“Cuando jugamos así tenemos equipo para ganarle a cualquiera”, manifestó Sebastián Uranga Jr.

“Estuvimos muy bien llevando el partido a nuestro ritmo. Fue un juego intenso, nosotros contamos con más recambio que ellos, complicamos sus caminos y dominamos el encuentro. Atacamos sus puntos débiles, seguimos bien el plan programado en la semana”, dijo el interno.

Y añadió en declaraciones a El Diario: “Fue un primer tiempo muy bueno, inclusive, nos fuimos con el gusto amargo de saber que podríamos haber sacado una mayor diferencia, que por dos o tres errores en el final del segundo cuarto no terminamos tan arriba”.

—¿Este es el Echagüe al que apuntan, al del juego colectivo, al que encuentra respuestas y defiende bien?
—Sabemos que cuando jugamos así tenemos equipo para ganarle a cualquiera. Confiamos en nuestro sistema, en pasar la pelota, defender, correr, pero el otro día hablaba con uno de los chicos y decíamos que hay equipos que desde el primer instante hacen las cosas, no les cuesta y parece que es todo fácil, como así también otros planteles a los que les cuesta un poco más. Confío mucho en el grupo y que, de a poco, haremos esto de manera más fluida y que en poco tiempo no será en los dos primeros cuartos, o sólo 10 minutos, confío que se dará durante todo el partido, más allá de que no es fácil mantener una actuación así por 40 minutos, pero que en los momentos en los cuales nos caemos sean menos, los podamos identificar y salir rápido de ellos, algo que nos está costando un poco.

—A propósito de los malos momentos, con Sarmiento lo tuvieron y fue muy pronunciado el bajón.
—Sin dudas que fuimos dos equipos distintos. De que dominamos el primer tiempo no hay dudas. Pero también hay que saber que el rival siempre tendrá una reacción y nos pasa que nos cuesta ponernos firmes y terminar de “pisarle la cabeza” al otro equipo.

—¿Se confiaron en el tercer cuarto?
—No se si fue confianza. Ante las reacciones de los rivales nos cuesta terminar de ponernos duros. Nos pasa que llegamos, nos ponemos firmes, pero nos pasan dos o tres cosas y el juego colectivo que veníamos haciendo tan bien merma, para lo cual no tengo una explicación cierta. Sí que no pasa ni por confiarnos, ni por agrandarnos, ni por salvar el partido cada uno por su lado. En muchas ocasiones nos confiamos mucho en lo individual y nos olvidamos de lo que nos lleva a estar tan bien. Es una situación que todos los jugadores del plantel nos damos cuenta.

—¿En algún momento pensaban que lo perdían?
—Personalmente pensé que ganábamos, todo el tiempo. Si hay algo que tenemos es que en los momentos críticos nos ponemos muy fuertes en defensa, es muy difícil que nos hagan goles y en ataque contamos con jugadores con la cabeza fría que pueden definir un encuentro, algo que a muchos equipos les cuesta, por eso sabía que no íbamos a perder.

—Todavía no ganaron de visitante y necesitan hacerlo. ¿Se viene una buena oportunidad contra Estudiantes por la rivalidad que hay, porque están arriba y porque Echagüe sabe jugarle?
—Todos los partidos son iguales y de visitante uno apunta a ganarlo como sea y es muy difícil hacerlo. Pero ya le hemos ganado, lo enfrentamos varias veces (jugaron en la pretemporada) y nos conocemos mucho. Estudiantes es un gran equipo que plantea bien los partidos, cuenta con muchas opciones, nosotros los respetamos mucho pero pienso que estamos a la altura de ellos y hoy en día el distinto es San Martín, el resto podes ganar o perder con cualquiera. En Paraná les ganamos muy bien y en Concordia hicimos un primer tiempo muy bueno. No creo que el planteo cambie mucho respecto al último enfrentamiento. Debemos apuntar a estar atentos a nuestros bajones e identificarlos rápido para que no nos cueste la victoria.

Entre Ríos es una de las dos provincias con focos de incendios activos.

Relanzaron la Línea 137 para acompañar ante situaciones de violencia y acceso al derecho.