¿Por qué molesta tanto Lousteau?

Imagen de archivo del senador nacional Martín Lousteau.

Imagen de archivo del senador nacional Martín Lousteau.

Por Coni Cherep (*)

 

Es llamativo. El viernes a la noche en los programas de televisión y en las redes sociales, hacían cola para putear a Martín Lousteau. Lo hacían los oficialistas, los del PRO, lo maltrataban los propios radicales, lo señalaban los Kirchneristas y la izquierda, por las dudas, se sumaba a las descalificaciones.

¿Qué hizo o qué hace Martin Lousteau para molestar a tantos a la vez? Lo poco que debe hacer un dirigente opositor y con algo de responsabilidad: Política. Hacer uso de sus facultades como legislador, proponer una alternativa a la propuesta del gobierno, y de ese modo, garantizar que, si la media sanción de diputados era rechazada, su propuesta le permitiera al ejecutivo, sostener posibilidades de recuperarla en la cámara de origen.

¿Qué molestó al oficialismo, entonces? No se entiende mucho, o si: dejó en evidencia, que, si se proponían abrir un poco el juego, discutir algunas cuestiones y aceptar algunos cambios, la sanción final de la ley terminaría siendo todavía más legítima de lo que será, si finalmente se vota en Diputados.

A la oposición Kirchnerista, la actitud de Lousteau la dejó directamente en off-side: “¿Cómo puede ser que un tipo presente un proyecto alternativo y nosotros, con 33 senadores, no hayamos sido capaces de hacerlo?”. Y no. La posición meramente obstructivista del kirchnerismo, fortaleció el discurso presidencial, que opera sobre una enorme base social que piensa lo mismo que él: no quieren cambiar nada, y, por ende, quieren que todo siga igual. No lo hicieron mientras gobernaron, menos lo hacen ahora.

A los radicales, a la mayoría de ellos, y a los PRO, que no tienen responsabilidades ejecutivas ni discuten presupuestos con Milei, los dejó ante la evidencia de que, por apoyar, apoyan cualquier cosa. Y aunque sea cierto que la ley que está a punto de sancionarse es muy distinta a la que pretendió sancionar el gobierno desde que mandó el proyecto, no menos cierto es que sus votos, todos esos votos, son imprescindibles para el gobierno y para la gobernabilidad. Y les resulta agradable el aplauso de las mayorías momentáneas.

O sea: Lousteau, no molesta porque haya sido Ministro de Cristina, no. Si fuera por eso, deberían molestar de la misma manera Scioli, Ruckauf o el Ministro Guillermo Francos, de iguales o mayores vínculos con el Kirchnerismo original que el molesto de Lousteau.

Menos aún si los reparos son “morales”: La vida privada de Lousteau es privada. Tanto como la del presidente y su hermana. Objetar acciones de ese tipo, es tener siete varas para medir la misma situación.

Al final, lo que molesta de Martin Lousteau es su virtud: poner sobre la mesa pública, desde la pericia y el conocimiento- tan valioso o disvaliosos que el de cualquier economista- un conjunto de discusiones que parece que algunos no quieren tener.

Propone, y encima, lo hace desde la lógica del respeto institucional, dejando paso a que las decisiones que critica, puedan tomarse de igual modo, por ejercicio del juego de las mayorías y las minorías.

Lousteau, jode porque expresa lo que más jode en este país: la tibieza, el camino moderado, la búsqueda de un encuentro entre quienes pregonan desde hace décadas, el camino del enfrentamiento como única salida.

Hoy, para mal de todos, es una rareza aceptar a quienes promueven alternativas que no impliquen el odio y la negación del distinto. Y los argentinos, tendremos que aprender, incluido el presidente, que los resultados serán mejores, si en el camino son más los que acompañan.

Es cómodo, apoyar ciegamente al calor del respaldo popular. Y más cómodo aún, oponerse a todo, sin ninguna responsabilidad sobre lo que vaya a suceder con ese rechazo.

La política, bien usada, es una herramienta útil y muy molesta.

Promueve que algunos piensen, y deja en evidencia a los que no quieren pensar más.

Lousteau, en esta historia de la interminable batalla de la Ley de Bases, hizo eso. Y entonces molesta. A todos.

(*) Esta columna de Opinión de Coni Cherep fue extraída del portal https://conicherep.com.

NUESTRO NEWSLETTER

Deportes

Entrenamiento

Argentina entrenó este viernes y podrá repetir la formación en la fina de la Copa América ante Canadá.

Bielsa

En conferencia de prensa, Marcelo Bielsa destrozó a la Conmebol y bancó a sus jugadores tras los incidentes.

Pairetti

Santino Pairetti hará su debut en el Turismo Pista, será cuando la categoría corra en el Club de Volantes Entrerrianos.

Fabricio Scatena

El piloto entrerriano Fabricio Scatena retornará al Turismo Pista en la carrera de Paraná.

Ciclista

Ciclista y Estudiantes ya tienen fechas confirmadas para la serie final del Torneo Apertura de la APB.

Montiel

Gonzalo Montiel no se movió con el equipo en el primer entrenamiento de Argentina antes de la final contra Colombia.

González

Arnaldo González sufrió un desgarro y tendrá para varias semanas de recuperación en Patronato.

Argentina

Argentina le ganó a Canadá y sumó su segunda victoria en el Mundial de Sóftbol.

Hinchas

La Policía de Entre Ríos brindó detalles del operativo para el partido entre Patronato y Colón.