El intendente Daniel Rossi contestó acusaciones: “Hablar de negocios inmobiliarios es por lo menos temerario”

García Guiffré, había dicho que Rossi “quieren vender los terrenos de todos”. Y en la nota se recordó que el intendente de Santa Elena, Domingo Rossi, impulsa un proyecto de venta de casi un centenar de hectáreas de tierra pública y suena como posible comprador un multimillonario norteamericano llamado Douglas Tompkins. La iniciativa del gobierno municipal ingresará por la tarde de este jueves al Honorable Concejo Deliberante de dicha municipalidad.

“Es muy sorprendente el grado de desfachatez del pseudo dirigente Mariano García Guiffré, quien anoche, en su afán de luchar contra el progreso de la ciudad solo pudo arrastrar a un puñado de no mas de una veintena de radicales para oponerse a la compraventa de las tierras recibidas, cuando el año pasado ellos mismos votaron un proyecto declarando de interés municipal la inversión”, cuestionó el intendente.

“Pero las declaraciones –agregó– resultan mucho mas audaces viniendo sus justamente de quien si se vio beneficiado con una bochornosa maniobra inmobiliaria, liquidando un club histórico de este pueblo como fue el Tiro Federal, hecho que le permitió hacerse de seis manzanas en ele corazón de la ciudad mediante un fraudulento traspaso a través de personas interpuestas de la ciudad de Paraná, ‘casualmente’ socios en el estudio de abogados de su hermano Hernán, todo esto en una asamblea ilegal”.

En alusión al dirigente radical, el intendente peronista dijo: “Este personaje local, quien además de sostener periodistas que solo contribuyen a la alteración de la paz social, fue cómplice de una maniobra con la anterior intendente, que según estableció el. Tribunal de cuentas, perjudico en varias decenas de miles de pesos al municipio. Con su boliche que simula cambiar de dueños, pero que esta gestión le esta reclamando judicialmente y por eso quizás le repugnan mis acciones, ya que con mi gestión se acabaron los corralones, boliches, radios y demás ‘emprendimientos’ de avivados que se sirvieron por años de Santa Elena”.

Y remata: “Hemos tolerado mansamente durante mucho tiempo la difamación, la descalificación, pero hoy esta en juego el porvenir de Santa Elena y voy a defender con todas mis fuerzas lo que esta gestión prometió en la campaña. Finalmente lo conmino a que saquemos las urnas, esa que a el le han sido siempre adversas, y que los santaelenenses con su voto decidan por la instalación o no del emprendimiento”.

Por Luis María Serroels (*)
(Imagen: Alfredo Sábat-La Nación)

(Imagen: Alfredo Sábat-La Nación)