Resultado negativo: la policía no encontró elementos que tengan que ver con el caso Fernanda en la casa mencionada por Cháves

Un fuerte operativo policial tuvo lugar en una finca que fue mencionada por Mirta Analía Cháves en su última declaración indagatoria ante el fiscal Federal Mario Silva, como un lugar que podría tener vinculación con el secuestro de Fernanda Aguirre, aunque una vez en el lugar pudo comprobarse que no había elementos relacionados con la causa. La precaria construcción está ubicada en calle Caputo y Miguel David, en una zona cercana al aeropuerto de Paraná y a la casa de la familia Lencina; y hasta el lugar llegaron el fiscal Silva, el jefe de Policía de Entre Ríos, Ernesto Geuna; una gran cantidad de efectivos policiales; y hasta la propia Cháves, que permaneció en un auto.

La casa mencionada por Mirta Analía Cháves en su última declaración indagatoria ante el fiscal Silva está ubicada en calle Caputo y Miguel David de la capital provincial. Se trata de una precaria vivienda, semiderruida, sin puertas ni ventanas, enclavada en un extenso terreno boscoso, y delante de un pozo.

Hasta ese lugar llegó una gran cantidad de efectivos policiales que comenzó a rastrillar la zona poco después de las 11, a partir de la declaración de Cháves, quien también fue trasladada hasta el lugar, aunque permaneció oculta y con una fuerte custodia policial en una camioneta de la fuerza. Sin embargo, tras revisar el lugar, el propio jefe de Policía Ernesto Geuna fue tajante: “Nada, nada de nada”.

La casa abandonada -que está situada a unas 20 cuadras de la casa de la familia Lencina, en calle Hernandarias al final- había sido mencionada por Cháves, quien dijo que Lencina pudo haber llevado a Fernanda hasta ese lugar y de allí podrían provenir las zapatillas de la pequeña, que supuestamente quemó con combustible en su casa.