Sin alma y sin básquet: Ferro le ganó a Echagüe que sigue hundiéndose

Por Juan Cruz Varela

El clásico de la Liga Nacional fue para Ferro, que venció en Paraná a Echagüe por 98 a 85 en tiempo suplementario, tras igualar en 75. El equipo de Pablo Columba volvió a mostrar dos caras: jugó un muy buen primer tiempo corriendo, buscando las mejores opciones y defendiendo con intensidad, pero en el segundo tiempo, perdió efectividad, perdió muchísimas pelotas en ataque y no supo como enfrentar la zona que planteó Ferro. El partido fue decididamente malo, y lo ganó el equipo de Caballito porque se equivocó menos en el cierre del partido y lo supo definir en el suplementario.

Echagüe perdió porque no tuvo intensidad, tampoco volumen de juego y para colmo perdió 16 pelotas en el segundo tiempo. El equipo de Columba reiteró una defensa zonal que -en este caso- por momentos le dio resultados ante un equipo que probó mucho de tres puntos y con poca efectividad, pero no supo cambiar a tiempo. Además, sigue padeciendo la ausencia de los jugadores importantes en los momentos claves: Juan Salamone, Danilo Delset, David Fernández y Micah Brand “desaparecieron” o cometieron muchos errores en los momentos decisivos. Y Ferro jugó inteligente: corrió, le puso intensidad a la defensa y definió el partido cuando Echagüe perdió la calma.

El primer tiempo de Echagüe fue muy bueno. Tuvo en Fernández al mejor jugador del parcial con 25 puntos, pero había juego de equipo. Cristian Bertonchini era un buen socio en el ataque y así, el equipo de Paraná era el que mejor interpretaba la defensa zonal que ambos planteaban con mucha rotación de balón, algunos contragolpes, pero sobre todo, gran efectividad. Ferro era la contracara: perdía muchos balones y la defensa estaba plantada sin realizar los ajustes necesarios, de manera que dejaba varios huecos. Por eso, el equipo de Paraná se fue al descanso 51 a 40 arriba.

Pero el tercer cuarto volvió a ser el del quiebre para Echagüe, porque jugó decididamente mal, demasiado apresurado, perdiendo ocho balones y para colmo Columba no encontraba en el banco quien le reporte resultados. Así, Echagüe dejó crecer a un Ferro que cada vez se hizo más protagonista del juego, apostando a la conducción de un improvisado Julián Olmedo en la base, a la velocidad para el contraataque y la potencia de Carlton Brown (sumó 35 puntos, con 15 de 21 dobles; y diez rebotes) y Mauro Bulchi. Así Ferro bajó la efectividad de Echagüe, lo dejó en nueve puntos en el cuarto y pasó a comandar el partido (62 a 60).

El último cuarto fue un concierto de errores. Ambos equipos perdieron 17 balones en total (Ferro nueve y Echagüe ocho). En ocho minutos, Echagüe logró pasar al frente por un punto pero el único que había anotado era Brand. Hasta que llegaron un triple de Valerio Andrizzi, un doble Bertonchini, un pérdida de Delset y otra de Olmedo. Resultado; iguales en 75 y el clásico a suplementario.

En el alargue Echagüe siguió cometiendo errores: perdió cuatro balones en tres minutos y cuando quiso reaccionar estaba 11 puntos abajo y sumido en una maraña de imprecisiones e indefiniciones, los referentes habían perdido la línea y lejos estaba de revertir la historia. ¿Ferro? No había hecho demasiado, solamente aprovechar los errores del rival, correr y anotar. Lo que siguió fue una parodia de básquet.

Síntesis

Echagüe 85: Salamone 9, Delset 2, Bertonchini 14, Fernández 31, Brand 18; Santiago González 4, Rebecchi 2, Todone 4, Bahler 1. DT: Pablo Columba.

Ferro 98: Olmedo 17, Ferrini 6, Calvi 15, Brown 35, Bulchi 9; Guldris 4, Molteno, Andrizzi 10, Leandro González 2. DT: Pablo D’Angelo.

Gris oscuro

Párrafo aparte merece la labor de Ariel Tosello y Pablo Leyton. Decir que Echagüe perdió el partido por la pésima tarea de los árbitros es, no ya exagerado sino impreciso. Por el contrario, el equipo de Paraná hizo las cosas lo suficientemente mal como para no depender de nadie para perder el juego. Pero la tarea de los hombres de gris fue realmente desastrosa. Y lo que hace a semejante calificativo no son los errores en la interpretación de ciertas faltas o la omisión de otras; sino que hubo errores conceptuales, fallas reglamentarias, de esas en las que el reglamento no permite interpretar sino que es taxativo. Y esas son torpezas que no se pueden cometer. Y resultan más graves cuando son reiteradas. Lamentablemente, el arbitraje argentino deberá hacer su autocrítica, porque tras 21 años de Liga Nacional, los hombres de gris siguen siendo la mancha del básquetbol argentino.

QATAR 2022: LA AGENDA DE PARTIDOS DEL DÍA


Deportes

Franco Catena

El paranaense Franco Catena hará su estreno en el campo rentado, será en la categoría Crucero.

Di María

Di María sufre una molestia muscular y es la preocupación de Argentina para el partido del sábado ante Australia.

RBF

Flotta destacó la importancia que Argentina vuelve a recuperar el funcionamiento que lo llevó a ser candidato.

Julián López

Julián López analizó los dos primeros tours de Paracao en la máxima competición del vóleibol argentino.

Argentina-Venezuela

Argentina le ganó a Venezuela y comenzó de la mejor manera su camino en la Súper Ronda del Mundial de Nueva Zelanda.

“Si fuimos primeros, podríamos haber tenido un día más de descanso”, criticó Scaloni

El entrenador Albiceleste analizó el triunfo ante Polonia, pero también criticó la programación de los octavos de final.

Lionel Messi: “Empieza otro Mundial y ojalá podamos seguir manteniendo lo que hicimos hoy”

La Pulga lamentó el penal errado, pero valoró la reacción del equipo argentino ante Polonia.

Mundial de Qatar 2022: a México no le alcanzó con una victoria sobre Arabia Saudita

El equipo del Tata Martino ganó por primera vez en esta Copa del Mundo, pero se quedó con las ganas de avanzar a octavos.

Argentina le ganó a Polonia por demolición y será rival de Australia en octavos de final

Lionel Messi y Rodrigo De Paul abrazan a Alexis Mac Allister, el inesperado goleador del miércoles en el estadio 974.