El periodismo digital y los debates pendientes en Entre Ríos: con la comunidad, con el Estado, con los medios tradicionales

Por Jorge Riani (*)

La convocatoria de la Dirección de Información Pública de la Provincia de registrar los sitios de noticias, y un episodio entre periodista de un digital y de un diario impreso de Paraná dejan en evidencia la necesidad de abrir el debate.

Hasta el 25 de febrero hay tiempo para responder a la convocatoria que la Dirección General de Información Pública de Entre Ríos ha cursado a los propietarios o responsables de los sitios de noticias de la provincia para inscribir tales medios en un registro.

Mediante un comunicado, la repartición explica que el registro tiene por finalidad “poder contar con datos fehacientes de la cantidad y calidad de estos medios de comunicación cuya existencia viene en constante crecimiento”. Y es por eso que solicita los datos esenciales de los sitios, como son dirección URL, domicilio, correos electrónicos y nombres de los titulares.

Hay que admitir que la convocatoria del Gobierno entrerriano ha generado consultas entre los editores, periodistas y propietarios de diversos medios on line, lo que es entendible si se toma en cuenta que la registración periodística siempre ha sido materia de debate y discusiones eternas entre los trabajadores y trabajadoras de la prensa.

Bajo el título “El manifiesto del periodismo digital” los sitios de España –donde el debate se ha desencadenado a partir de hechos puntuales– dan a conocer “diez propuestas urgentes para asegurar las libertades civiles en la sociedad de la información”. El primer punto que aparece es: “No a los registros específicos para internet. Eliminación de cualquier registro gubernamental específico para realizar actividades de cualquier tipo en internet”. Recién en segundo lugar se expresa “No a la censura de DNS”.

En Entre Ríos existe la Ley Provincial Número 5.670 por medio de la cual los periodistas de esta provincia se pueden anotar en un registro estatal y recibir así un carnet que acredite su condición de tal. No se trata, hay que aclararlo, de un trámite habilitante para el ejercicio de la profesión, sino que es un instrumento más con el que se busca facilitar la tarea de la gente de prensa.

Es en ese sentido en que se ha entendido, desde esta Redacción, la convocatoria de Información Pública de Entre Ríos, y no hay por qué buscar una intencionalidad fuera de la que se declama: “poder contar con datos fehacientes de la cantidad y calidad de estos medios de comunicación”, según dice la gacetilla, donde –de paso– se alude a una situación innegable al decir que la “existencia (de los digitales) viene en constante crecimiento”.

De hecho, los sitios digitales han proliferado en los dos últimos años en un sostenido fenómeno editorial que se abrió con la creación de Cronista Digital, que en octubre cumplió dos años de existencia. Este sitio fue el primer medio periodístico en internet de la provincia de Entre Ríos, sin ningún tipo de soporte paralelo, y es el segundo diario digital, luego de ANALISIS DIGITAL, cuya marca había logrado reconocimiento previo a través del semanario impreso.

Hoy, en Entre Ríos hay una veintena de sitios digitales que indican que esta provincia no es una excepción en cuanto a la irrupción de la tecnología más reciente en el periodismo. Se trata de un fenómeno a nivel planetario que ha desatado debates y foros, y que en todo caso en esta provincia aparecen aún como materia pendiente.

La convocatoria vigente de Información Pública puede ser el disparador para que se comience a debatir el fenómeno de los sitios digitales en Entre Ríos, no sólo desde el interés sectorial sino también desde la necesidad de los lectores, desde la relación con el Estado y con los medios tradicionales. La aún vigente posibilidad de que las empresas proveedoras de internet limiten en la Argentina el tránsito de información por la banda ancha, lo que aparece claramente como una censura técnica a la libertad de expresión, también fue una posibilidad de debate que se dejó escapar. Del mismo modo, debieron haber sido motivo de un diálogo con la sociedad los ataques de hackers que en tiempo preelectoral sufrieron los dos sitios más antiguos, como decimos: Cronista Digital y ANALISIS DIGITAL.

Hubo ya un intento, no descartado, de asociación de medios digitales entrerrianos poco antes del rebrote de sitios que se produjo durante los último 12 meses. Hoy la intención de asociación obliga a tomar en cuenta esta realidad porque, lejos de buscar la regulación que cierre las puertas a nuevas iniciativas, la idea que se ha perseguido con la asociación es la de velar por las condiciones de trabajo, la libertad de expresión y por revalidar el contrato con pautas éticas que debe regir la actividad periodística en cualquier formato.

La proliferación de sitios

Tempranamente, el periodista Daniel Tirso Fiorotto había advertido sobre el fenómeno de los medios digitales en un artículo de su columna Descubriendo Entre Ríos, que se publica en diario Uno. “De Lázaro Blanco a Internet”, era el título de la nota publicada hace un año, bajo el cual un subtítulo ampliaba la idea: “La Red provoca cambios insospechados en la noticia en Entre Ríos, al multiplicar las fuentes”.

El fenómeno recién comenzaba, y el periodista advertía que “la multiplicidad de medios digitales todavía no logró alcance popular porque es escaso el número de familias conectadas a la red, y es menor aún la cantidad de personas que acostumbran a informarse a través de la pantallita de la PC. Pero esta novedad cobró valor porque sirve de fuente a centenares de periodistas y comunicadores en las radios, los diarios, la TV, con un efecto inmediato: modestamente por ahora, empieza a contrarrestar la abrupta concentración mediática de los últimos dos lustros, y sin embargo no ha dejado de ser más que una herramienta. Usarla para bien o para cualquier cosa, será responsabilidad de la comunidad misma”, destacaba el artículo.

En un seminario titulado “Panorama Económico de las Empresas Comunicacionales de la Región”, que se desarrolló en junio de 2004 y que estuvo organizado por la Cátedra Planificación y Gestión de Medios de la Licenciatura en Comunicación Social (Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Entre Ríos), se debatió la realidad económica de los medios digitales. El panel estuvo integrado por los directores de ANALISIS DIGITAL, Daniel Enz; y de Cronista Digital, Jorge Riani; y por representantes de dos sitios santafesinos: Carlos Delicia, de www.sinmordaza.com y Coni Cherep por www.notife.com.

En esa oportunidad, Enz referenció el alcance del fenómeno. “Hoy en día –explicó el periodista en aquella oportunidad– la instalación de un medio periodístico a través de internet es el nuevo fenómeno comunicacional, muy parecido al de las FM libres en 1987, e incluso es el más económico, ya que pocas personas, con la contratación de un hosting y la habilitación de Cancillería, pueden comenzar a operar como sitio de informaciones”.

Observaba incluso que, en la actualidad, por lo menos en la zona de Entre Ríos y Santa Fe, “únicamente se han desarrollado sitios de noticias, pero no se apostó aún a otro mercado, que puede ser el económico, el cultural, el turístico, el relacionado con los niños, que son espacios que se pueden llevar adelante”.

En una veintena de medios, se halla de todo: sitios donde los periodistas nacidos en el oficio de las viejas redacciones hoy pueden ver la posibilidad cierta de trabajo y del ejercicio del periodismo, sitios en los que sus titulares pudieron debutar como redactores, sitios con padrinos políticos. Quizás esto contribuye también a la falta de credibilidad total de los medios on line, aunque en rigor de verdad habrá que agregar que no sólo algunos medios digitales concitaron la atención de políticos, sino que también eso se da en algunos medios de comunicación tradicionales.

Por otra parte hay que agregar que un característica sobresaliente de los sitios es su marcada orientación a los asuntos de índole política, casi como tema exclusivo. En una disertación a la que acudió invitado por la Delegación Entre Ríos de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), el director de Cronista Digital señalaba la falta de temas culturales en los sitios digitales, salvo las excepciones conocidas.

Esto habla de la deuda que aún tienen los digitales con la sociedad: la necesidad de inversión y de pautas editoriales que apunten a que la red sea una alternativa real al periodismo con soporte tradicional.

Motivos de conflicto

Los sitios digitales de noticias “sirven de fuente a centenares de periodistas y comunicadores en las radios, los diarios, la TV”, indica el artículo comentado de Fiorotto en el diario paranaense. La simbiosis de los medios impresos y los digitales auguran una convivencia larga.

Por necesaria, precisamente, es que ha resultado imperioso discutir las normas de convivencia y así queda evidenciado en un reciente episodio que involucró a un periodista de este sitio digital y a otro del diario impreso Uno.

El miércoles último, el diario Uno publicó la noticia sobre el motín en Victoria que dejó el saldo de un policía y un preso muertos. La nota lleva la firma de Marcelo Medina y en un largo tramo, se reproduce fielmente el diálogo que el juez de Instrucción de Victoria, Jorge Brasesco, que se encuentra a cargo del caso, mantuvo en exclusiva con periodistas de Cronista Digital.

Lo asombroso del caso –y de ahí la necesidad de un debate serio– es que la información del medio impreso no omite dar la fuente, sino que acredita la entrevista con una vaga referencia, por otra parte errada: “en diálogo con medios de Victoria”.

La ausencia de citas es un problema con el que se encuentran lidiando los digitales desde el comienzo de su actividad. Salvo valiosas excepciones, es casi moneda corriente que los diarios impresos hagan suyas las informaciones elaboradas en los sitios on line.

El hecho comentado deja al descubierto que aún persiste cierta falta de confianza reconocida a los medios de noticias por internet, y ese fenómeno no es excluyentemente entrerriano. La semana pasada se desarrolló el VI Congreso de Periodismo Digital en Huesca, España, y allí se conoció una encuesta que muestra que los periodistas que trabajan en internet sufren “cierta discriminación profesional” a la vez que concentran una imagen menos respetada que la de los redactores de impresos.

Para tomar dimensión de la situación, es preciso aclarar que la entrevista reproducida en Uno sufrió una única mutilación, y es allá donde se dice que el juez dialogó con Cronista Digital.

Por ese mismo episodio, el personal jerarquizado de la Redacción del matutino explicó que la omisión de la fuente –o la malversación de la fuente para el caso– es una práctica contraria a la política fijada por la Dirección de ese medio, de modo que se trató de una situación sólo imputable al periodista.

Al margen de la situación particular que involucra a este medio digital de Paraná, la situación debe ser propicia para el postergado debate. Una circunstancia llamativa es que el propio redactor que cercena la fuente –Marcelo Medina– es también integrante del staff de un sitio de noticias por internet recientemente nacido. La lectura posible es: en su rol de periodista del impreso sabe que una fuente de un sitio digital no es digno de ser mencionada en el prensa tradicional. Por esto, es precisamente importante el debate, porque el periodismo ha encontrado en internet un nuevo modo de expresión, en muchos casos con garantía de mayor libertad incluso.

¿Qué lleva a un periodista de policiales, que bien tipificado como delito tiene al robo material, a considerar que la expoliación intelectual es menos grave? ¿Es acaso –reiteramos– la falta de confianza en los sitios digitales? Seguro que no, a partir de que el material periodístico le sirve.

El periodista de este sitio digital que escribió sobre el motín en Victoria ofició de corresponsal de un importante diario de Buenos Aires en reemplazo del titular, que se encontraba de vacaciones. Al momento de hacer su envío al medio porteño, evitó plagiar su propio material, de modo que lo trabajó dos veces. Sin embargo el redactor observó atónito cómo el redactor del matutino paranaense hizo abuso de su trabajo publicado en internet.

El periodismo digital es una realidad y como tal debe ser tomado en cuenta al momento de los debates. En el Congreso Iberoamericano de Periodismo Digital, que organizó en octubre de 2003 el diario Clarín, se anticipó el debate en la Argentina, y allí estuvo gente de este sitio entrerriano participando.

Periodistas formados en las redacciones de los diarios de rotativas, como Martín Caparrós, Roberto Guareschi, Angélica Peralta Ramos, Ricardo Roa, y otros profesionales de la comunicación de diversos países analizaron la explosión de la actividad periodística en la red.

En el 57 Congreso de la Asociación Mundial de Periódicos que se realizó el año pasado en Estambul, la presencia de los medios digitales fue uno de los temas tratados. Una de las razones fue “el rápido y sostenido crecimiento de su edición en internet, que durante años ocupó el lugar del hermano menor de la prestigiosa edición en papel”, explicó el enviado especial del diario La Nación, Héctor D’Amico.

“Una de las paradojas de esta exitosa sociedad es que hasta hace unos años parte de la redacción consideraba a la operación on line no sólo como a un extraño, sino también como el pariente pobre al que hay que socorrer de por vida”, decía para indicar que la situación se ha revertido, y por eso el debate.

No es para menos, a juzgar por las estadísticas publicadas en la revista America Sistems, que señala que mientras que las estaciones de radio necesitaron de 38 años para lograr una audiencia de 50 millones de personas, la televisión, nuestro actual “gran medio masivo de comunicación”, logró esa cifra en 13 años. Sorprendentemente, internet lo hizo en tan sólo cuatro años.

(*) Director del sitio web Cronista Digital, de Paraná.

QATAR 2022: LA AGENDA DE PARTIDOS DEL DÍA


Deportes

Lucho

Uruguay venció a Ghana, pero le faltó un gol para avanzar a los octavos de final de Qatar 2022.

Tamara Bolzán

Tamara Bolzán se consagró campeona mundial de Jiu Jitsu en San Pablo, Brasil.

Jonás Jaimes

Jonás Jaimes, entrenador del seleccionado paranaense femenino de futsal de salón que jugará la final del Argentino.

Panozzo

Mariano Panozzo vivió varios años en Australia y contó, entre otras cosas, cómo viven el fútbol allí.

Argentina-Canadá

Argentina amplió su gran momento, le sacó el invicto a Canadá y quedó a un partido de la final del Mundial de Sóftbol.

Echagüe

Echagüe se sacó la mufa y le ganó a Rivadavia Básquet en el estadio Luis Butta.

CAP

Paracao enfrentará a Obras Sanitarias de San Juan en el inicio del Tour 3 de la Liga de Vóleibol Argentina.

Básquet: la entrerriana Johanna Puchetti regresó a Quimsa de Santiago del Estero

La ala pivote, de 35 años, ya disputó la última edición de la Liga Nacional y la Sudamericana en La Fusión.

Cultura