La ejecución y dinámica presupuestaria de la administración pública nacional en abril 2024

Al analizar el gasto por organismos públicos, se detectaron fuertes ajustes en la Superintendencia de Servicios de Salud (-42%), ANMAT (-14%), hospitales nacionales, e incluso en el Instituto Nacional del Cáncer (-14%) y la Agencia Nacional de Discapacidad (-13%).

Al analizar el gasto por organismos públicos, se detectaron fuertes ajustes en la Superintendencia de Servicios de Salud (-42%), ANMAT (-14%), hospitales nacionales, e incluso en el Instituto Nacional del Cáncer (-14%) y la Agencia Nacional de Discapacidad (-13%).

Para elaborar este informe, el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) analizó el gasto por función presupuestaria y por jurisdicción, así como también se incorporan organismos y programas seleccionados para tener mayor nivel de desagregación en la información. Asimismo, se analiza de forma comparativa con la ejecución al mismo período de 2023. Es pertinente aclarar que la comparación con el ejercicio anterior se encuentra con la dificultad de que la dinámica inflacionaria imposibilita trabajar con montos nominales. Por ello, se deflactan los montos ejecutados de ejercicios anteriores, para así darles comparabilidad con la nominalidad del ejercicio actual.

 

Resumen Ejecutivo

 

* En este informe se analizó la dinámica de la ejecución presupuestaria de la Administración Pública Nacional durante los primeros cuatro meses del 2024.

* Entre las principales conclusiones podemos destacar que se detectó una fuerte caída de la ejecución real respecto al mismo período del año 2023, del orden del -30%, lo cual implica un significativo ajuste del gasto público en áreas sensibles de la administración.

* Paralelamente, se verificó un gran peso de los servicios de deuda pública dentro de la estructura de gastos, de tal forma que dicha función representó nada menos que el 15% del total de gastos. De hecho, los Servicios de Deuda Pública es la única función presupuestaria que se mantiene estable en términos reales respecto al mismo período de 2023, con una leve caída del 3,7%.

* Al analizar el gasto por organismos públicos, se detectaron fuertes ajustes en la Superintendencia de Servicios de Salud (-42%), ANMAT (-14%), hospitales nacionales, e incluso en el Instituto Nacional del Cáncer (-14%) y la Agencia Nacional de Discapacidad (-13%).

* En materia científica la situación no es mejor, ya que se dieron fuertes caídas en la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología y otros organismos del sector como la CONAE, CONICET y CONEAU.

* Los organismos de la Seguridad Social están sufriendo fuertes recortes en la ejecución de sus partidas presupuestarias. En el caso de la ANSES, organismo responsable de la Seguridad Social, el recorte llega al -26% respecto al año pasado. También se detectaron recortes del 71% en el INAES; y de 39% en la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia.

* En materia de desarrollo productivo, la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, tiene un recorte del 89%, mientras que la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo cae más del 88%. Otros programas como SENASA, INTA e INTI también tiene caídas en su ejecución presupuestaria.

* Los casos de los organismos de seguridad también tienen marcadas caídas en su ejecución, especialmente las fuerzas federales. Es el caso de la Policía Federal (-26%), Gendarmería Nacional (-25%), Policía de Seguridad Aeroportuaria (-21%) y Prefectura Naval (-25%). La misma realidad se presenta para las Fuerzas Armadas, con reducciones de las partidas del Ejército (-11%), la Armada (-16%), y la Fuerza Aérea (-10%).

* Al analizar la ejecución con un grado mayor de desagregación, es decir por partidas programáticas, se observan caídas en los principales programas de la Seguridad Social, incluyendo algunos críticos como los de atención a la niñez en situación de vulnerabilidad social (Programa 1.000 días) con una caída del 47%. También se ajustan fuertemente la PUAM, Pensión Universal para el Adulto Mayor, con un ajuste del 52%.

* En materia educativa se observa fuertes caídas en la ejecución de partidas sensibles como el Fondo Nacional de Incentivo Docente (-98% en la ejecución base caja), el Programa Conectar Igualdad (-79%) y el programa de Infraestructura y Equipamiento de la Secretaría de Educación (-98%).

* En materia de salud existen programas críticos que están virtualmente paralizados por falta de fondos. Son los casos de “Acceso a Medicamentos, Insumos y Tecnología Médica” (-44%), “Respuesta al VIH, Infecciones de Transmisión Sexual, Hepatitis Virales, Tuberculosis y Lepra” (-81%), Atención Sanitaria en el Territorio (-97%), y el Desarrollo de Laboratorios de Producción Pública (-100%)

* En materia de obra pública, el escenario es de una paralización casi total de las partidas presupuestarias, con caídas cercanas al 100% en programas como Apoyo para Infraestructura en Municipios, Obras de Seguridad en Rutas Nacionales, y Desarrollo de Infraestructura Hidráulica.

* Finalmente, en materia de transferencias del Tesoro Nacional a las provincias y municipios, los ajustes son muy marcados, encabezados por el Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires (-100%), la Asistencia Financiera a Provincias y Municipios (-99%), y la Asistencia Técnica a Municipios (-97%).

* Más allá de estos últimos casos analizados, la situación general de la Administración Pública Nacional es de una fuerte reducción de su ejecución presupuestaria. Reducción que en algunos casos está llevando a la paralización de programas de alto impacto en términos sociales, y de salud de la población. Incluso en un escenario fuertemente recesivo, tampoco se están ejecutando programas de ayuda social, y de estímulo al desarrollo productivo.

 

Gasto total de la Administración Pública Nacional

En primer lugar, analizando el gasto total agregado de la APN, se detecta durante los primeros cuatro meses del año una fuerte caída real de la ejecución, del orden del -30% interanual, comparado con la ejecución del mismo período de 2023 expresado a valores actuales.

Análisis de la Ejecución por Función presupuestaria

Al analizar la ejecución presupuestaria por función, se observa una gran incidencia de la Seguridad Social sobre el total, ya que insumió más el 49% del total del gasto. En segundo lugar, también es significativa la incidencia de los Servicios de Deuda Pública, que ocuparon casi 15% del gasto total. Luego se ubican otras funciones con incidencias menores, como Energía con el 7,1%, Educación y Cultura (5%), Promoción Social (4,6%), Salud con el 3,8%; y el resto de las aperturas con una incidencia menor al 3% de la ejecución total.

Sin embargo, al analizar el gasto por finalidad y función comparando en términos reales con el mismo período del año anterior, se observa una notable caída en todos los rubros, de más de 25 puntos, salvo los Servicios de Deuda Pública, los cuales caen 3,7% real.

Sobresalen Relaciones Interiores (-78%) que incorpora transferencias a las provincias y municipios; y una caída del 46% en los servicios económicos, que incluyen industria (-80%), comercio y turismo (-82%) y ecología y desarrollo sostenible (-71%).

Los Servicios Sociales también sufrieron fuertes recortes. Los casos más resonantes son Agua y Alcantarillado (-62%), Trabajo (-51%), Vivienda y Urbanismo (-68%), Educación (-46%), Salud (-32%) y Seguridad Social (-26%) que, como se mencionó previamente, tiene una muy elevada incidencia en el gasto total.

Análisis de la Ejecución por Jurisdicción

A continuación, se analizará la ejecución presupuestaria de las Jurisdicciones de la APN, estos son los ministerios y las principales secretarías en las que se desagregan.

Se observa una marcada reducción en la ejecución de todas las jurisdicciones con la única excepción de la Cancillería, que se mantiene estable con un incremento real del 0,9%.

El caso más importante por su incidencia en el total es el recorte en el Ministerio de Capital Humano, que promedia el -31% en sus diversas secretarías. En el caso del ex Ministerio de Educación la caída es de casi el 50%. En el ex Ministerio de Trabajo, el ajuste representa un 52%. Finalmente, el ex Ministerio de Desarrollo Social sufre una reducción presupuestaria de casi el 45%.

Otros casos notables son los ajustes en el Ministerio de Infraestructura (-68%); en el Ministerio del Interior (-38%), que incluye partidas de asistencia a provincias y municipios, y en las partidas de Transferencias (Obligaciones del Tesoro) que caen un 56% real interanual.

Análisis de la Ejecución por Organismos

A continuación, se agruparán los principales organismos vinculados entre sí de forma “temática” a los fines de organizar la ejecución y brindar una mayor claridad expositiva.

Analizando los organismos vinculados a las principales áreas de gobierno, se observa un incremento de casi el 15% en la Agencia de Acceso a la Información Pública. En contrapartida, se observan sensibles caídas en el resto de los organismos, entre los cuales podemos observar Procuración del Tesoro (-21%), la Defensoría General (-12%), la Auditoría General (-8%) y la Defensoría del Pueblo de la Nación (-22%). Otros organismos con caídas importantes son el Senado de la Nación (-27%), la Cámara de Diputados (-33%), y la Unidad de Información Financiera con una caída de casi el 16%.

En materia de Salud se observan fuertes caídas, comenzando por la Superintendencia de Servicios de Salud (-42%) y el SEDRONAR (-38%). Asimismo, la Agencia Nacional de Discapacidad sufre un recorte en su ejecución de casi el 13%. Mientras que un conjunto de Hospitales Nacionales sufre caídas de entre el 7% y 24%. Se suman a los recortes el Instituto Malbrán y la ANMAT, agencia reguladora de los medicamentos, del 17% y 14% respectivamente.

Por otro lado, un organismo sensible obtiene incrementos en su ejecución. Se trata del INCUCAI, organismo rector de las donaciones y trasplantes de órganos en la Argentina, que incrementa su ejecución en un 17%.

Respecto a los organismos vinculados al desarrollo productivo, se observan fuertes ajustes en todos ellos salvo en el INTA, que tuvo una leve caída del 0,5%, y en el Instituto Pesquero, que también se mantiene estable con un incremento del 0,4%. En el resto de los organismos resaltan las caídas en la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca (-89%), la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo (-88%), y la Comisión Nacional de Comercio Exterior (-33%). El resto de las caídas oscilan entre el 10% y 27%.

Una de las principales aperturas programáticas, tanto por su impacto social como por su incidencia en el presupuesto, son los programas vinculados a la Seguridad Social y Desarrollo Social. En estos ítems resalta la caída de ANSES (-26%), que tiene una muy alta incidencia en el total del gasto. La ejecución de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia cae en 39%; el Consejo de Políticas Sociales cae más del 54%, mientras la Defensoría de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes lo hace en 13%. En materia de organismos vinculados a la economía social, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) cae en 71%, mientras que Desarrollo Humano y Economía Solidaria es ajustada en casi 45%.

En los organismos vinculados a la Ciencia y la Investigación se observan fuertes caídas. En el caso de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología estamos ante una virtual paralización con una caída del 98% del gasto. Otros organismos con fuertes ajustes en su ejecución son la Fundación Miguel Lillo (-27%), CONAE (-21%), Servicio Geológico Minero (-18%), Servicio Meteorológico Nacional (-5%).

Los organismos de energía están sufriendo fuertes ajustes, encabezados por la Secretaría de Energía con el 26% interanual. En el caso de la energía nuclear, los ajustes se dan en organismos como la Comisión Nacional de Energía Atómica (-25%) y la Autoridad Regulatoria Nuclear (-5%). En el caso de la electricidad, en el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (-29%), y Organismo Regulador de Seguridad de Presas (-4%). También se observan caídas en el Ente Nacional Regulador del Gas (-10%).

En el caso de las fuerzas de seguridad federales los recortes son sustanciales, encabezados por la Policía Federal Argentina (-26%), la Prefectura Naval y la Gendarmería Nacional, ambas con caídas del 25%.

Las Fuerzas Armadas, dependientes de Defensa, también están sufriendo recortes: Armada Argentina (-16%), Ejército (-11%), Fuerza Aérea (-10%), y el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas (-5%).

Los organismos de Justicia y Derechos Humanos sufren fuertes recortes con la sola excepción del Banco Nacional de Datos Genéticos, que incrementa su ejecución en 11%. Los ajustes están encabezados por el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (-82%), el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (-51%), el INADI (-30%), y la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, con el 21%.

Otros organismos de Justicia como el Consejo de la Magistratura y la Corte Suprema de Justicia sufren un recorte del 14%.

En el caso de los organismos de Educación y Cultura, los mismos sufren severos ajustes. La Secretaría de Educación cae en 50%, mientras el Instituto Nacional del Teatro lo hace en 48%, y el Fondo Nacional de las Artes lo hace en 33%. La Biblioteca Nacional y la Biblioteca del Congreso Nacional caen un 25%, y el Teatro Nacional Cervantes lo hace en 7%.

 

Respecto a los organismos de transporte y obra pública, se observa una virtual paralización de la Secretaría de Obras Públicas con una caída del 97%, lo sigue la Dirección Nacional de Vialidad con un 85%. La Secretaría de Transporte cae en casi 44%, mientras que diversos organismos reguladores del sistema de transporte caen entre 22% y 28%.

 

Análisis de la Ejecución por Programa

Hasta aquí se analizó la ejecución presupuestaria agregada, luego se analizó la misma por su finalidad y función, y luego se analizó la ejecución de algunos de los principales organismos de la Administración Pública Nacional.

A continuación, se analizar una serie de programas testigos de la marcha de la ejecución presupuestaria. Estos programas son parte de la apertura programática de los organismos de la APN y, en su gran mayoría, son los programas de mayor incidencia presupuestaria en cada uno de los organismos.

En el caso de los programas vinculados a la Seguridad Social se observan muy fuertes caídas. Por ejemplo, es el caso de un programa de protección social a las infancias en situación de vulnerabilidad social: el Programa 1.000 días de la ANSES, el cual reporta una caída del 47% interanual. Otros programas con fuertes ajustes son la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), que cae 52% respecto al mismo período de 2023. Las Pensiones no Contributivas caen 40%, mientras que las Prestaciones Previsionales lo hacen en 32%.

Finalmente, las Transferencias y Contribuciones a la Seguridad Social y Organismos Descentralizados, que incluyen las transferencias al PAMI, cayeron nada menos que 56% real respecto al mismo período en el año anterior.

En los programas educativos, se detectaron tres de ellos que casi no han tenido ejecución, y por ello la caída es cercana al 100%: el Programa de Fortalecimiento Edilicio de Jardines Infantiles (-87%), y el Programa de Infraestructura y Equipamiento (-98%). El Fondo Nacional de Incentivo Docente si bien tuvo una caída en su ejecución devengada del 83%, si se analiza la base caja, dicha caída asciende al 98%. Esto está en línea con lo manifestado por el Gobierno Nacional en el sentido de eliminar este Fondo, lo que implicaría un recorte nominal de los salarios docentes de entre el 10% y 20% de acuerdo a cada distrito.

Por otro lado, otros dos programas con fuertes caídas en su ejecución son el Conectar Igualdad con una caída del 80, y el de Becas Estudiantiles, cayendo 58%, lo cual puede comprometer el acceso a la educación a sectores de menores recursos.

Para el caso de los programas vinculados a la salud, se observan notables ajustes en su ejecución.

El Programa de Respuesta al VIH, Infecciones de Transmisión Sexual, Hepatitis Virales, Tuberculosis y Lepra tuvo un recorte del 81%; levemente superior al recorte en la ejecución del Programa Abordaje de Curso de Vida, del Ministerio de Salud (-78%). Por otra parte, programas clave como Acceso a Medicamentos, Insumos y Tecnología Médica reporta una caída en su ejecución de -44%.

Otros programas también tienen un muy bajo nivel de ejecución. Resaltan los programas de Atención Sanitaria en el Territorio, con un recorte del 97% y el Desarrollo de Laboratorios de Producción Pública, con una paralización total al caer su ejecución un 100%.

En materia de Desarrollo Social encontramos fuertes caídas en programas sensibles como el Potenciar Trabajo (-62%), y Comedores Comunitarios y Merenderos (-45%). Otros programas también sufren recortes, incluso superiores, como los casos Plan Nacional de Primera Infancia (-85%), Economía Social (-99%), y el Plan Nacional de Protección Social, con una caída del 92%.

El Programa Políticas Alimentarias, que incluye la Tarjeta Alimentar, sufre un recorte real de 17% interanual.

En materia de transporte y obra pública, encontramos programas con un nivel de ejecución tan bajo que se encuentran cerca de la paralización. 

Los programas de Construcción de Rutas y Obras de Pavimentación, y Túneles y Puentes tuvieron caídas del 92% y 93% respectivamente. Similar suerte corrió el Programa de Construcción de Rutas Seguras, que cayó 84%.

Las Asistencias Financieras a los municipios cayeron el 100%.

En materia de Transferencias, se observan caídas cercanas al 100% en la Asistencia Financiera y Técnica a Municipios, así como en el Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires.

En el caso de las transferencias a empresas públicas o entes de la Secretaría de Cultura, la caída también es del 100%. Las transferencias vinculadas a Energía, Transporte, y Obra Pública cayeron 61%, 49%, y 23% respectivamente.

Conclusiones

 

En este informe se analizó la dinámica de la ejecución presupuestaria de la Administración Pública Nacional durante los primeros cuatro meses del 2024.

Entre las principales conclusiones podemos destacar que se detectó una fuerte caída de la ejecución real respecto al mismo período del año 2023, del orden del -30%, lo cual implica un significativo ajuste del gasto público en áreas sensibles de la administración.

Paralelamente, se verificó un gran peso de los servicios de deuda pública dentro de la estructura de gastos, de tal forma que dicha función representó nada menos que el 15% del total de gastos. De hecho, los Servicios de Deuda Pública es la única función presupuestaria que se mantiene estable en términos reales respecto al mismo período de 2023, con una leve caída del 3,7%.

Al analizar el gasto por organismos públicos, se detectaron fuertes ajustes en la Superintendencia de Servicios de Salud (-42%), ANMAT (-14%), hospitales nacionales, e incluso en el Instituto Nacional del Cáncer (-14%) y la Agencia Nacional de Discapacidad (-13%).

En materia científica la situación no es mejor, ya que se dieron fuertes caídas en la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología y otros organismos del sector como la CONAE, CONICET y CONEAU.

Los organismos de la Seguridad Social están sufriendo fuertes recortes en la ejecución de sus partidas presupuestarias. En el caso de la ANSES, organismo responsable de la Seguridad Social, el recorte llega al -26% respecto al año pasado. También se detectaron recortes del 71% en el INAES; y de 39% en la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia.

En materia de desarrollo productivo, la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca, tiene un recorte del 89%, mientras que la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo cae más del 88%. Otros programas como SENASA, INTA e INTI también tiene caídas en su ejecución presupuestaria.

Los casos de los organismos de seguridad también tienen marcadas caídas en su ejecución, especialmente las fuerzas federales. Es el caso de la Policía Federal (-26%), Gendarmería Nacional (-25%), Policía de Seguridad Aeroportuaria (-21%) y Prefectura Naval (-25%). La misma realidad se presenta para las Fuerzas Armadas, con reducciones de las partidas del Ejército (-11%), la Armada (-16%), y la Fuerza Aérea (-10%).

Al analizar la ejecución con un grado mayor de desagregación, es decir por partidas programáticas, se observan caídas en los principales programas de la Seguridad Social, incluyendo algunos críticos como los de atención a la niñez en situación de vulnerabilidad social (Programa 1.000 días) con una caída del 47%. También se ajustan fuertemente la PUAM, Pensión Universal para el Adulto Mayor, con un ajuste del 52%.

En materia educativa se observa fuertes caídas en la ejecución de partidas sensibles como el Fondo Nacional de Incentivo Docente (-98% en la ejecución base caja), el Programa Conectar Igualdad (-79%) y el programa de Infraestructura y Equipamiento de la Secretaría de Educación (-98%).

En materia de salud existen programas críticos que están virtualmente paralizados por falta de fondos. Son los casos de “Acceso a Medicamentos, Insumos y Tecnología Médica” (-44%), “Respuesta al VIH, Infecciones de Transmisión Sexual, Hepatitis Virales, Tuberculosis y Lepra” (-81%), Atención Sanitaria en el Territorio (-97%), y el Desarrollo de Laboratorios de Producción Pública (-100%)

En materia de obra pública, el escenario es de una paralización casi total de las partidas presupuestarias, con caídas cercanas al 100% en programas como Apoyo para Infraestructura en Municipios, Obras de Seguridad en Rutas Nacionales, y Desarrollo de Infraestructura Hidráulica.

Finalmente, en materia de transferencias del Tesoro Nacional a las provincias y municipios, los ajustes son muy marcados, encabezados por el Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires (-100%), la Asistencia Financiera a Provincias y Municipios (-99%), y la Asistencia Técnica a Municipios (-97%).

Más allá de estos últimos casos analizados, la situación general de la Administración Pública Nacional es de una fuerte reducción de su ejecución presupuestaria. Reducción que en algunos casos está llevando a la paralización de programas de alto impacto en términos sociales, y de salud de la población. Incluso en un escenario fuertemente recesivo, tampoco se están ejecutando programas de ayuda social, y de estímulo al desarrollo productivo.

 

Registro bibliográfico: Informe CEPA N° 368, ISSN 2796-7166.

 

El informe del CEPA

NUESTRO NEWSLETTER

Deportes

WB

Con un grito entrerriano Walter Bou, Lanús le cortó la racha a Racing y se metió en la pelea.

Gary Medel: “Me siento muy feliz y muy convencido con lo que quiero hace en Boca”

El volante chileno posó junto al presidente Juan Román Riquelme en su regreso al "Xeneize".

En Junín, Sarmiento logró un valioso triunfo ante Estudiantes de La Plata

El Verde festejó con goles de Gudiño y García, y logró aire para su lucha por evitar el descenso.

Fútbol: Tigre y Belgrano quedaron a mano en el Monumental de Victoria

El "Matador" y el "Celeste" igualaron 1 a 1 este jueves por la fecha 5.

Beach Volley: Ana Gallay debutará el sábado en el Preolímpico rumbo a París 2024

La nogoyaense Gallay irá por su cuarta clasificación a los Juegos Olímpicos; en este caso, junto a Brenda Churín.

Con un exPatronato en su cuerpo técnico, Julio Vaccari fue presentado en Independiente

Vaccari brindó su primera conferencia de prensa en el Rojo; Gastón Machín será uno de sus colaboradores. (Foto: X @Independiente)

Básquet: en Villaguay se llevará a cabo la inscripción para la Liga Provincial de Mayores

El certamen federativo entregará 10 lugares para la próxima Liga Federal de Básquet.

River

El Millonario perdió 2 a 0 este jueves ante el Malevo en el estadio Guillermo Laza.

Hondo pesar por el fallecimiento de José María Bustamante

Bustamante se destacó como productor en medios de comunicación, promotor y publicista en el deporte.

Opinión

Por Sebastián Lacunza (*)
Por Juan Grabois (*)
Por Hugo Remedi (de ANALISIS)

Ambas gestiones ya cumplieron 6 meses.

Provinciales

Autoridades del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV) se reunieron con referentes de la entidad gremial Unión de los Empleados Judiciales de la Nación (UEJN).