Martínez Garbino: “El peronismo siempre ha hecho del sistema electoral un traje a medida”

El ex diputado nacional y ex intendente de Gualeguaychú, Emilio Martínez Garbino, se refirió a la intención de algunos sectores del gobierno nacional de eliminar las PASO para 2023.

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Martínez Garbino dijo que “para nada” le sorprendió la posibilidad porque “siempre han hecho del sistema electoral un traje a medida”.

En tal sentido, recordó que “cuando hicieron las PASO fue porque había conflicto para resolver internamente y que no podían porque había sectores con cierta preponderancia; hoy no existe eso dentro del oficialismo porque tiene una jefatura indiscutida en Cristina, en lo que queda de ese peronismo. Ellos ven que a la oposición eso les genera un problema porque como hay una horizontalidad tal en la oposición que dirimir las candidaturas por acuerdo va a ser muy difícil, y obligarían a internas que estarían contaminadas porque de alguna manera metería la cola el diablo”.

“Todo esto está intoxicado, pero no me extraña. A pesar de que los partidos políticos, junto con la división de poderes, son los dos pilares de la vida democrática este oficialismo no titubea cuando conviene a sus intereses ir en desmedro de esos pilares, y lo hace simultáneamente con un ataque sostenido a la justicia, con la pérdida de envergadura del Poder Legislativo como organismo de control, etc.”, analizó.

Definió que “las PASO generalmente han servido como una encuesta general, han sido una encuesta obligatoria” y planteó que “la justificación del costo económico que esgrimen para eliminar las PASO es una gran mentira porque lo que quieren en realidad es un traje a medida, porque le temen a esa encuesta y temen por anticipado perder los resortes del poder. Eso es lo que preocupa al oficialismo, no los anima el problema económico, porque si realmente le interesara  el problema económico, Alberto Fernández no se iría con 40 o 50 personas en su comitiva a Estados Unidos”.

“No me extraña nada de estos juegos porque todo el mundo se mira el propio ombligo, sus necesidades más inmediatas, pero en definitiva lo que parece ser para ellos una solución del omento, coyuntural, se convierte en una trampa mortal hacia el futuro porque va drenando la vida política. Lo lógico en un país normal y con reglas claras de juego es que los partidos políticos monopolizaran la elección de sus candidatos. La constitución le da un papel preponderante a los partidos políticos pero hoy no existen, hoy no existe el PJ ni la Unión Cívica Radical, si existiesen no dudarían en presentarse a las elecciones con su propio sello, pero no lo hacen, sino que se mimetizan en grandes acuerdos. A esos supuestos grandes acuerdos se ha trasladado el debate interno que se vedó en los partidos políticos”, reflexionó

Como ejemplo, apuntó que “en las últimas elecciones el oficialismo perdió por escándalo en Entre Ríos, más allá de la coyuntura económica y de si se prejuzgó la tarea de gobierno, hubo un elemento que también jugó en contra del oficialismo que es no dar internas. Porque las internas en los partidos son fundamentales, porque de lo contrario, en las listas aparecen candidatos que después nos sorprenden con sus conductas como funcionarios o legisladores, y eso es porque no les importa porque no tiene que rendir cuentas a nadie, porque a ellos los mete el dedo. Pero cuando tenés que pasar por el filtro de tus vecinos o de tus copartidarios, por lo menos se guardan más las formas”.

“Si eso fuera una política sostenida, hoy las internas en Argentina cumplirían un gran rol monopolizadas por los partidos y controladas por la justicia electoral. Creo que hay que volver a eso porque eso fortifica la vida de los partidos políticos, que son pilares de la vida democrática”, acotó.

Admitió que “siempre tuve mis dudas sobre las PASO” pero opinó que “en este momento, mi juicio es que no es conveniente suspenderlas porque solamente serviría a un oficialismo que se retrasa en morir”. “La democracia tiene que empezar a resolver cuestiones cotidianas y en eso ha quedado rezagada, por eso está en crisis la democracia en Occidente y por eso se ven los resultados que se vieron ayer en Italia. Hoy la democracia es un 14% e incluso hay variantes que han tergiversado la vida democrática con gobiernos que emergen por el voto popular pero una vez en el gobierno se convierten en autoritarios, porque la gente que ve que la democracia no resuelven sus problemas del día a día, entonces prefiere gobiernos de más orden y más autoritarios que resuelvan esos problemas cotidianos”, analizó.

 

Causa Vialidad

Consultado por la marcha del juicio contra la vicepresidenta Cristina Fernández por supuestos direccionamientos de la obra pública, Martínez Garbino advirtió que “recién hubo un pedido de pena de un fiscal pero no hubo condena todavía, y sin embargo se ha convertido eso en el todo de la causa”.

“Es muy probable que haya una sentencia de primera instancia dentro de unos meses, que tampoco le pone final a la causa porque hay un largo camino en Casación y demás hasta llegar a la Corte Suprema, que habrá que ver cómo estará integrada en unos años. Porque las causas de corrupción en Argentina tienen un promedio de 15 años, con lo cual seguramente los que tengan la palabra definitiva sobre esta historia, hoy tienen 25 o 35 años”, sostuvo.  

“Argentina lamentablemente el gran cáncer que tiene es que no sabe qué hacer con la corrupción, no saben cómo tratarla porque hay intereses cruzados. Los distintos gobiernos de turno han tenido sus más y sus menos en esta historia, han tenido su cuota de responsabilidad. Quizás se exacerbó mucho en la etapa del kirchnerismo pero no hay que olvidar que el gobierno anterior todavía no ha sabido dar una explicación satisfactoria sobre el manejo de 40.000 millones de dólares”, concluyó.

QATAR 2022: LA AGENDA DE PARTIDOS DEL DÍA


Cultura

Cerveza, gastronomía y música los principales atractivos de una feria que crece año a año.

Pre-inscripción abierta a la Maestría en Literatura y Política de UADER.