Moine: “No creo que el nuevo Gabinete nacional modifique absolutamente nada”

Mario Armando Moine

"Me duele que el peronismo representado por el kirchnerismo haya perdido tanto apoyo en la provincia de Entre Ríos”, afirmó Moine.

El ex gobernador de la provincia y ex intendente de Paraná, Mario Moine, analizó el resultado de las PASO y la posterior crisis institucional que se generó en el gobierno de Alberto Fernández. También habló de la realidad económica de la provincia y criticó el freno de ciertos abogados entrerrianos a las causas de corrupción.

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Moine planteó que “partiendo de la base de los problemas profundos que tiene Argentina, no de hoy sino de 20 o 30 años, no creo que este nuevo Gabinete modifique absolutamente nada” y opinó que “no es un problema de tener un Gabinete de hombres, es un problema a resolver en muchos aspectos lo que hace a la vida de los argentinos, con lo cual personalmente no me genera ningún tipo de esperanzas de que esto vaya a cambiar”.

En ese sentido, admitió que “lo que se pudo ratificar en los últimos 10 días es lo que desde el cuarto o quinto mes de gobierno de Alberto Fernández se comenzó a especular: que Cristina tenía una intervención que iba mucho más allá de lo que habitualmente una vicepresidenta puede acompañar, sugerir, en un gobierno nacional”.

“En Argentina estamos acostumbrados a ver un presidente fuerte, que conduce, y por supuesto esto desencadenó en los últimos meses un hecho inusual en la vida política de cualquier país democrático: que la vicepresidenta le marque el camino al presidente, y no lo haga en una oficina de manera privada y reservada sino que sea de forma pública, terminantemente. De este modo, en dos años tenemos un presidente totalmente devaluado, que le va a hacer muy difícil continuar la gestión, y va a ser muy difícil que Cristina Fernández de Kirchner vaya a cambiar en su manera de ser”, razonó.

En ese marco, analizó que “uno de los problemas fundamentales que tiene el país es la inflación. Desde el 2008 hasta el 2021 que terminará en el 50%, el promedio de inflación en Argentina va a ser del 32%. Han pasado 14 años, tenemos un ministro de Economía que nos dice que el proceso inflacionario va a ir decreciendo paulatinamente  y esto no sucede ni va a suceder, ya que la inflación del año que viene va a ser mayor a la actual; supongo que se irá al 60 a 65% porque está atrasando el dólar lo que implicará en los próximos meses que las importaciones van a tender a disminuir. Y por otro lado hace años que le estamos financiando a la provincia de Buenos Aires y la Capital Federal las tarifas de electricidad y de gas”.

Al respecto, sostuvo que “el sentido de esto es político, porque el bastión del kirchnerismo es la provincia de Buenos Aires y lo que hacen es atrasar tarifas y boletos de transporte creyendo que con eso van a mantener poderío político y ganar las elecciones solo con provincia de Buenos Aires, y ahora el tiro les salió por la culata”.

“Seguimos desde hace 10 años con un déficit de 15.000 millones de dólares anuales que venimos financiando con créditos del exterior, y ahora como no tenemos más crédito internacional se genera el proceso inflacionario a través de la emisión, de hacer plata. Y la realidad es que no se puede sostener un país creyendo que todos los años vas a imprimir 15.000 millones de dólares y no va a pasar nada. El dólar blue hoy está marcando el problema que tenemos por la emisión que hay, así que no hay ningún elemento que nos pueda dar esperanza de que el año que viene no sea mayor la inflación. Porque además no pocos gremios acordaron porcentajes del 30, 35, 38% de aumento y la inflación va a terminar en el 50, con lo cual al final de 2021 en Entre Ríos los empleados púbicos van a haber perdido entre el 15 y el 20% de su poder adquisitivo”, describió el dirigente.

Agregó que “la experiencia de tomar créditos en el FMI siempre terminó mal, porque los créditos están condicionados y así la política económica de un país esta manejada desde el exterior sin conocimiento de los burócratas de turno de lo que pasa en todos los aspectos de la vida de ese país, por lo tanto estábamos condenados al fracaso. Pero con la toma de crédito  (Mauricio) Macri buscó evitar imprimir, porque cuando recibe su gestión lo hace ya con 15.000 millones de dólares y lo quiso ajustar poniéndole a las tarifas el valor que les corresponde. El error no fue actualizar las tarifas sino hacerlo de una manera tan grosera, que por supuesto incidió en el descontento de la gente”.

“Además ahora tenemos un gobierno que fue condicionado por el Covid y tomó una serie de decisiones tanto a nivel nacional como provincial en el desconocimiento de cómo tratar la pandemia, pero se excedió  porque cerró las actividades económicas completamente durante dos o tres meses, y eso generó una caída del Producto Bruto de 10 puntos lo que hizo que el empobrecimiento creciera mucho”, señaló. 

Del mismo modo, describió la situación de Entre Ríos “con la deuda que tomó el gobernador (Gustavo Bordet) que con intereses y todo son 730 millones de dólares y cuando se vaya el 11 de diciembre le deja a la próxima gestión 600 millones y en ese 2024 el futuro gobernador tendrá que pagar 130 millones de dólares. Sé que algunos gobernadores, incluido Bordet, han comenzado a gestionar ante el presidente la posibilidad de que la Nación tome la deuda de las provincias y las financie a 15 o 20 años, que es lo que podría pagar la provincia. As es que tenemos tantos problemas a nivel nacional como a nivel provincial”.

Asimismo, Moine se refirió al planteo económico de Martín Guzmán y apuntó: “Hace falta tres o cuatro años de un esfuerzo mancomunado de todos los sectores. Lo primero que hay que hacer es terminar con la inflación. Se plantea la necesidad de incrementar el consumo, y eso lo está haciendo el kirchnerismo con impresión de billetes pero eso nos lleva a más inflación. La salida es por dos caminos: primero mejorando ostensiblemente el perfil exportador y segundo bajando la inflación al 4 o 5% como todos los países de Sudamérica, para que de esta forma vuelva a funcionar la herramienta del crédito”.

Como resumen criticó duramente a la clase gobernante de todos los sectores políticos: “Ojalá que Dios me permita en los próximos 10 años ver un gobierno que asume, le agradece al gobierno que se vaya y no le hecha culpas. La clase política tiene que entender que si se propone para un gobierno nacional, provincial o municipal tendrá problemas a resolver, y si se mete en la campaña que busque los caminos para solucionar esos problemas. Estoy podrido que hace 15 años en Argentina cada partido político o cada frente que asume le echa la culpa al anterior.  Y eso es por el nivel de mediocridad que tenemos en la política argentina”.

En cuanto al actual gobierno, reflexionó: “Más allá de la brutal improvisación de Cristina, Alberto Fernández ganó en 2019 porque le comunicó a todos los gobernadores peronistas y al Partido Justicialista que el candidato sería Alberto Fernández. En seis meses terminó ganando las elecciones gracias al esfuerzo que hicieron de juntar a todo el peronismo. Pero qué proyecto de país tenía si él soñaba con ser embajador en España? Ninguno, no había ningún tipo de proyecto de país. Y el pueblo votó pensando en un hombre que no se iba a radicalizar y que había criticado profundamente a Cristina Kirchner”.

Ante ello, dijo que “lo que se buscó en todo este tiempo, y ahí es donde pierde el Presidente el respeto de los argentinos, es ver cómo se condicionaba a la justicia argentina para que todas las causas de corrupción que tiene el kirchnerismo encontraron un camino para que proscribieran, se perdieran o encontraran jueces amigos que las llevaran en el tiempo”.

Sobre esto, sostuvo que el Presidente “se desgastó por la defraudación que le hizo a millones de argentinos, no solamente a los que son opositores del kirchnerismo sino a mucho peronistas como yo que vimos que el juego de Cristina fue poner a Fernández con la condición de que en la Justicia se haga lo necesario para que todos los juicios pasen a mejor vida, y eso no se logró hasta ahora, y menos se va a lograr en adelante”.

Cuestionó en ese aspecto “lo que pasa en la provincia de Entre Ríos, con lo que hacen no pocos abogados defensores que ponen cada día una piedra para que no comience el juicio de los contratos truchos o los que tiene (el ex gobernador y actual embajador, Sergio) Urribarri”. “Como abogados tienen que hacer todo lo posible por su defendido y utilizar todas las herramientas, pero el nivel de herramientas que han utilizado habla a las claras que son culpables”, apuntó.

Por último, Moine analizó las perspectivas del justicialismo tras las elecciones generales y opinó que “la diferencia que hubo a nivel nacional y provincial no se va a dar en la misma proporción, no habrá tanta diferencia, va a achicar el peronismo porque van a poner toda la fuerza y la militancia posible, y además porque ya se llegó a un casi 50% de personas vacunadas con dos dosis y al 90% de personas vacunadas con una dosis y esto permite a las actividades económicas volver a la normalidad lo que generara un cierto crecimiento económico con mejores perspectivas”.

Advirtió que “de todas maneras en Entre Ríos por más esfuerzo que haga (Enrique) Cresto la diferencia se mantendrá muy alta, es posible que en vez de 20 puntos termine en 15 o 16 puntos. Es posible también que en Entre Ríos el peronismo kirchnerista que tenemos, porque obedecen en todo así que no podemos hablar de peronismo en la provincia tenga que buscar un cambio y ojalá que sea a través de las PASO”.

Reveló que “en un momento, cuando parecía que (Rogelio) Frigerio no iba a tener contrincante personalmente me encargué de hablar con algunos radicales para fomentar la necesidad de tener internas y eso fue muy bueno. (Pedro) Galimberti hizo una muy buena elección, siendo que salió de una ciudad chica y que no era muy conocido en toda la provincia”.

Explicó que “el radicalismo después del ex gobernador Sergio Montiel no ha tenido un hombre convocante” pero valoró que “Galimberti es un profesional, abogado, está teniendo una buena intendencia, es muy llano y sincero, tiene un perfil muy interesante y es probable que en los próximos años se transforme en un hombre del radicalismo que más se consulte”. “Además ahora la fórmula se fortaleció porque están los dos candidatos juntos. Y en contraposición me duele que el peronismo representado por el kirchnerismo haya perdido tanto apoyo en la provincia de Entre Ríos”, concluyó.

Deportes

Playa

El programa “Playa Activa” comenzará este sábado en el Balneario Municipal.

Lamboglia

Heber Lamboglia analizó lo que fue su fin de semana en la Fórmula Renault Plus.

Sebastián Sosa Sánchez

Sebastián Sosa Sánchez le agradeció al hincha de Patronato el reconocimiento al esfuerzo.

Boca-Godoy Cruz

Boca lo dio vuelta y le ganó a Godoy Cruz para seguir prendido en la Liga Profesional de Fútbol.

Huracán goleó a Banfield a pocos días del clásico con San Lorenzo

El Globo se impuso con autoridad en el Florencio Sola y dejó atrás la derrota con Boca.

Estudiantes le empató en el final a Atlético Tucumán, el próximo rival de Patronato

El Pincha alcanzó un empate sobre el cierre del partido ante el Decano.

Cultura

Fontelles en su taller de Casa Boulevard, en una de sus tantas facetas como artista. Foto: ANÁLISIS

La cita es el jueves 28 de octubre a las 16, en la Escuela de Música, Danza y Teatro.

La actividad estará a cargo del reconocido percusionista Mariano “Tiki” Cantero.

Fue sancionada en la provincia la Ley de Teatro Independiente

El Senado entrerriano sancionó la Ley de Teatro Independiente.

covid control vial y sanitario

Aún no se declaró que exista circulación comunitaria porque son bajos los casos pero alertan a reforzar protocolos para evitar contagios en la provincia.

Locales