En una capacitación para jóvenes abogados, Cullen planteó: “No estamos ni cerca de tener uno de los peores procesos penales del país”

De ANALISIS DIGITAL

Para abrir el encuentro, Cullen planteó que “a partir de la reforma, el Código transita un camino que algunos como Guillermo dijeron que iba a ser un desastre, otros como yo planteamos que no iba a ser tan malo, y luego de transitar este nuevo proceso nos dimos cuenta que Guillermo tenía razón”.

Mencionó algunas cuestiones prácticas del proceso como el hecho de que “lo que era el proceso de instrucción lo llevan los fiscales, que en general nunca litigaron” y señaló que “se plantea que las partes, Fiscalía –con la policía a su disposición- y defensa, estarían en un igualdad de condiciones durante el proceso pero que en la práctica encontramos una parte como la Fiscalía que investiga con todo el poder del Estado y una defensa que recurre a caminos informales como amigos, familiares y vecinos del acusado”.

Afirmó que “hay una desigualdad que se trata de superar y que se puede mejorar con jueces de Garantías que tengan más fuerza” y le advirtió a los jóvenes que quieran dedicarse al derecho penal: “Bienvenidos al infierno; será un camino plagado de espinas” y opino que “el derecho penal es el súmmum de la abogacía”.

Ante ello, sostuvo que “hay que seguir siendo apasionados pese a estas dificultades y conflictos, que tienen que ver legislaciones que están generando una serie de desigualdades” e hizo “un reconocimiento a la gente que está tratando de que esto cambie, y en eso hemos tomado bastante la posta desde el Colegio presentando dos proyectos de modificación del Código Proceso Penal para tratar de mejorar las cuestiones que creemos que están mal: uno para darle mas poder al juez de Garantías y otro de juicio por jurados”.

En este marco, Cullen detalló las etapas del Proceso Penal acusatorio y brindó gran cantidad de detalles de cada una de ellas y el trabajo que realiza cada parte resaltando que “el abogado no tiene posibilidad de investigar y muchas veces no puede saber qué se está investigando”. “La Investigación Penal Preparatoria (IPP) es donde se recolectan todos los indicios del hecho; a partir de un hecho se inicia con una denuncia particular, una intervención policial o en una nueva modalidad a partir de una denuncia periodística que haga que la Fiscalía de oficio actúe”, puntualizó y en respuesta a una consulta, refirió que “el abogado interviene cuando se le ocurre a la Fiscalía”.

“La idea del Código es que toda la prueba se produzca en el juicio y que solo vayan a juicio aquellos casos para determinar la pena prácticamente y que los fiscales no lleven a juicio si no tienen una causa sólida”, apuntó.

Mencionó también que “este sistema se utiliza en muchas partes del mundo” y recordó que “el Código fue realizado por Julio Federik y luego revisado por el INECIP (Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales) que trajo un modelo acusatorio para toda Latinoamérica, proveniente de México, que genera estas desigualdades entre una Fiscalía muy fuerte y una defensa débil”.

Puntualizó con detalle temas como las facultades del defensor en la etapa de remisión a juicio, nulidades, sobreseimiento, prescripción y la función del juez de Garantías; así como la instancia de la Cámara de Casación.

Tras ello, aclaró: “Esto es un pantallazo muy a vuelo de pájaro y si bien critico este proceso no estamos ni cerca de ser uno de los peores procesos penales del país, hay casos más graves de otras provincias, y más que por el proceso, por la calidad de los operadores judiciales estamos en una muy buena situación. Pese a mi diagnóstico inicial de que esto es un infierno, no es tan así”.

Asimismo, sostuvo: “Pretendemos que esto se mejore y que cuando se condena a una persona sea por lo que hizo, y en la medida de la responsabilidad, y no por lo que la sociedad cree que debe ser o por lo que los medios están pidiendo, ni por la agenda que marca un exceso de punitivismo donde la sociedad cree que con penas más graves, con mayor rigor y mayor severidad se va a tratar la inseguridad, y eso no funciona en ninguna parte del mundo, no soluciona nada”.

“Cuando ya sucedió el conflicto, no solucionamos nada si simplemente tratamos que bajo el aspecto de la cárcel de calmar el humor social, aunque Entre Ríos tiene una tasa muy baja de conflictividad, hay muy pocos homicidios y los que hay tiene más que ver con situaciones personales y con situaciones que se podrían evitar trabajando en un abordaje de otros actores sociales que no tienen que ver con la Justicia; la Justicia actúa sobre el hecho consumado y si se cree que con penas más altas se va a evitar que un delincuente salga a robar, se está en un error”.

A su turno, Franchi retomó algunas cuestiones sobre las etapas procesales y las medidas alternativas, y señaló que “la función del juez de Garantías es garantizar la pulcritud del proceso y los derechos y garantías de las partes” y lo definió como “un mediador propiamente dicho”.

Cuando Cullen planteó que “estar sometido a proceso no es agradable para nadie”, uno de los presentes planteó “la condena social que ejercen los medios de comunicación” y mencionó como ejemplo el caso de (Juan) Darthes, ante lo que Cullen admitió tener “esperanzas en el juicio por jurado”.

A partir de allí, la charla versó sobre distintos aspectos y opiniones respecto del juicio por jurado, planteando que “en Buenos Aires es más alto del nivel de absoluciones de los juicios por jurado que de los tribunales con jueces técnicos”. En este punto, Culllen dijo que “hoy tenemos jueces que le tienen más miedo a los medios que cualquier otra persona y condenan para no tener problemas y quedar en la picota. Hoy es más presionable un juez que un jurado”.

Ante esto, Franchi sostuvo que la reticencia al juicio por jurado “es por la quita del poder a los jueces y a la Fiscalía”.

Se habló también sobre prescripción de delitos de avisos de menores y narcomenudeo.

Durante la charla algunos de los jóvenes abogados presentes plantearon cuestiones de casos concretos que tuvieron que sortear, ante lo cual los experimentados disertantes brindaron sus consejos y opiniones sobre cómo accionar. “El sistema conlleva muchas frustraciones, pero hay que plantear recursos, plantear la opinión, presentarse, batallar, porque el mejor defensor penal es el más molesto”, les aconsejó Franchi. Y ante una consulta concreta de una joven sobre una cuestión irresuelta de un caso de derecho de familia, Cullen le dijo jocosamente: “Y si no hablá con algún periodista y que te saquen en la tapa de ANALISIS”.

QATAR 2022: LA AGENDA DE PARTIDOS DEL DÍA


Deportes

Lucho

Uruguay venció a Ghana, pero le faltó un gol para avanzar a los octavos de final de Qatar 2022.

Tamara Bolzán

Tamara Bolzán se consagró campeona mundial de Jiu Jitsu en San Pablo, Brasil.

Jonás Jaimes

Jonás Jaimes, entrenador del seleccionado paranaense femenino de futsal de salón que jugará la final del Argentino.

Panozzo

Mariano Panozzo vivió varios años en Australia y contó, entre otras cosas, cómo viven el fútbol allí.

Argentina-Canadá

Argentina amplió su gran momento, le sacó el invicto a Canadá y quedó a un partido de la final del Mundial de Sóftbol.

Echagüe

Echagüe se sacó la mufa y le ganó a Rivadavia Básquet en el estadio Luis Butta.

CAP

Paracao enfrentará a Obras Sanitarias de San Juan en el inicio del Tour 3 de la Liga de Vóleibol Argentina.

Básquet: la entrerriana Johanna Puchetti regresó a Quimsa de Santiago del Estero

La ala pivote, de 35 años, ya disputó la última edición de la Liga Nacional y la Sudamericana en La Fusión.