“Monseñor Puiggari manifestó que si ayudaba con algo quería colaborar con la Justicia”, reveló el fiscal Uriburu

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Uriburu aclaró que en la audiencia del jueves con Escobar Gaviria “primero se recibe la declaración de imputado” aunque el sacerdote “se negó a declarar” y luego “se le dieron a conocer los hechos nuevos, motivados en dos denuncias diferentes realizadas por distintas personas, y luego se solicitó al juez de Garantías una audiencia a los fines de pedir por parte de la Fiscalía una medida sustitutiva de la prisión preventiva, que es la que está igualmente cumpliendo ahora y que dispuso el Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú cuando le otorgó la libertad”.

“Teniendo en cuenta que en caso de pedir la prisión preventiva ya conocíamos el criterio del Tribunal de Gualeguaychú, optamos por pedir una medida restrictiva en relación a las víctimas nuevas, y que concurra tres veces a la semana a la comisaría de Oro Verde y que continúe bajo el cuidado de monseñor Puiggari respecto a la información de sus movimientos. Igualmente tiene prohibición de salir de Oro Verde sin autorización”, detalló.

Explicó que el cura “está en libertad ambulatoria con prohibición de salir de Oro Verde” y “tiene libertad siempre que se mueva dentro de la localidad”. Recalcó que “es Puiggari quien debe velar por ese cumplimiento, aunque también se apela a la voluntad a estar a derecho del imputado y también está en conocimiento la comisaría de Oro Verde que ha colaborado muchísimo con la Justicia”.

Al respecto, señaló que en Oro Verde “es conocida la presencia de él y siempre que el jefe de la Departamental de Nogoyá se ha comunicado le han sabido decir dónde está el cura” y agregó que en la audiencia del jueves “fijó además un domicilio alternativo que es otra iglesia donde dicen que suele concurrir, que está a metros de la casa”.

Comentó además que en la tarde del pasado martes, mantuvo “una reunión informal” con el arzobispo Puiggari. “Charlamos sobre la marcha de esta causa contra Escobar Gaviria como así también sobre la causa contra la madre superiora del convento de carmelitas. Quería interiorizarse de su situación como garante de la situación procesal del cura, y manifestó que si su presencia como custodio era favorable para el proceso y ayudaba con algo quería mantenerse en esa situación colaborando con la Justicia”, relató el fiscal.

Sobre el domicilio que fijó Escobar Gaviria explicitó que “es un departamento de un particular allegado a él y a la Iglesia, que está a metros de la parroquia”.