Alumnos de la Uader en Concordia se manifestarán pidiendo la reapertura de dos carreras

La estudiante describió a Diario Río Uruguay que “hay un problema con al Tecnicatura en Instrumentistas Musical y Canto Lírico y con el ciclo de Psicogerontología que es la carrera de atención especialización en adultos mayores, que cerraron las inscripciones”.

En cuanto a las razones que dieron los directivos de la Uader sobre esta decisión, Barbona indicó que “no hay ningún argumento que se les haya dado a los estudiantes, no abren las inscripciones”. Al respecto, relató que el año pasado ocurrió lo mismo y “desde el Centro de Estudiantes pedimos que la vuelvan abrir a principio del 2013 y lo hicieron, pero ahora nuevamente vuelven a cerrarla”.

Sobre esa situación que se dio a principio del año pasado, la alumna recordó que cuando “la gente se iba a inscribir a Psicogerontología les decían que no se anoten, sino que lo hagan en Acompañamiento Terapéutico. Entonces esto demuestra a las claras la intención de cerrar la carrera, y este año pasó lo mismo con la Tecnicatura en Instrumentistas Musical y Canto Lírico que fue un logro muy importante para Concordia”.

Cabe recordar que esta carrera artística comenzó sus actividades a mediados del año 2013. Desde la Uader “hicieron la inscripción, dieron un curso de ingreso, y ahora los chicos tendrían que comenzar el primer año pero ya cerraron la inscripción al primer año”, especificó la presidenta del Centro de Estudiantes.

Respecto a la situación en que quedan estos alumnos, Barbona señaló que “los chicos no han podido comenzar as clases, a los profesores no se le ha pagado el año pasado, todavía están esperando”. Por otro lado, valoró que “nuestros profesores tienen muy buena voluntad de seguir trabajando pero no corresponde que una persona vaya a trabajar y no se les pague”.

Asimismo, la representante de los estudiantes de la Uader describió que “hay otras problemáticas que son importantes para el alumnado en este momento”, dando como ejemplo que “nuestro edificio educativo -donde era un anexo del ex juzgado- es muy pequeño, tenemos tres aulas y algunas oficinas”.

Además, dichas habitaciones “son de durlock no hay una construcción real”. Esto dificulta el desarrollo de clases ya que “la semana pasada se estaba dando una clase de acompañante terapéutico y al lado estaban unos compañeros tratando de improvisar musicalmente”, ejemplificó Barbona.

En este sentido, la estudiante remarcó que “nuestra matricula crece año a año, y este año con las cuatro carreras, con la facultad de ciencia de La Vida y La Salud, que también accionan en el mismo lugar, hay alrededor de 600 alumnos y todos tienen derecho” a trabajar con comodidad.

Respecto si se realizó un reclamo formal por parte del estudiantado, la joven señaló: “Somos un Centro de Estudiantes pacífico, incluso con gente con muy buena voluntad tratamos siempre accionar por los medios que corresponden y de la mejor forma, pero nuestras necesidades no están siendo escuchadas”. De esta manera, el grupo decidió que “este viernes vamos a realizar una intervención artística con los chicos de música a las 19 en el frente de la facultad en calle Mitre 147, para dar a conocer nuestra problemática”, y remarcó que “trataremos de no cortar la calle, la idea no es molestar sino que se escuche y se valore las carreras de la Uader”.

Por último, Barbona se refirió a la actitud de los directivos e indicó que “hay un doble discurso de las autoridades de la facultad” y contó que “ahora pusieron como interventor al vicedecano y no nos está dando respuestas. Él ni siquiera nos conoce, ni sabe la historia de Concordia, no tiene idea de lo que hemos hecho y de lo que hacemos. Nos trata como un patrón de estancia y nosotros somos estudiantes y lo que queremos es poder estudiar”, aseveró.

Por Luis María Serroels (*)
(Imagen: Alfredo Sábat-La Nación)

(Imagen: Alfredo Sábat-La Nación)