Alberto Fernández: “Cuando la economía se mueva todos van a verse beneficiados”

Alberto Fernández explicó cuáles serán primeras decisiones que adoptará en su gobierno, también dio señales sobre la economía que se viene y puso una prioridad: “No hay nada más urgente que la pobreza y el hambre”. (Fotografía Adrián Pérez).

Alberto Fernández explicó cuáles serán primeras decisiones que adoptará en su gobierno, también dio señales sobre la economía que se viene y puso una prioridad: “No hay nada más urgente que la pobreza y el hambre”. (Fotografía Adrián Pérez).

Alberto Fernández pasa el fin de semana largo en un campo en la provincia de Buenos Aires. Está en contacto con sus colaboradores, pero rodeado de mucho verde, un ambiente donde él puede despejarse y Dylan –su perro- correr a sus anchas. Tiene los lineamientos y las primeras medidas de su gobierno en la cabeza y, aunque trata de reservarse algunas sorpresas y elude confirmar nombres, ofrece importantes definiciones sobre el país que se viene después del 10 de diciembre. Está contento: “Tengo una gran alegría porque a partir de ahora que las cosas salgan bien dependerá de nosotros. Vamos a decidir nosotros y por lo tanto vamos a prestarle más atención a los que más sufren. Esa alegría está mezclada con una gran dosis de responsabilidad, pero también tengo tranquilidad porque sabemos por dónde hay que caminar”; expreso en la entrevista que brindó a los periodistas Felipe Yapur y Victoria Ginzberg del diario Página/12 y que se publicó en la edición de hoy.

A veces, hace una pausa antes de contestar, aunque casi siempre tiene la respuesta rápida, se sabe que está entrenadísimo en la tarea de hablar con periodistas. Ubica el momento en que se dio cuenta que sería Presidente: cuando Cristina Kirchner anunció que irían juntos en la fórmula que él encabezaría. “Sabía que íbamos a lograrlo porque ella lo pensó muy bien. Sentí que juntos íbamos a poder hacerlo, convocando a todos”.  Y tiene muy clara su prioridad: “No hay nada más urgente que la pobreza y el hambre”. Dice que cuando termine su mandato se cumplirán 40 años de Democracia y que le gustaría poder demostrar que era verdad aquel dicho de Raúl Alfonsín que señalaba que con la democracia se come, se educa y se cura. Además, adelanta una importante noticia sobre la legalización del aborto: “Va a haber un proyecto de ley mandado por el Presidente”.

 

-¿Cómo se siente ahora que tiene la responsabilidad de dirigir la Argentina?

-Contento, porque ahora depende de nosotros y no de otros. Que las cosas salgan bien dependerá de nosotros y eso era algo que reclamábamos. Queríamos tener la oportunidad y nos la dieron. Tengo una gran alegría porque sabemos que ahora vamos a decidir nosotros y por lo tanto vamos a prestarle más atención a los que más sufren, cosa que no pasó hasta ahora. Esa alegría está mezclada con una gran dosis de responsabilidad, pero también tengo la tranquilidad de que sabemos por dónde hay que caminar.

 

-Mientras tanto Macri está de descanso…

-Hace cuatro años que está de descanso.

 

-Pero a partir de esta situación ¿no está consumiendo usted parte de los famosos 100 días?

-Vengo a trabajar durante cuatro años y voy a poner toda la fuerza para que la gente esté mejor. ¿Qué son cien días? ¿Son días donde se le tolera cualquier cosa a un presidente? No, lo que quiero es tener cuatro años de una buena gestión. Si la gente me ve trabajar responsablemente me va a acompañar. Estoy seguro porque hablo con las mujeres y hombres de la calle, lo hago cotidianamente y todos me dicen que tienen ganas de ayudar. Lo que no tienen es ganas de ayudar a un vago que no los escucha, que no los entiende. No estoy consumiendo cien días, estoy trabajando en lo que los argentinos me dijeron que trabaje. Estoy cumpliendo con lo que prometí. No es que se puede decir una cosa como candidato y después hacer cualquier otra.

 

-Como “pobreza cero”.

-Pero yo no dije eso. Dije que voy a trabajar para que haya menos pobres. Lo dije antes y lo repito ahora. Voy a trabajar para que haya una mejor justicia, para unir al continente, para que la democracia se cure con más democracia. Sé que muchas veces digo cosas que a algunos no les gusta, pero lo digo honestamente.

 

-¿Cómo cree que puede afectar a su gobierno lo que está pasando en la región?

-Nos complica humanamente ver lo que los bolivianos están viviendo. Nos complica humanamente lo que ocurre en Chile. Es muy importante la unidad latinoamericana y toda interrupción democrática es un problema y complica la posibilidad de esa unidad.  Pero hay problemas serios en muchos lados. No sé cuántos muertos hay hoy en Bolivia, pero el vicepresidente (Álvaro) García Linera me dijo que era una cantidad muy importante. ¿Y qué hacen los organismos internacionales? ¿Qué hace Naciones Unidas? ¿Qué hace la OEA? ¿Qué están haciendo? ¿Cómo vamos a seguir avalando a una mujer que un día se le ocurrió autoproclamarse presidenta ante un Congreso vacío?

 

-¿Le llamó la atención que el gobierno argentino no haya querido calificarlo como golpe de estado?

-No, no me llamó la atención porque sé cómo piensan. Pero sí me avergüenza. Se lo dije al presidente, eso lo quiero aclarar. Hay otros problemas en Latinoamérica. Nos estamos olvidando de Ecuador, donde están deteniendo opositores bajo la falsa acusación de sediciosos. Nos olvidamos que hay un vicepresidente preso hace dos años y medio por un juicio inventado que se llama Jorge Glass. Están pasando muchas cosas que no se pueden dejar pasar por alto. Cuando hablo así dicen que mi política exterior se parece a la de Cristina. ¿Defender los derechos humanos? También me puedo parecer a Carter. La estabilidad democrática, como los derechos humanos los voy a defender siempre.  Cuando hablé con (el presidente de Chile) Sebastián Piñera, le dije que lo podía ayudar, sabía que estaba hablando con alguien que no piensa como yo pero igual le pedí que escuchara lo que está diciendo las chilenas y chilenos porque hace falta. Creo que en el continente debemos reconstruir la unidad. México toma ahora la presidencia de la Celac y ahí tenemos la posibilidad de reconstruir la unidad latinoamericana y el caribe.

 

-Parece complicado con un Bolsonaro desde Brasil confrontando en todo momento…

-No, yo no confronto con el pueblo de Brasil. Que Bolsonaro confronte con quien quiera.

 

-¿El golpismo retornó al continente?

-Golpe hubo en Bolivia y en el resto de los países son reacciones de pueblos que reclaman más progresismo. Eso hay que tenerlo claro. En Chile y en Ecuador reclaman más progresismo y en Perú también. En Bolivia también lo harán. No es verdad que tengamos un retroceso. Lo digo porque de lo contrario la gente se confundirá.  Los factores de poder de Bolivia nunca soportaron que Evo Morales, un indígena, gobierne ese país. Y a la luz de los resultados no sólo fue el mejor presidente, sino que es la primera vez que los bolivianos tuvieron un presidente que se les parezca.

 

-Puede afectar a nivel económico la posibilidad de que Brasil venda trigo por fuera de los aranceles del Mercosur.

-Brasil tuvo siempre una Cancillería que ha sido modelo en todo el continente. Yo espero que en algún momento la Cancillería de Brasil ponga orden.

 

-¿Y la relación con los Estados Unidos?

-Debe ser el vínculo que tiene un país como el nuestro con la primera potencia del mundo. Lo que hablábamos siempre con Néstor (Kirchner), una relación madura y de respeto y no de confrontación. Yo no creo que debamos confrontar con los Estados Unidos.

 

-¿Ese vínculo pasaría hoy por la negociación con el FMI?

-Por todo. El tema de la deuda es fuerte. Pero también hay argentinos que viajan a los Estados Unidos que nosotros debemos respetar y preservar, hay muchos argentinos viviendo allá. Hay muchas cosas.

 

-(Guillermo) Nielsen dijo que el proceso de renegociación de la deuda debe empezar cuanto antes. ¿Eso comienza el 11 de diciembre o ya comenzó?

-El proceso de renegociación debe comenzar, no sólo porque está pendiente sino porque Macri ha declarado el default de la deuda el día que anunció el reperfilamiento. Los calificadores de riesgo llamaron default técnico, con lo cual hay tenemos un problema que debemos resolver. Pero es una negociación y los tiempos hay que medirlos para lograr acuerdos cuando más nos convenga. Tampoco es cuestión de salir corriendo para firmar cualquier cosa y que después terminemos arrepintiéndonos.

 

-Nielsen parece ser uno de los encargados de esa negociación.

-Lo escucho mucho, pero estas cosas la decido yo. Creo que él está preocupado, yo también estoy preocupado por resolver esto. Pero no hay que correr detrás de los tiempos de los acreedores, hay que correr detrás de los tiempos de los argentinos.

 

-¿Entonces a Nielsen, lo confirmamos o no en el gabinete?

-Va a estar muy cerca mío sin ninguna duda. No sé dónde, pero va a estar cerca porque es alguien que valoro mucho. 

 

-Justamente Nielsen dijo en una conferencia en Miami que el problema que tiene la Argentina es de liquidez. ¿Cómo se resuelve?

-Hoy en la Argentina se venden solo 100 dólares por ventanilla. Lo que te están diciendo es que no que no hay más dólares. Si no hay más dólares hay que recuperarlos. Eso se consigue exportando y para eso hay que poner de nuevo en funcionamiento la economía. Es lo que en la campaña yo llamaba a encender la economía. Es eso. Ayer en la reunión de este Consejo contra el hambre, Daniel Funes de Rioja contaba que la industria alimenticia está produciendo a la mitad de lo que puede producir. Tiene el 50 por ciento de la capacidad instalada en desuso. Eso es tener la economía apagada. Pues tenemos que volver a encender la economía. Mis socios más importantes en el gobierno van a ser los que exporten. Porque los exportadores son los que traen divisas.

 

-¿Y habrá impuestos para ellos?

-En la Argentina que viene todos tenemos que hacer un esfuerzo. Lo tendrá que hacer el sector del petróleo, el minero y el del campo. Todos los que producen tendrán que hacer un esfuerzo. Me encantaría no cobrar retenciones, pero le hubieran dicho a Macri, que me va a dejar 5 o 6 puntos de déficit fiscal. Díganme cómo quieren que tenga déficit cero sin mejorar mis ingresos. Una parte lo voy a mejorar haciendo crecer la economía, pero en un primer momento van a tener que hacer un aporte todos.

 

-Uno de los grandes desafíos es la inflación ¿Cómo se combate?

-Macri pensó que la inflación se combatía bajando el consumo. Y dijo si bajo el consumo, bajo la demanda y los precios bajan. Y cómo bajo el consumo: no dando aumentos de salarios y además les saco a los bancos el dinero para que no lo presten y así inventó la Lebacs y las Leliq pagando tasas siderales en cada momento. El resultado es que lleva cuatro años con esa idea. Y en los cuatro años no funcionó. En conclusión, a esta altura lo que tenemos que pensar es que hay otras razones por las cuales los precios aumentan en la Argentina.

 

-¿Cuáles serían?

-Hay algo que los economistas llaman la inflación autoconstruida que son componentes psicológicos. Si Clarín publica en tapa que voy a dar un aumento del 35 por ciento de los salarios, mucha gente para prevenirse aumenta 10 o 15 por ciento de los productos.  En la Argentina la inflación autoconstruida es un problema muy serio, pero no está solo en los grandes productores sino en el que tiene un kiosco o un negocio. Hay un segundo componente y es la concentración de la economía. Y eso sí es un tema para estudiar porque la concentración no sólo existe en materia de telecomunicaciones. La economía también se concentra. En sectores como la panificación el 80 por ciento está en manos de un operador. En el sector lácteo donde casi el 100 por ciento está en manos de dos. En el sector cervecero donde todo está en manos de tres operadores

 

-¿Qué proyectos de ley prevé enviar al Congreso para el período de sesiones extraordinarias?

-Hay varios y ya los estamos trabajando. Pero por las dudas que sea cierto lo de los cien días me lo guardo para ese momento. Hay que hacer un Presupuesto de verdad porque el que envió el gobierno es una gran mentira. Por ahora lo que puedo decir es que nosotros estamos viendo es mandar un paquete de leyes que resuelve este tema y va a funcionar el Congreso lo que queda de diciembre.

 

-Los jubilados lo están esperando.

-Y tienen razón porque hay que empezar a ordenar la suerte de los jubilados. Y hay que buscarle modos. Y yo me comprometo a que no paguen más medicamentos. En eso me comprometo.

 

-En estos cuatro años también fue muy castigada la clase media. ¿Prevé alguna medida para este sector?

-Los sectores medios que se ven castigados son básicamente los comerciantes y algunas pequeñas y medianas empresas. Cuando la economía se mueva todos van a verse beneficiados y hay que trabajar en ese sentido. Hay que hacer una clase media más poderosa en Argentina.

 

-¿Una modificación del mínimo no imponible a ganancias?

-Lo que es razonable es que alguien que vive de un sueldo no pague ganancias. Pero, también es razonable es que un país no tenga seis puntos de déficit fiscal. Todo es razonable. Hay que ir viendo cómo se van compatibilizando poco a poco las cosas. Hay que tener un objetivo: que es que el un sueldo no pague impuestos a las Ganancias. Porque el impuesto a las ganancias se llamaba impuesto a las rentas. Y el que vive de un sueldo no vive de las rentas de su trabajo. Hay que ir poco a poco sacándolos como sujetos de imposición del impuesto y corrigiendo poco a poco el déficit.

 

-¿Qué ocurrirá con los deudores de créditos UVA?

-Ese es un problema, pero ya lo vivimos ya lo vivimos. Cuando llegamos al Gobierno en 2003 había cuatro mil campos hipotecados a punto de ser ejecutados por deudas impagas y lo resolvimos. Con la misma lógica vamos a tener que resolverlas. Daniel Lipovetsky tenía un proyecto de ley sobre alquileres y otros deudores de UVA, así que le pedí que lo rescatemos para ver qué solución podemos encontrar por esa vía.

 

-¿La reconstrucción del país que tiene que hacer tiene alguna semejanza con 2003?

-Macri me ha metido en el túnel del tiempo y después de dar vueltas por el espiral terminé cayendo en los años de Néstor. Aunque sin Néstor, pero con Cristina. Vivo un déjà vu. Esto será como volver al futuro, las situaciones son muy parecidas. Muchos me dicen que el contexto internacional nos perjudica. Pero no estoy muy seguro de eso y hasta creo todo lo contrario.

 

-Además del tema Bolivia, hubo algún contacto para la transición

-Sobre este tema está hablando Santiago Cafiero con algunos ministros. Pero la transición también es una fantasía. Vamos a hablar claro. El otro día lo hablaba con Macri que en el contexto que vive el continente tenemos la suerte de que todo transcurre en un clima de cordialidad de paz, de no enfrentamiento y debemos garantizar que eso sigue igual. Pero el traspaso es una ficción, es contarte lo que quedó después de cuatro años.

 

-¿Se imagina a Macri como líder de la oposición?

-Me cuesta imaginar un futuro de Macri sinceramente.

 

-Y cómo se imagina a la oposición porque por ejemplo siempre estaba el estereotipo de que el peronismo no era una oposición responsable, aunque en estos cuatro años se vio otra cosa.

-Si la Argentina no explotó en mil pedazos es porque tiene intendentes y gobernadores peronistas que contuvieron a los que menos tienen como no los contuvo el Gobierno nacional. Tampoco estalló porque tuvieron organizaciones sociales.

 

Seguridad

 

Entre los cambios que Alberto Fernández planea implementar a partir del 10 de diciembre figura una reforma para que Seguridad deje de ser un Ministerio y haya un Consejo de Estado de la Seguridad donde haya participación o control parlamentario. 

 

-Lo que se llamó la doctrina de Chocobar, el protocolo de seguridad, se tradujo por ejemplo en la persecución de sectores relacionados con los pueblos originarios mapuche. ¿Cómo se transforma eso?

-El problema de la seguridad siempre está ligado a la desigualdad. Despotricar contra la desigualdad no quiere decir que todos seamos iguales. Quiere decir que todos tengamos oportunidades de crecer y avanzar. En la Argentina son muy pocos los que tienen esa oportunidad. Las sociedades que menos crímenes tienen son las sociedades más iguales, no las más ricas. Estados Unidos es una sociedad muy rica pero muy desigual y tiene un índice de crímenes enorme. En Noruega, Finlandia o Suecia la igualdad es mucho más clara y los crímenes decrecen. Mientras no ataquemos la desigualdad, el problema del crimen no se va a resolver con más penas y con pistolas electrónicas ni autorizando a Chocobar a disparar por la espalda. Esa es toda una ficción. Este fue un gobierno de ficción. Llegaron con el marketing y se van con el marketing.

 

-¿Qué va a pasar con los protocolos de Patricia Bullrich?

-El protocolo de seguridad antipiquetes ¿cuándo se aplicó en Argentina? Nunca. Era marketing. Gracias a Dios que no se aplicó. Se escriben cosas que no se van a cumplir y otras cosas se escriben malamente y sí para cumplirlas. Cuando cambian el protocolo y se autoriza a un agente de policía a disparar por la espalda a alguien que se está escapando, que fue lo que se hizo después de Chocobar, lo hacen para que ese policía pueda argumentar que actuaba en cumplimiento de un deber. Es una causa de justificación que le quita responsabilidad. Porque no pueden decir que actúan en legítima defensa si alguien se está escapando y le disparan por la espalda. Por eso cambiaron el protocolo, para proteger a los asesinos que tiran por la espalda. Eso hay que decírselo a la gente. Y hay que explicarle que les están mintiendo y que estaban protegiendo asesinos. Porque cuando vos le ponés una pistola en la cintura a una persona, tiene que entender la responsabilidad que tiene. Tiene que entender que eso se desenfunda excepcionalmente, no ante el primer riesgo. Toda la política de seguridad fue una mentira. Toda, toda, toda. Pueden hacer acuerdos con la CIA, con quien quieran y hacernos creer que han combatido el narcotráfico, pero nunca hubo tanto tráfico de drogas como ahora. Si le han ganado al narcotráfico, ¿por qué cada día se vende más droga en Argentina? Porque no le ganaron. Porque agarran algunos kilos de cocaína, los queman en un incinerador y hacen creer que están terminando con la droga. Mentiras, mentiras. Hay que hablar en serio. Porque el problema de la inseguridad lo padecen los pobres, no lo padecen los ricos. La inseguridad la padece el que toma un colectivo o un tren y anda por la calle en bicicleta. No la padezco yo que me subo a mi auto, salgo de un garaje y entro a otro garage. La padece el que anda por la calle. Tenemos que terminar con esa mentira de Patricia Bullrich. Las fuerzas de seguridad actúan de acuerdo a quienes manden. Actuaron de un modo con nosotros y actuaron de otro con Patricia Bullrich. Vuelvo a lo que decía Jauretche, mi abuela y tantos otros: “La culpa no es del chancho sino quien le da de comer”.

 

Prioridades

 

-¿En qué momento se dio cuenta que iba a ser Presidente?

-A eso de las siete de la tarde del 27 de octubre (ríe). Cuando Cristina me lo dijo yo sabía que íbamos a lograrlo porque Cristina lo pensó muy bien. Sinceramente vio lo que yo no vi. Y yo solo ahí dije bueno. Si Cristina hace esto sólo me queda confiar en lo que ella ha visto. Quiero ser franco: ella lo anunció un sábado a las 9 de la mañana y hasta el viernes a la noche traté de convencerla de que hagamos las cosas de otro modo. El mérito es de Cristina. Absolutamente. Pero sentí que juntos íbamos a poder hacerlo, convocando a todos. ¿Sabe qué frase más recuerdo de todas las que dije dije? La del cierre del discurso que había en la calle el día que ganamos: `Durante cuatro años oí decir no vuelven más. Pero una noche volvimos para ser mejores`.

 

Habló del hambre como prioridad, está el tema de la deuda, por fuera de eso, ¿cuáles son las otras cosas urgentes?

-Nada hay más urgente que la pobreza y el hambre. Si digo que la deuda es tan importante como la pobreza y el hambre ya empiezo a condicionar.  Todo lo que hagamos todo lo que hagamos nosotros tiene que ser para terminar con la pobreza y el hambre. Después hay otras urgencias de otro tipo: la deuda, la Justicia, la educación. Devolver la ciencia y la tecnología al lugar que corresponde.

 

-¿Cuál quisiera que sea su legado?

-Cuando yo termine mi mandato se van a cumplir 40 años de democracia. Me encantaría demostrarles a los argentinos que Alfonsín tenía razón: que con la democracia se cura se educa y se come.

 

-¿De los años que estuvo con Néstor Kirchner en el gobierno le quedó algo pendiente?

-Los cuatro años con Néstor son cuatro años inolvidables. Ojalá pudiera volver a vivirlos. Cuando yo era chico y militaba en el colegio y me preguntaban cuál era mi sueño yo siempre me acuerdo que tenía una costumbre que era sacar una birome y decía que con esta lapicera firmaré cosas que le cambia la vida a la gente. Yo ya lo cumplí con Néstor. Ojalá ahora vuelva a cumplirlo por segunda vez.

Macri video despedida

El documental titulado "Momentos", dura casi 50 minutos y fue grabado en tres encuentros entre junio y noviembre de este año.

Ángel Giano

"El gobernador me dijo que la idea es tener una gestión superadora, trabajar con el gobierno nacional en todo lo que refiere a energía, puertos, desarrollo de las economías regionales", reveló Giano.

Francisco Morchio

Morchio dijo que su objetivo es "ser una oposición que no ponga palos en la rueda, que sea ubicada pero que marque todo lo que entendemos que el Ejecutivo esté equivocado o vemos que se desvía el camino".

Gas

Prometen no aumentar las tarifas en los próximos meses.

Calor

Pronostican temperaturas máximas que van desde los 36º a los 40º.

Deportes

Rusos

El deporte ruso sufrió una durísima sanción este lunes.

Flotta

Flotta realizó su análisis semanal del fútbol grande de la Argentina.

Karting

En Villaguay se bajó el telón del calendario 2019 del Karting Entrerriano.

Judiciales

Susana Medina

Susana Medina será la oradora de cierre en el Vaticano de la “Cumbre de juezas y fiscales africanas sobre la trata de personas y la delincuencia organizada”.

Hernán Viri

“Idoneidad técnica, jurídica y moral, independencia de criterio y compromiso con los valores democráticos y los derechos humanos”, fueron las características que describen al juez Viri según destacó el vicepresidente segundo de la Cámara Federal de Bahía Blanca, Pablo Larreira.

Municipalidad

La Justicia resolvió que la Municipalidad de Paraná debe reincorporar a agentes trans.

Policiales

Homicidio en Paraná

Un hombre de 32 años fue acribillado a balazos, por dos personas en moto, en barrio kilómetro 3 de Paraná.

boqueteros Día

Sonó la alarma, pero la misma es monitoreada desde Buenos Aires y desde la Policía confirmaron que en ningún momento alertaron a la fuerza para que interviniera.

Jefatura Departamental Gualeguaychú

Amenazaron con armas de fuego a todas las personas que estaban en la oficina, les sustrajeron las pertenencias personales y se llevaron dos bolsas y un sobre con dinero.

Cultura

Suma de Voluntades

Este año se redactaron 960 cartas de diversos barrios de la zona oeste de la ciudad.

Programa Universitario de Prácticas Integrales en Cárceles

Habrá dos funciones, esta tarde a las 15 y a las 18 en la ciudad de Paraná.

Matilda

Los rosarinos se presentarán el viernes en La Vieja Usina.

Nacionales

Armado de escenario

Se prepara el escenario para los festejos de la asunción de la fórmula Fernández-Fernández.

Mauricio Macri despedida del gobierno

Macri junto a Pichetto y Awada se despidió de la gente en Plaza de Mayo, a días de dejar el gobierno.

Provinciales

Sergio Kneeteman

Sergio Kneeteman admitió que “quedan muchas asignaturas pendientes” en la Cámara de Diputados.

Franco Ferrari

Franco Ferrari asumirá al frente de la Secretaría General de la Gobernación.

Locales

IAPV entrega viviendas Concepción del Uruguay

Las 80 viviendas están destinadas al sector docente.

Asamblea Ciudadana contra las drogas de Gualeguaychú

La Asamblea Ciudadana contra las drogas de Gualeguaychú pidió medidas a la Justicia.

Etienot y Zoff

Etienot y Zoff se reunieron con el personal del cuerpo legislativo.

Interés general

Anses

Comenzó el pago de haberes a jubilados, pensionados y beneficiarios de asignaciones.

FCE-UNER

La facultad permanecerá cerrada desde las 13 horas de este lunes hasta el mismo horario del día martes.