El básquet infantil de Talleres recibió la primavera con un Encuentro

CAT

El básquet infantil de Talleres recibió la primavera con un Encuentro que contó con mucha participación.

El Club Atlético Talleres fue anfitrión del “Encuentro Primavera” de Minibásquet, organizado por la Subcomisión de Básquet Masculino y que contó con la participación de seis instituciones y alrededor de 200 jugadores de las categorías Escuelita, Premini y Mini. Además de los representativos del CAT, los clubes que formaron parte fueron San Agustín, Olimpia, Neuquén, Ciclista y San Benito. Un gran número de padres y allegados de los chicos disfrutaron una hermosa jornada de básquet y amistad, que tuvo partidos en simultáneo en cuatro canchas dispuestas para la ocasión.

Pedro Ayala, coordinador del básquet masculino de Talleres, mostró su alegría por haber podido llevar adelante el Encuentro y aseveró que “nos pone muy contentos poder festejar un día tan significativo para los chicos de esta manera; a pesar de la lluvia ha venido mucha gente, muchos padres, y la verdad que estamos desbordados de público y súper contentos. Ver que el Mini de Talleres está muy vivo nos pone alegres y nos da impulso para seguir trabajando”.

Respecto de las actividades durante la jornada, el entrenador oriundo de Concordia expresó: “Todos los chicos han jugado más de dos partidos y disfrutaron de la merienda en el quincho del club. Creo que hemos estado de altura del encuentro, lo importante es que ellos se diviertan y hagan amistades. Es el segundo encuentro de estas características que realizamos en el año y realmente tenemos para agradecer a las otras instituciones que hayan estado presentes, a los padres que vienen fuera de horario y que se comprometen a pesar de las inclemencias del tiempo”.

En ese mismo marco, Ayala dijo que “estos eventos nos sirven de alguna manera para demostrar la calidad del trabajo de la Subcomisión y los padres que están laburando, que han dejado su tiempo para estar aquí. Todo esto nos da ganas de seguir progresando en la disciplina; es contagio para buscar jugadores que no están vinculados con otro club y que lleguen por un amigo, por algún allegado o que deseen aprender a jugar al básquet y formarse en la familia de Talleres”.

Como datos de color de la jornada hay que destacar que los dirigentes de la Subcomisión y padres de los jugadores del Rojo repartieron la merienda (chocolatadas y facturas). Además, en el cierre estuvo presente “La Hormiga”, la mascota del Básquet Masculino de Talleres que siempre acompaña los acontecimientos importantes de la disciplina.