federal de Básquet.

Estrategia

En el fútbol actual se escucha mucho hablar de ventajas cuantitativas y cualitativas.

Cultura

Los aportes se hicieron efectivos este viernes 23 de septiembre, fecha que se celebra el día nacional de las bibliotecas populares argentinas.

Las funciones serán gratuitas en la Cámara de Diputados de Entre Ríos y en el Teatro Municipal 3 de Febrero.