Aún no se aplicaría la moratoria de mejoras en Paraná y habría imprecisiones

Plano o croquis

La cuestión del honorario que hay que pagar por el plano de relevamiento es un tema que preocupa a los vecinos que no han tenido ningún contacto con profesionales para la construcción de una pieza adicional o de un quincho, ampliaciones por lo general hechas de a poco y a pulmón: la Municipalidad reconoce que este tipo de vecino no tiene idea de que antes de hacer la pieza de los chicos hay que presentar un proyecto de obra para que la comuna apruebe.

Pero si se mira la ordenanza Nº 8.789, por la que el Concejo autorizó la moratoria, se ve que la norma fija que los titulares de viviendas unifamiliares no necesitan presentar plano de relevamiento sino simplemente llenar un formulario con una declaración jurada de la ampliación. Según la ordenanza, con ese formulario luego el personal municipal debe constatar los datos.

Sin embargo, en la presente moratoria, reglamentada por decreto 714/10, sí hay que presentar planos para las construcciones de más de 55 metros cuadrados, y para las más chicas croquis, pero siempre firmados por un profesional, de acuerdo con lo que se informó desde la Secretaría de Planificación. Sin embargo, aquí hay otra imprecisión porque desde Catastro se señaló sin embargo que “en realidad el decreto pide croquis para las casas de menos 55 metros cuadrados a una escala de 1/100, pero puede ser firmado sólo por el propietario”.

Contradicciones

El despiste se profundiza cuando se conoce que la promulgación de la Ordenanza Nº 8.789 fue merecedora de un artículo laudatorio en la página municipal de noticias a fines de 2008, donde se reproducían los fundamentos de la misma: “La permanente pérdida del poder adquisitivo de la población ha determinado que, al momento de construir una vivienda o ampliarla, el vecino haya tenido optar entre pagar los elevados honorarios de profesionales para la presentación reglamentaria o invertir los escasos recursos en la compra de materiales y pago de la mano de obra”, se leía en el órgano de prensa oficial.

Pero meses después, el Ejecutivo envió otro proyecto de moratoria de mejoras, que sí le pedía plano visado por profesionales a todo el mundo, y cobraba las tasas al nuevo valor con retroactividad a la fecha de construcción de la mejora (esta vez, en cambio, se aseguró que la mejora se paga desde el momento en que se declara). Ese proyecto nunca salió, y ahora el Ejecutivo abre una moratoria según la ordenanza aprobada, pero pidiendo sin embargo plano y croquis, según el reclamo hecho oportunamente por los profesionales que de esto se ocupan.

Sione: “El Ejecutivo perdió casi dos años de recaudación”

En diálogo con El Diario, la autora de la Ordenanza Nº 8.789, concejal Ana Sione (UCR), criticó el hecho de que las autoridades “llegan a esta altura de la gestión para sacar la moratoria, teniendo sancionada desde 2008 la ordenanza de presentación espontánea de mejoras no declaradas, cuando aún el municipio estaba emergencia económica y decían que la oposición no colaboraba en nada”.

“Lo que sucedía era que la gente no presentaba la incorporación de mejoras por las multas que se habían impuesto en 2006, durante la gestión de Julio Solanas, que tenía a Gastón Grand (el actual presidente del Colegio de Arquitectos) como funcionario de Planificación”, explicó Sione. “La multa que se cobra para presentar el plano de relevamiento es exageradamente alta: la gente hacía el plano para presentar pero cuando iba para que se le liquide la multa se encontraba con que tenía que disponer de 5.000, 7.000 u 8.000 pesos, algo imposible de pagar”, dijo Sione.

Asimismo, reflexionó que si se instrumentaba en aquel momento la Ordenanza Nº 8.789 “con la incorporación de las mejoras la Municipalidad podría recuperar algo de la recaudación (porque al presentar las ampliaciones la tasa que paga el vecino por su casa aumenta) pero perdió de recaudar más de un año, casi dos”, dijo.

“Por otro lado, hay que acordarse que el Concejo aprobó una ordenanza que mandó el Ejecutivo, por el que la Municipalidad adhería a la Ley provincial (Nº 9.853) de declaración voluntaria de mejoras no denunciadas en tiempo y forma ante Catastro provincial, pero no lo hicieron, nunca pidieron los datos que recabó la provincia en su momento para incorporarlos a Catastro municipal”, con cual los avalúos de las casas con ampliaciones se habrían incrementado y por ende también habría crecido la recaudación comunal, finalizó diciendo.

(Foto: El Diario)

Entre Ríos es una de las dos provincias con focos de incendios activos.

Relanzaron la Línea 137 para acompañar ante situaciones de violencia y acceso al derecho.