Juan Carlos Lucio Godoy: “Las elecciones serán diferentes porque el mundo es distinto”

Juan Carlos Lucio Godoy

El ex diputado nacional y ex intendente de Concepción del Uruguay, Juan Carlos Lucio Godoy, analizó la realidad de la economía argentina y brindó definiciones respecto de las próximas elecciones legislativas.  

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Godoy sostuvo que “en Argentina se aprendió a convivir con la inflación y eso es un fenómeno raro porque la economía sigue funcionando dificultosamente, pero sigue andando; y además acá juega mucho un término que es la inflación generada por expectativas”.

“La emisión monetaria altera todo pero creo que también hay un lapicito corrector de precios permanente en la cabeza de la gente. Tiene tanto de técnico macroeconómico en relación con la emisión monetaria y el déficit del Estado pero también es una conducta social. En ese sentido me preocupa, me molesta y es una muy mala imagen para un país pero estamos acostumbrados a convivir con esto”, resumió.

Ante ello, reconoció que “el que pierde es la sociedad, el asalariado, el pequeño y mediano empresario que puede trasladar la suba de costos a los precios, y esto es claramente ajuste en términos técnicos económicos”. El ajuste no es un programa político económico con números y ecuaciones, sino que se ajusta de esta manera: por la incapacidad de compra que reduce la posibilidad de venta y la capacidad financiera. De este modo se produce un círculo vicioso y el achique de la economía y se mantiene el déficit fiscal que es la madre de la inflación”.

En ese marco, planteó que las distintas posturas confrontadas en los funcionarios de Economía del gobierno nacional “es lo que genera expectativas inflacionarias”. “Cuando cualquier operador o referente de un mercado o actividad económica ve ese conflicto dentro de un gobierno supone que las consecuencias serán negativas toma precauciones porque hasta puede visualizar colapsos o situaciones graves, pero además este conflicto interna esta afectando el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y eso genera esta anomalía. Esto es negativo en sí mismo tanto para la política como para la economía”, analizó.

En cuanto a las posibles soluciones para evitar que ciertos sectores, especialmente de alimentos, continúen con las remarcaciones de precios, consideró que “hace falta una sola condición y excluyente: una conducción política creíble en la sociedad, y mucho más si es consensuada, que haya una sociedad que visualice un equilibrio de largo plazo”. “Así cuando los ciudadanos tienen una idea de futuro con cierto equilibrio, con perspectivas de consumo más tranquila, sintiendo que se pueden alcanzar objetivos, eso tranquiliza y genera conductas diferentes. Y si a eso se le agrega una disminución del déficit –que es el planteo de (Martín) Guzmán y no le aceptan otro sector interno- son condiciones mínimas elementales”, aseveró.

Consultado por los aumentos de las naftas, analizó que “es un irresponsable creer que se defiende la economía de un país porque no aumenta una tarifa, y además YPF como tiene autonomía y autarquía porque es una empresa del Estado con socios privados tiene que seguir el ritmo de lo que está sucediendo en el sector petrolero y eso tiene sus consecuencias”. “En definitiva, lo único que puede acomodar esto sería una conducción política omnicomprensiva que pueda representar a toda una sociedad con pautas que generen confianza”, definió.

Proceso de elecciones

Respecto del análisis político, Godoy sostuvo que “hoy en día los partidos políticos han perdido vigencia como partidos con respeto en sí mismo y se necesitó de coaliciones para alcanzar grados de poder mayor, pero con grandes conflictividades por no saber cómo construir esas coaliciones”.

“Cambiemos mismo no supo construir la coalición, porque no hubo desde el principio mesas de conducción que cohesionen lo que es la organización política. Y lo mismo sucede ahora donde no hay una cohesión en el gobierno del oficialismo actual, lo que hay es una confluencia de distintos pensamientos y articular eso y sacar una síntesis que represente a todos cuesta mucho y de alguna manera es ir marcha atrás. Tenemos que aprender a hacer política de coaliciones que generen una estabilidad emocional y política que le de confianza a la sociedad argentina”, planteó.

En este contexto, sostuvo que “este año es diferente a otros años electorales porque el mundo es distinto y la vida cambió en todo el mundo y vamos a ver las consecuencias de esto en el pensamiento del pueblo argentino con las elecciones”.

No obstante, advirtió: “Tengo mis reparos en decir que el peronismo es más inteligente en términos de definiciones políticas. Creo que haber hecho una elección con la coalición que armó Cristina Kirchner –lo que sí fue un acto de inteligencia política- no implica que de forma permanente haya una inteligencia en el manejo de la cosa pública y lo estamos viendo en este momento con la conflictividad que existe. Eso demuestra que no hay una preocupación por mostrar inteligentemente una cohesión como corresponde. Aquí está todo como una ameba, pero confío en que la historia de los pueblos marca que hay procesos evolutivos y creo que las coaliciones van aprendiendo a convivir de otra manera”.

La actualidad en Entre Ríos

Respecto de la realidad provincial, sostuvo que “Gustavo Bordet es una buena persona, tiene intenciones parecidas a las que uno enuncia pero no tiene hoy la capacidad política –como no tiene ningún partido- para armar un proyecto integrador, integral y de largo plazo. Y aunque esto no me preocupa tanto, es lo que habría que hacer”.

“En lo macro se ha puesto la dosis de moralidad que se necesitaba en la provincia, pero no hago un seguimiento estricto de las situaciones de la provincia, porque la provincia en un país que no es federal en la realidad económica esta dependiendo de las políticas nacionales todo el día y todo el tiempo, incluso de las políticas sanitarias, y por suerte en el último tiempo se está despegando un poco y Entre Ríos debería seguir teniendo conductas para separarse”, marcó.

Por otra parte, consideró que “en términos políticos la última elección para Presidente después de las PASO Entre Ríos pegó un salto muy favorable para Cambiemos y eso significa que el gobierno provincial tiene que prestar atención a eso”.  

Por Luis María Serroels (*)
(Imagen: Alfredo Sábat-La Nación)

(Imagen: Alfredo Sábat-La Nación)