El día que asesinaron a Raúl

Edición: 
790
Anticipo de la edición corregida y ampliada de “Rebeldes y ejecutores”, de Daniel Enz

Daniel Enz

Fueron numerosos las personas y los militantes de Entre Ríos que resultaron secuestrados o asesinados en otros lugares del país, a poco de producirse el golpe de Estado del 1976. Uno de los casos más dolorosos -por la forma en que violentaron su domicilio, por la escasa relación que tenía con organizaciones y por la manera perversa en que lo dejaron morir- fue el del ingeniero Raúl Ramat, oriundo de Paraná, acribillado en la puerta de su casa, en Campana, donde estaba trabajando para la empresa Techint. Lo que sigue son dos fragmentos de anticipo de las 253 páginas que se incorporaron a la edición corregida y ampliada del libro Rebeldes y ejecutores (publicado a fines de 1995), próximo a salir nuevamente a la calle, donde su autor trata no solamente de actualizar cada una de las partes del texto, sino que también se incorporan varios hechos sucedidos en diferentes lugares de la provincia y el país, que hacen a nuestra dolorosa historia reciente.

En ciudades ubicadas entre Capital Federal y Entre Ríos había también un intenso movimiento represivo, rodeado de muerte y dolor, que afectó a varios entrerrianos. Raúl Alberto Ramat tenía 27 años cuando fue asesinado el 11 de junio de 1976 en Campana. Recibido de ingeniero electromecánico en Paraná -de donde era oriundo-, comenzó a trabajar en una consultora, en electrificación rural y a la vez daba clases en la UTN. Nacido en Nogoyá el 7 de septiembre de 1949, en el ’63 su familia decidió trasladarse a Paraná. Estudio en el colegio La Salle, donde se recibió en 1966, y recibió el diploma de ingeniero mecánico electricista en 1974. Se casó el 10 de mayo de 1975, con Angela De la Rosa, y a la semana se fue a vivir a Campana, tras un ofrecimiento de la firma Techint. Nunca militó; solamente simpatizaba con la JP, en la que estaba enrolado su hermano Manuel -quien fue detenido en el mes de septiembre del ’76-, pero no más que eso. Fuerzas conjuntas llegaron esa noche de junio a la casa del ingeniero Ramat, en calle Moreno 217 y comenzaron a golpear en forma violenta la amplia puerta de la casona. Eran las 22.30 aproximadamente. Ramat avanzó para ver quién golpeaba y pudo observar que detrás de la puerta había personal de civil con armas; más atrás se encontraba personal de Ejército. Apenas empezó a abrir la puerta, que se escucharon numerosos disparos. Su esposa, que estaba embarazada de seis meses, y se encontraba en el living, se asustó con los sonidos y los gritos de su esposo; creyó que había estallado una bomba en la puerta. Los disparos del Fusil Automático Liviano (FAL), atravesaron la puerta de entrada. Cuando abrió la puerta que daba al zaguán se encontró con su marido en el suelo, caído en un rincón, con su cara en uno de los escalones, moribundo, con una herida a la derecha del tórax, que era del tamaño de su mano. Fue cuando irrumpieron violentamente un grupo de personas de civil, con armas y militares de Ejército, con armas largas.

-¿A qué vinieron? -alcanzó a preguntar, pero nadie le respondió.

La mujer comenzó a pedir asistencia desesperada; solamente uno de los ejecutores dijo “hagan algo”, pero ninguno se apenó de la situación. Otro militar que ingresó raudamente al zaguán se lo sacó de los brazos a Ramat y lo arrastró de los pies, hasta la calle, donde lo dejó tirado. Lo subieron a un jeep militar y su mujer también se sumó. Su marido no dejaba de gritar de dolor; el pulso se le aceleraba y entre sollozos le dio una dirección al conductor del vehículo, para que asistieran a su marido.

-¿Por qué hicieron esto? -preguntó con insistencia.
-Son órdenes, señora. Ordenes -le remarcó el chofer.

El diálogo se cortó abruptamente con el ascenso al vehículo de otro militar; lo primero que hizo fue pegarle un culatazo a un costado del cuerpo a la mujer, sin importarle para nada el embarazo. Incluso, a poco de subir, preguntó: “¿Quién es este tipo?”; quedó claro que fueron a matarlo, pero no sabían de quién se trataba ni por qué había que ejecutarlo.

Pese a la insistencia de Angela, nadie se apiadó de Ramat. Los llevaron a un destacamento policial. Les volvió a gritar que tenía pulso, pero no importó. Lo bajaron como una res, al garage de la repartición. Su mujer recibió un nuevo empujón cuando intentó acompañar el traslado de su marido, pero no se lo permitieron. Quedó tirada en el piso y hasta recibió un nuevo culatazo, previo a ingresarla a un saloncito de recepción que había. Cuando la derivaron a una habitación contigua, uno de los policías le dijo: “Mandaron al hospital a su esposo. ¿No escuchó las sirenas de la ambulancia cuando se fueron?”, le acotó con una marcada perversidad. Obviamente, Ramat nunca fue derivado a ningún hospital. A la madrugada, uno de los comisarios del lugar le reconoció que el ingeniero había muerto y le preguntó todos los datos. Quedó demorada hasta el 16 de junio, a las 19. Nunca pudo ir al entierro de su esposo. Le devolvieron la alianza de casamiento que tenía Ramat y uno de los más altos oficiales la miró a los ojos y le advirtió: “Olvídese de lo ocurrido; de lo que vio y pudo oír en estos días”. Cuando regresó a la casa se encontró que en la puerta de entrada habían quedado marcas de un total de veintiún disparos y otros boquetes en la pared, producto de la balacera. Varias de las balas fueron las que impactaron en el cuerpo de Ramat, quien falleció cerca de las 23 de ese día negro, por una “hemorragia interna por herida de arma de fuego, con destrucción de hígado”, según el parte médico firmado por Elba Grassi, quien hizo la autopsia correspondiente. Ramat quedó tirado en el suelo, moribundo, y nadie permitió que fuera atendido. Nunca se supo por qué lo asesinaron, aunque algunos obreros de la empresa reconocieron que el jefe de seguridad que estaba allí era un personaje nefasto, que había marcado a varios de los empleados, pese a que no tenían relación con ninguna agrupación política. Al cadáver se los dieron al otro día. La constancia policial fue firmada por el comisario Franklin Leonetti, quien al poco tiempo de tal hecho fue derivado a la Comisaría de Luján. El policía escribió que la muerte de Ramat había sido “a raíz de un enfrentamiento con fuerzas militares”. Y acotaba en el escrito: “El occiso va dentro de un ataúd perfectamente cerrado”.

(Más información en la edición gráfica de ANALISIS de esta semana)

María Servini

La jueza electoral María Servini dictó una medida cautelar por la cual ordenó al gobierno nacional abstenerse de hacer entrega de 114.000 planes sociales para desocupados. De esta forma, suspendió el pago del bono de $5.000.

Expedientes

Observaciones e impugnaciones a varios postulantes para las defensorías de Paraná.

Bordet instó a “llegar con las herramientas necesarias para asegurar el desarrollo”

Bordet instó a “llegar con las herramientas necesarias para asegurar el desarrollo”.

Norita Cortiñas

Entregaron la distinción este viernes al mediodía.

Citaron a indagatoria al exministro Aranguren y a Laura Alonso

Citaron a indagatoria al exministro Aranguren y a la titular de la Oficina Anticorrupción. (Foto: NA)

Interior rescindió un convenio con el municipio de Concordia y reclamó reintegro de dinero

Interior rescindió un convenio con el municipio de Concordia y reclamó reintegro de dinero. (Foto: El Entre Ríos)

Deportes

Superliga: River rescató un empate ante Arsenal en un partido a puro gol

El "Millonario" remontó un 1-3 en Sarandí y sumó un punto; ahora, piensa en la revancha por la Copa Libertadores ante Boca.

Pablo Aimar confirmó los convocados para el Mundial de Brasil

El DT del seleccionado argentino definió el plantel sub 17; el debut será el 28 de octubre ante España.

Básquet: a la espera de la Liga Argentina, Central Entrerriano se presentó en sociedad

El plantel del "Rojinegro" palpitó el debut del próximo domingo ante Ciclista Juninense (Foto: Central Entrerriano).

Judiciales

Citaron a indagatoria al exministro Aranguren y a Laura Alonso

Citaron a indagatoria al exministro Aranguren y a la titular de la Oficina Anticorrupción. (Foto: NA)

Dictaron 30 días más de preventiva para los dos imputados

Dictaron 30 días más de preventiva para los dos imputados.

Tribunales de Paraná

La determinación se tomó luego de la divulgación de imágenes de una menor de edad con cigarrillos en la boca.

Policiales

Crimen en Concordia

La mujer de 71 años estaba postrada en la cama y recibió varias puñaladas.

Estafas

Las estafas telefónicas siguen estando a la orden del día y piden estar alerta.

Cultura

Río Abajo

La cita es hoy a las 20.30 en el Casal de Catalunya.

Hospital de Día

Las propuestas se realizarán los días viernes por la tarde y por fuera de la actividad asistencial.

Opinión

Manifestantes

Manifestantes se refrescan en la fuente.

Emilia González Cian

Emilia González Cian es candidata a Defensora del Pueblo de Paraná.

VAR

Hay que revisar los sueldos publicados del Poder Judicial.

Nacionales

Dante Sica

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, explicó que había “pedido un refuerzo” para el programa “a partir de la emergencia alimentaria”.

Macri: "Hay escépticos en el círculo rojo que dieron por terminado todo en las PASO"

Macri: "Hay escépticos en el círculo rojo que dieron por terminado todo en las PASO".

Cartoneros en Argentina

Los números del INDEC derriban la teoría que dice que los pobres viven de los planes sociales: En los hogares pobres, el 70,5% de los ingresos totales provienen de ocupaciones laborales.

Provinciales

Bordet instó a “llegar con las herramientas necesarias para asegurar el desarrollo”

Bordet instó a “llegar con las herramientas necesarias para asegurar el desarrollo”.

Righelato

A fines de 2018, la Justicia lo condenó a tres años de prisión efectiva más inhabilitación absoluta perpetua.

Locales

Interior rescindió un convenio con el municipio de Concordia y reclamó reintegro de dinero

Interior rescindió un convenio con el municipio de Concordia y reclamó reintegro de dinero. (Foto: El Entre Ríos)

reparación caño calle Andrés Pazos

Se trata de una cañería de 75 milímetros ubicada en el tramo comprendido por calles San Juan y Corrientes.

Interés general

Trabajadores de la Construcción

Ante la paralización de una obra, trabajadores de la Construcción reclaman el pago del fondo de desempleo.

La nueva directora del FMI se reunió con Lacunza y Sandleris

La nueva directora del FMI se reunió con Lacunza y Sandleris.

Juan Domingo Orabona

Orabona destacó la gestión al frente del ISER y el acompañamiento de la Superintendencia de Seguros de la Nación.