“La transparencia e independencia judicial están en peligro”, advirtió ONG de Entre Ríos

La asociación civil Entre Ríos Sin Corrupción emitió un documento en el que advierte con crudeza acerca de los procesos de “selección de jueces” y para la “designación de subrogantes”, tareas a cargo de la cúpula del Poder Judicial provincial. La ONG tituló el escrito “La Transparencia e Independencia Judicial, en peligro”.

El documento cuestiona en principio la reforma del Consejo de la Magistratura, el órgano responsable de los concursos para el acceso a la función judicial, hoy bajo la influencia del Superior Tribunal de Justicia.

“El STJER es absolutamente político -explican desde la ONG-, tal como fue argumentado en la Convención Constituyente para justificar su exclusión de los procesos de concurso, y por eso también se los excluyó de la posibilidad de ser parte del Consejo de la Magistratura. Esta decisión constitucional de dejar afuera del proceso de selección de los Magistrados al STJER, fue quebrada en la ley de reforma del Consejo de la Magistratura a finales del 2022. Allí se le otorgó al STJER un poder casi absoluto, pero indirecto. Así es que todos en Entre Ríos perdimos la tan valiosa independencia en el proceso de concursos de magistrados”.

“Sutilmente -denuncia Entre Ríos Sin Corrupción- y sin modificar el ‘equilibrio’ de los consejeros de los estamentos, se otorgaron amplísimas facultades de intervención al STJER en cada etapa de los concursos. Esta participación del STJER en el proceso de selección, que en la práctica podría definir quienes llegan a la terna que el Consejo de la Magistratura eleva al Gobernador para que proponga un magistrado, no estaba prevista en el proyecto original que presentó el Poder Ejecutivo al modificarse la ley, sino que fue solicitada específicamente por los propios Jueces del STJER”.

Justamente, la asociación civil llevó a tribunales este planteo por la pérdida de independencia del Consejo de la Magistratura, mediante una acción de inconstitucionalidad. “La acción judicial tramita ante el propio STJER. Pero al haber sido sus 9 vocales quienes propusieron la redacción de la ley, solicitamos que los mismos sean apartados, y sean otros jueces que resuelvan el planteo. Es decir, planteamos una demanda judicial, recusamos a los 9 integrantes del STJER, por lo que se deben designar jueces subrogantes. Y aquí empieza otra historia de falta de transparencia e independencia”.

Entre Ríos Sin Corrupción cuenta que “la selección de los 9 jueces que juzgarán el planteo de inconstitucionalidad pasó a ser una suerte de partida de ajedrez en el que da la impresión que se están eligiendo las piezas para que tomen ‘la decisión’. Vimos que algunos jueces eran designados dos veces, que a otros se los omitía siempre, y esto nos llevó a pedir información de cómo era ese proceso de ‘desinsaculación’. Palabra rara que hace referencia a sacar un nombre de un saco o bolsa que contiene a todos los posibles seleccionados”.

Las peripecias relatadas por la ONG no terminan allí. “Al recibir la información de la Secretaría que llevaba adelante el proceso de desinsaculación -sigue el relato-, nuestra preocupación sobre la transparencia fue total. Ahí pudimos constatar que el supuesto ‘orden’ que decían seguir, era alterado de distintas formas. Ejemplo, se designaban en otras causas judiciales posteriores, a jueces que debían decidir en nuestro planteo, y viceversa. También vimos que los pedidos de jueces para ser apartados de causas no cumplían el requisito obligatorio de contar con firmar digital, por lo cual era imposible verificar un orden. Esto era aún más evidente en las pedidos de excusación que presentaron los propios vocales del STJER, en causas que estaban durmiendo varios meses en sus escritorios. Estos pedidos no solo no tenían firma digital, sino que en algunos casos eran solo un papel hecho a mano, sin tener siquiera una fecha. Vimos también que a veces pasaban semanas completas en las que, contando con los 9 jueces designados, la Secretaría no ponía el expediente a despacho para resolver. Y luego nuevamente aparecía otro integrante que encontraba un motivo para apartarse. Y entre tanto, el Gobernador designaba nuevos Vocales de Cámara, y eran esos los que pasaban a integrar el listado de 27 subrogantes, y luego eran designados entre los 9 jueces de nuestra causa. Un partido de ajedrez, con reloj para parar el tiempo, en el cual los ciudadanos que esperamos justicia somos testigos incrédulos de la falta de transparencia del poder judicial”.

“Un paso más allá en nuestra consternación ocurrió cuando le expresamos a la Presidente del STJER nuestra preocupación por las irregularidades en la designación de subrogantes. Esto no derivó en una investigación sumaria como hubiera correspondido, sino en la excusación de la secretaria y la designación de otra secretaria para “nuestro planteo”, como si el proceso de desinsacular así se vería transparentado. Y finalmente, nos enteramos por un proveído que se decidió también implementar un proceso “informático automático” para desinsacular a los subrogantes. Con ello confirmamos que habíamos estado en manos de la discrecionalidad, y se estaba intentando subsanar, era claro”.

La ONG dio un paso más: “Hicimos un Pedido de Acceso a Información Pública, dirigido a la Presidenta del STJER, para conocer cómo había funcionado el sistema de designación de jueces subrogantes del STJ desde principio de 2021. Ese pedido nunca fue respondido. Decidimos, entonces, interponer un Amparo en contra el STJER por negarnos acceso a información pública, es decir por no ser transparentes. Finalmente, y a pedido de la jueza del amparo, el STJER puso a disposición el cuaderno con anotaciones manuscritas que muestra cómo se ‘designan’ los subrogantes”.

La ONG exhibió “una página de la información conseguida en el Amparo. Aparentemente un mismo día, el 14/05/2021, se recibieron más de 20 recusaciones o excusaciones a Vocales del STJER en distintas causas, hecho llamativo pues 2 meses antes casi no había ingresado ninguna. El orden en que se recibieron las recusaciones y excusaciones no se conoce hasta aquí, pero sin dudas es llamativo”.

Tras ventilar en el documento todas las anomalías descriptas, desde la asociación civil formulan “una propuesta para mejorar la transparencia”: “El proceso de Subrogancias –sostienen- debe ser regulado con mayor precisión, y debe ser absolutamente transparente para la ciudadanía, que tiene derecho a conocer quiénes serán los jueces que resolverán sus conflictos. La actual discrecionalidad y opacidad de este proceso nos priva a los entrerrianos de contar con un juez natural, una de las bases de nuestro derecho a acceder a una justicia independiente e imparcial”.

(El Entre Ríos)

NUESTRO NEWSLETTER

Deportes

Patronato-Oro Verde

La FEF oficializó los cruces de la Copa Entre Ríos y Patronato volverá a verse las caras con Oro Verde.

Leo

El entrerriano Leonardo Morales se anuncia como titular en Gimnasia y Esgrima La Plata.

Agustín Martínez

Agustín Martínez planea contar con el Toyota Camry a partir de la cuarta fecha del Turismo Carretera.

Ciclón

San Lorenzo venció con lo justo a Independiente de Chivilcoy y avanzó en la Copa Argentina.

Echagüe

Por la Liga Argentina de Básquet, Echagüe sufrió un durísimo revés ante San Isidro de San Francisco.

Uriel Lejtman

El ala pivote jugará en Israel y será una sensible baja en el equipo del "Pipi" Vesco.

Lautaro Martínez volvió a convertir para Inter, que goleó y se acerca al título

El "Toro" convirtió en la cuarta goleada consecutiva por 4 a 0 del "Neroazzurro", que le sacó 12 puntos al escolta. (Foto: @Inter_es)

“Me ensuciaron con los hinchas y ahora el malo soy yo", disparó el paranaense Pereyra

El mediocampista surgido en Don Bosco criticó duramente a la dirigencia de Atlético Tucumán.

El crespense Emiliano Stang conducirá el auto que dejó Mario Valle en el TC2000

En Concordia, este fin de semana, el piloto entrerriano hará su debut en el Turismo Competición 2000. (Foto: TC2000).

Opinión

Por Sergio Dellepiane (*)

(Imagen ilustrativa)

Por María Belén Correa (*)
Por N.S.B. (de ANÁLISIS)

El Congreso en tensión, caja de resonancia de los conflictos.

Por Víctor Centurión (*) Especial para ANÁLISIS