Cerraron los comicios en Salta: las dos listas que responden a Sáenz son las favoritas

Se cerraron los comicios en Salta y el oficialismo local quedó a la espera de un resultado contundente que fortalezca la imagen y el liderazgo del gobernador Gustavo Sáenz. En esta elección se vive una particularidad. Dos listas que compiten en paralelo responden al mandatario provincial.

Unidos por Salta y Gana Salta son apoyados por Sáenz. El primero es puro del gobernador, mientras que en el segundo el PJ local es la columna vertebral del armado político. Por ese frente, en el 2019, compitió Sergio “Oso” Leavy, el referente kirchnerista local. Desde que Sáenz asumió el poder en Salta, el espacio forma parte del oficialismo.

En las proyecciones que hacían en el gobierno salteño previo a las elecciones, ambos frentes serían los que más votos saquen en estos comicios. Desde lo discursivo, esta noche, el mandatario presentará a las dos listas como un solo frente que responde a la línea política marcada por él.

Este año, Salta renueva 12 senadores, 30 diputados provinciales, 343 concejales, 60 convencionales constituyentes, además del intendente del municipio de Aguaray, con siete frentes electorales habilitados para participar.

Después de emitir su voto, cerca de las 10 de la mañana, Sáenz dijo que “la única forma de cambiar la realidad es expresándose en las urnas” y se refirió a la elección de convencionales constituyentes: “Hoy se vota algo que no es menor, la posibilidad de modificar la Constitución para limitar, entre otras cosas, el mandato eterno de legisladores, intendentes y también del propio gobernador”.

“Es un hecho histórico que los políticos propiciemos la limitación de la política. Esto hará que la gente pueda elegir en libertad en sus pueblos y además que muchos se animen a participar en política”, afirmó el mandatario.

En esa línea, finalmente, agregó: “Estoy seguro que este era un pedido de la gente, en 2019 me comprometí en campaña a que íbamos a reformar la Constitución para limitar mandatos y hoy lo estoy cumpliendo”.

En medio de las nuevas disposiciones por la pandemia de coronavirus, 1.052.535 ciudadanos salteños estuvieron habilitados para votar. De ese total, 1.046.734 son empadronados argentinos y 5.801 extranjeros. Se habilitaron 3.198 mesas, dispuestas en 505 establecimientos en todo el distrito, bajo un estricto protocolo sanitario establecido por la Justicia Electoral local.

El de Salta es el tercer test electoral del año, tras los comicios en junio pasado en Misiones y Jujuy, donde con comodidad se impusieron los oficialismos provinciales.

Se presentaron siete frentes electorales. Además de los oficialistas Gana Salta y Unidos por Salta, se sumaron dos facciones que responden al kirchnerismo: el Frente de Todos y Salta para Todos. Además, compitieron Juntos por el Cambio +, y dos alianzas que representan a agrupaciones de izquierda: Frente de izquierda y de Trabajadores-Unidad y el Frente Partido Obrero-MAS.

Juntos por el Cambio + está integrada por los partidos PRO-Propuesta Republicana, Ahora Patria y la Unión Cívica Radical, además de la agrupación municipal Libertad y Trabajo.

La alianza Frente de Izquierda y de Trabajadores–Unidad está conformada por los partidos Movimiento Socialista de los Trabajadores y de Trabajadores por el Socialismo, mientras que al “Frente Partido Obrero-MAS” la integran los partidos Obrero y Movimiento al Socialismo (MAS).

La oficialista Gana Salta está conformada por los partidos Justicialista, Frente Salteño, Frente Plural, Memoria y Movilización Social, Movimiento Libres del Sur, Fe, del Trabajo y la Equidad (ParTE), Unión Victoria Popular, las agrupaciones Demócrata Comunal y Dignidad y Trabajo y nueve agrupaciones municipales.

Unidos por Salta quedó conformada por los partidos Identidad Salteña-PAIS; Conservador Popular; Renovador de Salta; Propuesta Salteña; Autonomista; Primero Salta; Salta nos Une y Todos por Salta, además de 11 agrupaciones municipales.

Por su parte, el Frente de Todos está integrado por los partidos de la Victoria, Izquierda Popular y Felicidad, mientras que la alianza “Salta para todos”, que también se presentó con el nombre de Frente de Todos y que debió cambiarlo, está conformada por los partidos Instrumento Electoral por la Unidad Popular y Kolina, además de siete agrupaciones municipales.

Para estas elecciones, que se realizan a través del Sistema de Boleta Electrónica, fueron convocadas alrededor de 6.400 autoridades de mesa, que percibirán por su desempeño 4.500 pesos, con una suma adicional de 1.000 pesos en concepto de reintegro por los alimentos que pudieran consumir durante la jornada electoral.

La prioridad este domingo la tuvieron las personas que arribaron a las escuelas para sufragar y tuvieron temperatura superior a los 37,5 grados. En ese caso, votaron primero y luego fueron derivadas a las autoridades sanitarias, para que se le realicen las pruebas pertinentes.

“A partir del registro de temperatura superior a 37,5 grados, el protocolo marca que esa persona debe votar con prioridad respecto del resto de los electores”, detalló Pablo Finquelstein, titular del Tribunal Electoral de Salta, previo a los comicios.

Señaló que “se entiende que la fiebre por sí sola no es suficiente para dar a una persona como enferma de coronavirus”, por lo que se les permitió votar este domingo. Al detectar a una persona con fiebre, “se le van a tomar los datos para que las autoridades sanitarias continúen con el seguimiento correspondiente y se le recomendará aislamiento”, explicó.

Por otra parte, después de emitir su voto, Sáenz se refirió a uno de los conflictos gremiales que afectan a su gestión en la provincia.

Consultado sobre el conflicto que mantiene el sector de Docentes Autoconvocados en la provincia, con un paro de actividades desde hace dos semanas, un acampe en la plaza 9 de Julio, del centro de la capital salteña, manifestaciones y cortes de calles y rutas en distintos puntos de la provincia, el gobernador aseguró estar “absolutamente convencido que tienen fines políticos”.

“Los chicos son los que quedan de rehenes”, expresó el mandatario salteño, quien destacó: “Siempre espero que se resuelvan los conflictos. Estamos abiertos al diálogo para consensuar, pero también debemos decir que se dan los aumentos que podemos”.

Luego, afirmó que “hemos tenido un año y medio muy duro, donde muchos trabajadores han perdido su trabajo y muchas actividades la están pasando muy mal por la pandemia”, y acotó que “ahora se vienen las paritarias docentes a nivel nacional”.

En este sentido, agregó que su gobierno dio en su momento “un aumento” del 36%” y “lo que más queremos es ayudar a la docencia”, por lo que “vamos a seguir consensuando, hablando y dialogando con todos los sectores”.

No obstante, el gobernador sostuvo que “cuando hay una crisis gremial y de falta de representatividad se hace muy difícil, pero diez o veinte personas no pueden cortar las calles y las rutas”, y pidió disculpas a los turistas que llegaron a Salta este fin de semana y se sorprendieron con la plaza 9 de Julio con un vallado de dos metros a su alrededor.

Fuente: Infobae

QATAR 2022: LA AGENDA DE PARTIDOS DEL DÍA


Opinión

La trágica muerte ocurrida recientemente en el
Por Luciano Lutereau (*)

Cultura

Cerveza, gastronomía y música los principales atractivos de una feria que crece año a año.

Pre-inscripción abierta a la Maestría en Literatura y Política de UADER.