Bahl: “Mi objetivo es ser candidato a gobernador, pero lo decidiré en los próximos meses”

El intendente de Paraná, Adán Bahl, no descartó ser candidato a gobernador en 2023.

El intendente de Paraná, Adán Bahl, no descartó ser candidato a gobernador en 2023.

El intendente de Paraná, Adán Bahl, estuvo en el programa Cuestión de Fondo (Canal 9, Litoral) donde repasó -a manera de balance- su gestión de gobierno; también compartió lo que le falta por hacer para completar su mandato; la obra pública; los servicios; la realidad de los números de la Municipalidad en cuanto a lo presupuestario y la cantidad de empleados; y también abordó cuál será su rol para las próximas elecciones generales.

Con definiciones cautelosas propias de un clima preelectoral, Bahl, expresó en Cuestión de Fondo (Canal 9, Litoral) que hace 20 años que se ha preparado para ser gobernador, pero que en rigor lo decidirá en los próximos meses, cuando las reglas del juego estén más claras.

No se definió a favor o en contra de las PASO, pero aseguró que siempre aceptó las reglas del juego.

En materia de gestión municipal, aseveró que en total en la municipalidad hay aproximadamente 4.750 empleados; muchos menos que los 7.300 que le dejó la gestión de Sergio Varisco. Contó casos emblemáticos a partir de la inexistencia de toma de presentismo y ejemplificó que detectaron a personas que hacía cuatro años que no iban a trabajar porque estaban privadas de la libertad, pero nunca se les hizo un sumario.

El desquicio fue de tal magnitud, que reflejó que el servicio de recolección de residuos urbanos en la gestión anterior se realizaba con 1.400 personas y que ahora se ocupan 120 y se ha mejorado en la eficiencia. “Cuando nosotros comenzamos la gestión teníamos tres camiones para recolectar la basura; hoy tenemos más de 36 camiones”, fue otro ejemplo emblemático que compartió en el programa Cuestión de Fondo (Canal 9, Litoral).

 

- ¿Por qué de manera recurrente, a veces con una periodicidad semanal, hay problemas con las cañerías del agua potable en la ciudad? Se sabe algunas son muy antiguas.

-Algunas tienen más de cien años y se rompen. Lo importante es destacar que se reparan 6, 12 o 24 horas. Lo que ocurrió hace tres semanas es que se rompió la cañería que hace a la captación del río a la planta de Echeverría.

 

-Usted está reconociendo que los problemas del agua continuarán, en parte por la antigüedad de su material.

-Es que se van resolviendo muchas cosas. Se resolvió el tema de la captación. Si el río está menos de un metro, no vamos a tener problemas de captación. Se están colocando las válvulas inteligentes y los caudalímetros. Estamos construyendo el Centro Distribuidor en la zona Sur de la ciudad. Ahora comenzamos con la sustitución de las cañerías en el centro. Pero, hay problemas de infraestructura grandes que van a seguir en la contingencia de que se puede romper. Ese caño que va desde la Toma hasta Echeverría, no tenemos “backup” (respaldo): se rompe entre ocho y nueve veces por gestión y se para la producción del agua. Nosotros producimos por día 264 millones de litros de agua potable para la ciudad de Paraná. Entonces, si eso deja de producir un día, inmediatamente los centros de distribución dejan de tener agua; una gran parte se distribuye por gravedad; al estar los centros con poca agua, inmediatamente tenemos el inconveniente. Eso es un problema recurrente. Nosotros estamos trabajando en alternativas. Una obra que está en construcción y que no se ha mirado mucho; lo que está en construcción es una nueva planta, al lado de la planta actual. Eso va a reforzar muchísimo el sistema de agua. Pero, caños se seguirán rompiendo en distintas zonas de la ciudad de Paraná. Y nosotros hacemos entre 40 y 50 reparaciones diarias de cañería.

 

- ¿Cuántas personas hay?

-No hay muchos… nosotros bajamos…

 

-No debería haber más, entonces.

-Lo voy a graficar tal vez con uno de los servicios que antes era imposible de alcanzar un nivel de eficiencia, pero ahora sí. Antes, en la ciudad de Paraná se afectaban para la recolección de residuos 1.400 personas. Saben con cuántas personas hoy juntamos el 90 por ciento de la basura de Paraná y está en la unidad central: antes 1.400 para el 90 por ciento y hoy con 120 personas.

 

- ¿Y entonces los otros 1.280 dónde están?

-Bueno, hemos reducido la planta en más de dos mil personas, con jubilaciones, con el retiro, con algún reordenamiento propio. También muchos contratos que en la gestión anterior se hicieron a último momento por una cuestión política, se iban cayendo y no fueron renovados.

 

-Entonces, está confirmando lo que dimos cuenta en nuestros informes anteriores.

-Absolutamente. Ese informe periodístico fue impecable. Hoy la planta permanente, efectiva del Municipio –esos datos que nunca se podían conocer- hoy son 4.223 personas.

 

-Es decir, no eran los 7.000 que decía la oposición.

-No, para anda. Y bajo contrato de servicios son 523 personas. Ahí tenemos 4.750, contra los más de 7.300 que teníamos al inicio de la gestión. Con la incorporación, también presupuestariamente, personal político que antes no tenía respaldo presupuestario y también con las adscripciones que siempre existieron y que tampoco tenían respaldo presupuestario.

 

-En materia de adscripciones, ¿cuántas personas llevó usted del Senado al Municipio?

-Nosotros tenemos en el presupuesto autorizadas cien adscripciones. Y no llegamos a cubrir las cien adscripciones; debe haber unas 95 personas. No son todas del Senado, son de la Provincia, de Vialidad, hay del Consejo General de Educación, de Enersa, del Instituto del Seguro.

 

-Van todos a trabajar.

-Todos. Ninguno cobra sin trabajar, no existe eso. No tengo un jardín de infantes ni es Disneylandia… pero, hay que trabajar. Yo soy exigente, porque lo que no hace el funcionario, inmediatamente repercute en nosotros. Antes en el Municipio, nunca se tomó asistencia. Nunca se tomó asistencia. Por eso hay muchos sumarios. En el Municipio se pueden cometer muchos errores, y probablemente ninguno tenga una sanción; pero la peor de todas son las diez faltas. Con las diez faltas prácticamente la persona queda en una situación de casi cesantía. Al no haber nunca tomado asistencia; hay muchísimas personas que cuando nosotros ingresamos, no sabíamos dónde trabajaban. O había personas que hacía diez o quince años que no iban a trabajar al Municipio. Y creo que todavía debemos tener personas que no estén cumpliendo debidamente el horario. Por eso empezamos esta semana, que es algo novedoso, la incorporación de tarjetas, es decir, de relojes; lo que lo vamos a hacer es faciales, con datos biométricos. Eso nos permitirá hacer un nuevo relevamiento de todo el personal.

 

-Es decir, que nadie podrá entrar para marca la tarjeta de otro.

-Así es y todos deberán marcar. Y otra parte del proceso de regularización que también hicimos es por el tema del ausentismo. Un dato: en la administración pública –muchos seguramente lo estarán viendo- uno puede tener 20 días de licencia por estudios, 20 días por enfermedad, 20 días por cuidado de familiar enfermo… en una oportunidad cuando ingresamos, hago un control permanente cruzado y aleatorio, controles de auditoría y detecto a personas que hacía cuatro años que no venían a trabajar. Entonces el tema era así: ahí vino fulano a trabajar, volvió fulano. No quiero estigmatizar a los trabajadores, porque hay gente muy buena. Pero, cuento un caso concreto: volvió fulano, sí, ahí empezó a trabajar; qué bien. Y pregunto qué pasó porque hacía cuatro años que no venía al Municipio, tenía faltas, seguramente sumario. ¿Por qué sumario? Porque son faltas. Pero, no, porque estaban justificadas porque estaba preso. Y esto que cuento es literalmente así y hasta tuvimos una situación de discusión; porque todos los sumarios van a la mesa donde intervienen los Sindicatos; donde había uno de los Sindicatos que tenía la postura que esos días son justificados, porque estaba detenido. ¿Se entiende? Entonces, esos conceptos que estaban arraigados, forman parte de los conceptos que nosotros fuimos cambiando. Hoy eso no existe. Si uno falta, le pasan la falta y se acumulan y comienza todo un proceso. Eso ha logrado un mayor ordenamiento. Los trabajadores en su gran mayoría trabajan y muy bien. Este reordenamiento de las actividades como recién hice referencia al tema de la basura, nos ha permitido ser eficientes. Cuando nosotros comenzamos la gestión teníamos tres camiones para recolectar la basura; hoy tenemos más de 36 camiones; tenemos la sistematización; tenemos mejores condiciones para los trabajadores; tenemos una política salarial que hoy es del 73,8 por ciento y está por encima de la inflación. Todo esto se ha logrado con el ordenamiento y, por supuesto, también, porque los trabajadores están cumpliendo. Y eso hasta la misma gente de Paraná lo ve, porque así lo reconoce.

 

La traza vial

 

-Cuánto considera que pudo modificar la realidad que había dejado la gestión anterior. Porque las calles siguen en muy mal estado.

-Esa es una visión parcial, porque no es así. Le puedo mostrar todo lo que se ha reparado y se ha reparado muchísimo y se ha construido. Ahora, no soy necio y sé que hacen falta muchísimas cosas más. Pero, tanto con fondos nacionales, provinciales y, sobre todo, municipales, se están llevando adelante distintos frentes de bacheos en distintos lugares de la ciudad. Terminamos la semana pasada en San Agustín, Ameghino… en 30 años que no se arreglaba un bache.

 

-Nos escriben de la zona de Puerto Viejo, por ejemplo. Y nos mencionan que la calle Leopoldo Díaz está totalmente destruida.

-Hay calles para reparar.

 

-Del 100 por ciento de las calles, qué porcentaje no pudieron reparar.

-No sé un porcentaje. Se ha construido avenida Zanni, Crisólogo Larralde, Avenida Del Ejército, Rondó, Racedo… se están haciendo 100 cuadras nuevas con refuerzo compartido; se están haciendo un programa de bacheo en toda la zona de lo que es Almafuerte y Ramírez… toda la zona de San Agustín.

 

-Pero, no puede decir 15-20 por ciento.

-No, no. Ya tenemos programados para el año que viene cuatro frentes de bacheo para abordar en la ciudad de Paraná. Pero, esa estigmatización que había del bache, del pozo en la ciudad de Paraná; lo vamos revirtiendo paulatinamente.

 

-Qué ocurre en materia de prevención del tránsito, teniendo en cuenta que siempre fue su preocupación desde que era ministro de Gobierno de la provincia.

-Le voy a dar un dato para que vean que no solo es necesaria la presencia del personal municipal. Nosotros estamos en un proceso, en un convenio con la Policía para incorporar cámaras en los semáforos. Ya están colocándose. Una sola cámara, en una hora, registró 20 cruces de semáforo en rojo. ¿Se entiende? Gran parte de los problemas que tenemos en el tránsito es por nosotros mismo, por nuestra propia falta de educación. No lo vamos a corregir con un inspector. Nosotros ahora hemos incorporado 19 nuevos inspectores. ¿Cómo hicimos el proceso de selección? Fuimos a las universidades. ¿Qué buscábamos? El egresado de carrera de grado en Seguridad Vial. Efectivamente, la universidad nos seleccionó 63 aspirantes. Les hicimos los estudios; los estudios psicológicos, de actitud, de aptitud y solamente 19 de esos 63 aprobaron todo el proceso y hoy están en la calle. ¿Se entiende lo complejo que también es lograr la incorporación de recurso humano calificado? Y antes no lo podíamos hacer porque cuando ingresamos al Municipio debíamos miles y miles de millones de pesos. Tuvimos que hacer un proceso de verificación de crédito, donde nos ahorramos cientos de millones de pesos, para empezar a pagar las deudas; para empezar a comprar el equipamiento; para poder intervenir en la economía como intervenimos para generar puestos de trabajo; para asistir y cuidar a las personas en este proceso de inflación donde cada vez hay más pobreza y necesitan del Estado. Cosas que hacemos permanentemente. Asistimos a 90 comedores, a 140 merenderos; probablemente no se ven en las imágenes o no lo hacemos públicamente porque respetamos y cuidamos a las personas; pero eso también lleva una gran parte de la inversión del Estado, en esto de cuidar, de respetar a las personas que más necesitan. Cosa que hoy ocurre en toda la Argentina, producto básicamente por el impacto de la inflación.

 

-Por qué a los intendentes nunca se les ocurrió que haya empleados municipales en los horarios vespertinos.

-Pero, hay: Control Urbano funciona las 24 horas. Tenemos controles en la ciudad durante las 24 horas. Es un nuevo sistema que hemos implementado nosotros, y está en proceso de consolidación. Pero, tenemos cuatro camionetas que están las 24 horas recorriendo distintos puntos de la ciudad y son las que hacen muchos controles. Lo que estamos haciendo es juntar todos los controles y llevarlo a una unidad centralizada de controles. Porque antes eran diez lugares donde se hacían controles, pero no estaba la camioneta y si estaba faltaba el combustible o tenía la cubierta rota. Ahora logramos equipar Control Urbano, lo hemos profesionalizado, lo estamos capacitando… y todo eso está produciendo un paulatino ordenamiento. Cuando nosotros hablamos de ordenar el Municipio era ordenar internamente los recursos humanos, económica y financieramente y también ordenar la ciudad.

 

Los jardines maternales

 

-Jardines maternales: por qué la matrícula cayó a la mitad, qué opina de su infraestructura edilicia y los salarios de los auxiliares.

-Tenemos tres cosas: tenemos 33 jardines maternales; seis a nuevo prácticamente (dos en construcción y cuatro ya terminados) y hemos incorporado docentes, cosa que antes no se hacía. Antes se ubicaba a alguien que más o menos pudiera cuidar a un chiquito y se le daba la criatura para que la cuide. Nosotros fuimos a las universidades, buscamos maestras jardineras, las hemos incorporado formalmente; no con esos “contratos basura” que existían antes. Se ha cambiado un montón. La matrícula no se ha caído en ese porcentaje. Sí ha disminuido porque seis de esos jardines, los chicos salieron para ir a otro jardín para contenerlos. Eso ha generado una probable disminución en el corrimiento; pero a partir de febrero tenemos todo preparado para avanzar con todo. Y, sobre todo, pensando que los jardines maternales que tiene el Municipio y que reitero, son 33, están en los lugares más humildes y vulnerables de la ciudad. Hoy a la tarde fuimos al centro de formación que tenemos en calle Pellegrini, donde pusimos un Punto Digital, que es un acceso al mundo digital y estuvimos con los alumnos que son empleados municipales terminando la primaria. Terminando la primara. Y son cosas que nos dan una gran gratificación, ver esa alegría. ¿Qué quiero decir con esto? No solamente nos pusimos como idea transformarnos como una gran empresa de servicios, como tiene que ser el Municipio de la ciudad de Paraná; sino también influir en la economía generando puestos de trabajo y cuidar a las personas y acompañarlas. Todo eso se intenta hacer en 12-14 horas con un gran equipo y con mucho esfuerzo.

 

La obra pública

 

-Se está pensando en alguna compensación para el comerciante que se ha visto afectado por alguna obra en su vereda.

-Eso es una picardía de algunos concejales. No y tiene y tiene una explicación: todos tributan en función de las ventas. Aquel que vende más, debería tributar más; y aquel que vende menos, tributará menos.

 

-La obra de la peatonal, que parece eterna.

-Esa obra por qué se demoró. Estimamos que en diciembre o enero la estaremos terminando. La gestión anterior la comenzó, pero la paralizó. Estuve seis meses sin pagar los certificados; nosotros seis meses negociando para desneutralizar la obra. Pagar toda la deuda, que nos hicieron juicio por eso. Y después no teníamos plata en pandemia. Entonces, dijimos, pueden trabajar por tantos millones de pesos por mes; y ahora que ya podemos, está de manera intensiva y el objetivo es que para fin de año se esté terminando.

 

El transporte urbano

 

-Está garantizada la cantidad de unidades del transporte de pasajeros que esté circulando por las calles.

-Relativamente. Pero, tenemos un inconveniente: al no haberse licitado en su momento el transporte suburbano, los colectivos que están afectados a la ciudad de Paraná también están atendiendo a las personas que vienen de Colonia Avellaneda, Oro Verde y San Benito. Eso genera una distorsión. Eso impacta, obviamente, en los recursos de la Municipalidad. Y, en la práctica, actualmente estamos estudiando una reformulación de todo el sistema. Siempre digo que hay cosas que se pueden hacer en cuatro años; otras en ocho años y otras en doce años. Lo importante es tener una visión constructiva hacia dónde se quiere ir.

 

-Un empleado Municipal nos advierte que antes el sueldo municipal estaba 20 por ciento por encima del Provincial y hoy está 25 por ciento por debajo.

-Eso es relativo. Creo que debe haber aproximadamente más de 500 personas en la Municipalidad que ganan más que el intendente. No quiero decir que todos ganan súper bien. El mínimo garantizado está igual, pero igual o similar al de maestro de grado. El mínimo garantizado de un empleado municipal es muy similar al de un maestro de grado.

 

-Eso habla lo mal que estamos como sociedad, por lo mal pago que están los docentes, lo decimos.

-Comparto el concepto y probablemente no haya sido el mejor ejemplo el mío. Pero, todos los aumentos que hemos dado han sido remunerativos; antes se daban sumas fijas, en negro, ahora todo va para el jubilado. Este año el sueldo está por encima del 15 por ciento de la inflación. ¿Ganan poco? Sí, ganan poco. Ahora, vienen de historia de ganar poco. Nosotros estamos haciendo que el trabajo sea más digno, que tengan mejores condiciones laborales, que puedan tener mejor remuneración; que los aumentos sean remunerativos y bonificables para que le impacten también al jubilado… y manejamos fondos públicos.

 

El narcotráfico

 

- ¿A cuántas personas pudo sacar del Municipio vinculada con el narcotráfico y que estaban vinculadas con la gestión anterior?

-Todos los que tenían falta. Porque yo puedo sacar a la gente por las faltas, no porque son narcotraficantes. Para el narcotraficante tiene que intervenir un fiscal, el juez lo tiene que condenar.

 

-Eso quiere decir que le dio resultado los más de 20 comisarios retirados que incorporó.

-Sí, por supuesto. Incluso hoy deben ser como 40 comisarios retirados. Y cumplen una tarea extraordinaria.

 

- ¿Eso no le generó alguna rispidez en las diferentes áreas municipales?

-Todo lo contrario. Nosotros ingresamos a un Municipio que venía con todos los problemas de la gestión anterior. E hice muchas cosas que nunca las he dicho: hablar con los jueces federales y provinciales; con los fiscales; tomar distintas medidas preventivas. Y una de las medidas preventivas fue llevar gente con una gran formación, que conozcan la parte operativa de la calle, directores de Operaciones, directores de Toxicología y la distribuimos rápidamente en el Municipio porque se necesita tomar el control de la situación.

 

-Y nadie del propio peronismo le ha objetado esa medida.

-No, no. Y han sido eficiente. Y todos terminan la gestión y se van. Pero, nos permitió rápidamente tomar el control. Recién hablamos que más de dos mil personas por distintas razones se fueron del Municipio y cuántos problemas realmente hemos tenido por eso: porque no hemos cometido arbitrariedades. Fuimos correctos, respetamos a los trabajadores. Pero, yo tengo que tener mi actitud, mi autoridad, porque tengo que conducir una empresa de más de cinco mil personas. Y lo tengo que hacer de manera inteligente y lo tengo que hacer con la formación. Estuve diez años como ministro de Gobierno; tengo una formación para abordar determinados problemas complejos.

 

La candidatura a gobernador

 

-Usted sabe que el gobernador Gustavo Bordet ordenó realizar distintas encuestas con miras a las elecciones y usted aparece como el mejor posicionado. ¿Va a ir por la gobernación o por la reelección como intendente?

-Hace 20 años que me preparé y es mi objetivo ser candidato a gobernador. Por supuesto, tanto esfuerzo le he puesto que evaluaré cuándo es el momento oportuno. Aparte, tengo un compromiso con los paranaenses que debo terminar, para recién pensar en pasar a una nueva etapa. Así que lo iremos viendo en los próximos meses.

 

-No se sentó específicamente para hablarlo con Bordet.

-No, sinceramente, no.

 

-Pero, no hay tanto tiempo para tomar una decisión.

-Y hay una indefinición con las reglas de juego, con las fechas. Creo que en 30 días debería estar todo más claro.

 

-Está a favor o en contra de las PASO.

-No lo he estudiado al tema. Nunca me manifesté sobre ese tema y siempre acepté las reglas.

QATAR 2022: LA AGENDA DE PARTIDOS DEL DÍA


Cultura

Cerveza, gastronomía y música los principales atractivos de una feria que crece año a año.

Pre-inscripción abierta a la Maestría en Literatura y Política de UADER.