Ultiman los detalles de los nuevos productos y valores del programa Precios Cuidados

En primer término fue lanzado en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, además de determinados distritos de la Costa Atlántica en el ámbito de las grandes cadenas de supermercados, con la inclusión de alimentos, bebidas y productos de higiene y tocador. Luego se incorporaron los supermercados regionales con un listado de 67 productos que no incluye frutas, verduras y carne.

Los supermercados chinos, a través de sus diferentes agrupaciones, también adhirieron al plan, con las limitaciones que surgen de su menor capacidad de compra y distribución.

Respecto a esto último, una de las cámaras que representan al supermercadismo chino, Cedeapsa, denunció que los mayoristas cumplen en un 60 por ciento la entrega de los 64 productos del plan Precios Cuidados que comercializa el sector.

"Nuestros asociados nos dicen que de 64 productos consiguen cerca de un 60 por ciento porque los mayoristas les advierten que la industria no les entrega y que no pueden llegar con los costos", indicó la presidenta de la cámara, Yolanda Durán.

"Estamos trabajando lo más que se puede; tenemos que retener a los clientes con precios competitivos porque nuestros competidores son las grandes cadenas; estén o no los Precios Cuidados nos tenemos que esmerar para tener excelentes precios", afirmó Durán.

En las últimas semanas, la Secretaría de Comercio puso en marcha tratativas, ya sea a través de diversas reuniones o bien de envíos de listados, con supermercados y proveedores para la integración de la nueva lista del programa Precios Cuidados que estará vigente a partir de la próxima semana, informó Télam.

Los aumentos de precios, en caso de haberlos en algunos productos por incrementos de costos, no serían superiores al cinco por ciento, según las fuentes consultadas.

Las autoridades buscan aumentar las variedades de marcas de los productos más demandados como la yerba, el aceite, azúcar, harinas, fideos, lácteos y pañales.

Según las primeras estimaciones, para las grandes cadenas de supermercados la lista de productos pasaría a ser de casi 200, y para los supermercados regionales comprendería 67 ítems.

Por Luis María Serroels (*)
(Imagen: Alfredo Sábat-La Nación)

(Imagen: Alfredo Sábat-La Nación)