Alterado por el consumo de pastillas, un camionero causó un violento episodio

Foto archivo

Foto archivo.

Un hombre detuvo su camión sobre la banquina de la ruta 127, en medio de una crisis de nervios que lo puso violento. Aparentemente había consumido un medicamento para no dormir. Fue esposado tras intentar agredir al personal de salud que lo asistía y lo trasladaron al hospital Santa Rosa de Chajarí.

Desde la Policía informaron que, alrededor de las 20 del martes, varios llamados telefónicos alertaron que en la ruta 127 se había detenido un camión y que su conductor “se encontraba en estado de nervios, tirándose sobre el piso vociferando palabras”.

Cuando los uniformados acudieron al lugar, se encontraron con el hombre en estado de agitación y establecieron que el conductor de 40 años, tiene domicilio en Uruguayana, Brasil.

El hombre manejaba un camión Scania, cargado con polietileno, y se dirigía a la ciudad de Córdoba.

Solamente se comunicaba en portugués. Expresó que había consumido un medicamento para no dormirse y que le había producido efectos no deseados.

Ante ello, los uniformados pidieron una la ambulancia de la sala de primeros auxilios de la localidad de Los Conquistadores, pero mientras era atendido, intentó agredir al personal de salud.

Ante la violenta situación, fue detenido y esposado, ya que intentaba correr hacia la ruta, expresando deseos de quitarse la vida.

Camino al hospital de Chajarí le aplicaron un sedante y confirmó que había consumido pastillas para no dormir, las que causaron un ataque de nervios.

Finalmente, el examen médico corroboró que se encontraba intoxicado con algún tipo de fármaco. Fue tratado al efecto y dado de alta momentos más tarde.