Residencias médicas: ¿formación o explotación?

Por Juan Cruz Butvilofsky

De ANÁLISIS

Se conmemora el día del residente y es una buena excusa para plantear algunos interrogantes. Estudantes avanzados de medicina polulan en distintos nosocomios como etapa final de su formación.

Es un plan educativo que lleva años y obtiene resultados que bien pueden valorarse positivamente en la Argentina. Este resultado puede observarse en la calidad de los profesionales médicos que tenemos en nuestro país, destacados en el mundo. 

Parece raro, en un mundo resultadista, que se puedan plantear algunos interrogantes sobre una práctica que se viene desarrollando hace tiempo y encima obtiene resultados positivos. ¿Para qué cambiar? ¿Por qué hacerse preguntas al respecto?

Desde ya que es del más sentido común, pero bien vale recordar que por más que siempre se haya hecho así, esto no es condición de que haya estado bien o que deba sostenerse hacia adelante. Podemos problematizar sobre las cosas que vienen dándose de una manera, básicamente porque todo está en continuo movimiento. 

Hay más dificultad a la hora de criticar algo que da buenos resultados. Básicamente porque no se puede comparar con alternativas ya que sería contrafáctico. Entonces tenemos un escenario donde un modelo es relativamente exitoso comparado con lo desconocido, con alternativas de las que no sabemos sus resultados. Quizá la respuesta esté en mejorar lo que viene ocurriendo.

Cuando se habla de mejorar me refiero, principalmente, al esquema de laburo de los estudiantes de medicina. Por supuesto que podríamos mejorar en presupuesto para la salud pública que se traduzca en mejores condiciones edilicias, mejores salarios, mejores prestaciones. Debemos exigir eso también.

Pero en este día quiero preguntarme si las residencias médicas no son prácticas con rasgos de explotación laboral. Y es un interrogante que surge al ver como todos los estudiantes de medicina de mi generación manifiestan el mismo malestar. 

¿Está bien la carga horaria que deben soportar los estudiantes? Es cierto, se trata de una tarea formativa remunerada, pero ¿el pago de un salario justifica la extensión de sus jornadas de trabajo? 

Rápidamente, profesioales ya consagrados que pasaron por el mismo esquema, defienden el modelo: "Tenés que estar al límite para saber a lo que te enfrentás". Algo similar a lo que analizan los policías consagrados al referirse a los malos tratos -para ser generoso- en la formación policial. 

Sin embargo, el rigor y la dureza no son sinónimos de buena educación. Es un paradigma que debe abandonarse a pesar de las resistencias y continuidadades. En todo caso, bregar por un cambio paulatino que se adapte a las nuevas generaciones que no queremos tolerar el dolor que pudieron tolerar las anteriores. No tenemos por qué hacerlo. La efectiva y buena educación no va de la mano con la autoridad. Es absurda la teoría del "derecho de piso". 

Pero, además ¿es bueno para un paciente ser atendido por una persona que tiene sueño? ¿Es responsable, por parte del Estado, que el servicio lo presten personas que están pasadas de rosca?

Recordemos que esto se potenció durante la crisis sanitaria provocaca por la pandemia.

Es cierto que es un modelo progresivo, que se va modificando año tras año y avanzando en especificidad. Sin embargo, parece imposible discutir que un joven estudiante tenga que soportar una exigencia extrema que por momentos los ponen al borde del colapso. 

Vuelvo: que siempre haya ocurrido no implica que deba continuar así, que se apliquen modelos similares en otros sectores tampoco. 

Respecto a la cuestión salarial, no hace tanto debieron movilizarse en la provincia porque entendían que el esfuerzo no condice con la remuneración. Eso es probable que lo sienta la gran mayoría de los trabajadores en la Argentina. Pero queda claro que tampoco están ante una situación resuelta los estudiantes de medicina. 

Por eso, en el día de los residentes me parecía noble plantear estos interrogantes. No se trata de una verdad indiscutible, más bien una opinión y preguntas que surgen de alguien que ve una situación de afuera pero sobre algo que nos involucra a todos.

(*) Periodista y exmilitante universitario

Deportes

“Tenemos las mejores expectativas”, aseguró Francisca Reggiardo

El plantel de la preselecciòn entrerriana sub 19 que se prepara para el Argentino en Mar del Plata (Prensa Federación Entrerriana de Hockey).

El entrerriano Juan Bustos se quedó con el número uno en la Odissea Trail Run

Bustos, nacido en Seguí, se quedó con la prueba de 50 kilómetros.

Copa Argentina: con Cambeses como figura, Banfield clasificó por penales a semifinales

Andrés Chávez abraza a la figura de la tarde en San Luis: el arquero Facundo Cambeses.

Handball: la concordiense Valentina Brodsky integrará la selección argentina en los Odesur

La pivote entrerriana Valentina Brodsky con la camiseta de River, donde se destaca a nivel nacional.

Roca

Tomás de Rocamora celebró en su primer partido amistoso de pretemporada.

Lautaro

Lautaron Falcón habló a la crisis que atraviesa Colón de Santa Fe, luego del apriete de la barra al plantel.

Marcos Kremer

El concordiense Marcos Kremer integra el equipo ideal del Rugby Championship.

Opinión

Economía

Locales

Licitarán 40 viviendas para Sauce de Luna y Villa Clara.

Comenzó la defensa de anteproyectos en el Concejo Deliberante Estudiantil de Paraná.