La realidad que nos desnuda

cuarentena

Por Hernán Rossi (*)

 

Todos hemos observado estos días, entre absortos y enojados, las multitudes que se han reunido en torno a los cajeros automáticos, más allá de la necesidad de percibir sus haberes. Antes fueron los que despreocupados paseaban o se movían por las ciudades como si nada pasara. Los que inventaban excusas insólitas para circular. Y desde el Presidente de la Nación para abajo, todos simultáneamente nos indignamos y proferimos maldiciones y solicitudes de castigo tal vez sin entender por qué la gente no acata la orden de aislamiento.

Lamentablemente no estamos preparados para semejante pandemia. Desde ningún resorte del Estado hasta el último vecino. Estamos dando manotazos desesperados tratando de tapar el sol con las manos. Nos damos cuenta en la emergencia de la precariedad de nuestro sistema de salud y de las prioridades mal entendidas. Pero dejemos esto para otro momento y centrémonos en el tema que nos convoca.

¿De verdad no entendemos por qué la gente no respeta el aislamiento? ¿Es en serio que no nos damos cuenta de las razones de tanta desobediencia civil?

Creo que nos damos perfectamente cuenta de los por qué, pero nos avergüenzan un poquito y todos, en mayor o menor medida, nos hacemos los distraídos. No respetamos el aislamiento sencillamente porque en la Argentina nos acostumbramos a no respetar casi nada: las normas, los pactos de convivencia, las leyes e incluso la Constitución Nacional.

¿En un país donde se burla la ley para conseguir el quórum en el Congreso de la Nación, nos puede asombrar que un vecino ignore la cuarentena? En nuestro bendito país la justicia se corrió el velo de sus ojos hace años y actúa según la cara del acusado. Hay políticos que se han robado fortunas incalculables y nunca pisarán una cárcel. ¿Cómo pretenden que viendo semejantes burlas de quienes deberían marcar el camino ético, los ciudadanos no se muevan de sus casas?

Los argentinos perreamos los velocímetros, coimeamos al policía, cortamos las calles, somos ñoquis por amistad con el político de turno, nos adelantamos en la cola del súper, evadimos, el Estado nos paga códigos en negro, trabajamos ocho horas y nos blanquean cuatro, pactamos con el narco, nos colgamos del cable y la luz, llevamos las máquinas del Estado a hacer trabajitos privados, sobornamos periodistas, pedimos certificados médicos o inventamos trances psicológicos para no trabajar, licitamos por cien cuando la obra sale cincuenta, nos copiamos en los exámenes, arreglamos concursos para ingresar al Estado, prometemos la misma obra durante cinco campañas electorales, excedemos las velocidades permitidas, especulamos escondiendo mercadería para cobrarla más cara, vemos que un delincuente roba siete veces en un mes y sigue libre. Por todas estas cosas no respetamos el aislamiento obligatorio.

Martín Hevia, decano de la Escuela de Derecho de la Universidad Torcuato Di Tella y doctor en Derecho por la Universidad de Toronto (Canadá), señalaba hace un tiempo que el argentino transgredía las normas en su país, pero su comportamiento variaba si iba a Alemania. Entendía que “hay un contexto cultural en el que es más costoso cumplir la ley que violarla. Porque el costo de violarla es chico, en la medida en que no haya una sanción efectiva, y que no haya incentivos para cumplirla”.

Eso nos pasa. Eso nos ha venido pasando. Vemos que ciertos personajes han vivido del Estado 35 años, son multimillonarios y la justicia no encuentra “pruebas”. Luego de pensar en esas cosas hasta entiendo -no justifico- el razonamiento del que dice: “¿se roban un país y no voy a poder sacar el perro a pasear?”.

En realidad, lo que nos asusta es que desoír el aislamiento signifique poner en riesgo la salud de millones de argentinos, porque infringir una norma en verdad no nos debiera llamar la atención. Este tipo de situaciones límites, que no estamos acostumbrados a afrontar, sacan lo mejor y lo peor de cada uno. La solidaridad, la empatía, el reconocimiento, la ayuda, afloran para hacernos creer que hay salida. El escrache, el no cumplir la cuarentena y ponernos en riesgo, el que remarca precios, el que no se pone en el lugar del otro, los que ponen a punto hospitales que se inauguraron tres veces, nos hace bajar las expectativas a futuro.

En lo personal soy escéptico respecto de los que sostienen que esta pandemia nos va a hacer mejores. No tengo esa mirada. No creo que salgamos distintos. Va a ser difícil barajar y dar de nuevo en la Argentina. Ojalá que la generación de mis hijos tenga la grandeza suficiente para mejorar esta sociedad. En ellos confío. Hoy, lo que me rodea, no me permite ser tan auspicioso.

 

(*) Periodista de Gualeguaychú.

Policía

En el marco de una discusión, un hombre hirió a su esposa con un arma blanca y luego se quitó la vida con el mismo elemento. (Foto archivo)

YPF

El Estado y la petrolera, tanto en el gobierno de Mauricio Macri como con la actual administración, pretendían que la causa pase a tramitarse en Argentina.

Aislamiento.

Cerca de 900.0000 personas perdieron su ocupación en todo el país durante la cuarentena.

Por decreto, Colón volvió a la fase inicial de la cuarentena

Por decreto, Colón volvió a la fase inicial de la cuarentena.

Alberto Fernández

El mandatario sostuvo que "Argentina no soporta más la miseria de un Estado espiando a otro ciudadano".

ESI y educación emocional, en la agenda de la comisión de Educación de Diputados

ESI y educación emocional, en la agenda de la comisión de Educación de Diputados.

Deportes

Santa Fe también habilitó la vuelta de las pruebas de automovilismo

El autódromo de San Jorge será uno de los habilitados para la realización de ensayos.

Gustavo Abdala, pesimista con la vuelta del fútbol: “Va a faltar mucho para que empiece”

El gerente de Patronato habló de la incertidumbre por los contratos que se vencen, los test y su alto costo.

Susana Treidel: “Demostramos que pese la pandemia el básquet femenino no para”

La titular de la APBF habló del Campeonato desde Casa y las charlas sobre un protocolo para la disciplina.

Judiciales

Espionaje.

La convocatoria es por la causa de espionaje en la gestión de Macri.

Imputaron a Gabriela Michetti y Marcos Peña por contrataciones irregulares

Imputaron a Gabriela Michetti y Marcos Peña por contrataciones irregulares.

Cultura

 Festival de Poesía Arroyo Leyes

La cita será los días 11,12 y 13 de junio en modalidad virtual.

Taller internacional en línea sobre preservación de video magnético

Inscripciones abiertas; la cita será del 16 al 19 de junio.

Museo Provincial de Ciencias Naturales y Antropológicas Antonio Serrano

Este sábado se dará comienzo con el taller de conservación que estará a cargo de la arqueóloga y museóloga Maia Rodríguez.

Opinión

Por José Carlos Elinson (*)
Por José A. Artusi
Relevamiento

Relevamiento de servicios.

Nacionales

AFIP.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) estableció nuevos plazos para la cancelación de los créditos a tasa cero.

Covid-19

Murieron 7 personas en Argentina por el Covid-19.

Provinciales

Rutas.

Se recomendó transitar con precaución por rutas pavimentadas, caminos mejorados con broza y ripio.

Damián Patcher

Damián Patcher, corresponsal y presentador del canal de noticias internacional i24News de Israel.

Locales

Concordia reglamentó la barrera sanitaria para remises

Concordia reglamentó la barrera sanitaria para remises.

Gimnasios.

Marcharon por las calles de Paraná y se manifestaron frente al Municipio y en la Casa de Gobierno.

Interés general

Cámara Arbitral de Cereales

Aniversario 83 de la Cámara Arbitral de Cereales.

Barril

Encontraron un barril que podría ser de un naufragio en el siglo XIX. Arqueólogos trabajan con la pieza.